Inicio La Pampa "El nivel de pobreza es alarmante"

«El nivel de pobreza es alarmante»

INTENDENTE PREOCUPADO POR CIFRAS "ALARMANTES"

Cifras preocupantes de los informes: hay un 36% de la población bajo la línea de pobreza. Di Nápoli dice que es prioritario el trabajo mancomunado de las tres patas: Municipalidad, Provincia y Nación.
«Los niveles de pobreza e indigencia en el conglomerado Santa Rosa-Toay son realmente alarmantes», sostuvo el intendente municipal Luciano Di Nápoli, Dijo que los últimos informes estiman que «hay un 36 % de la población en la línea de pobreza, y más de 11 mil ciudadanos debajo del nivel de indigencia».
Al mostrar su gran desvelo por el tema, y a modo de «comparación», definió que es sumamente preocupante que la cantidad de indigentes en el conglomerado Santa Rosa- Toay sea más grande que la población total de la mayoría de los pueblos de toda la provincia».

«Va a llevar años».
No obstante el jefe comunal afirmó que «a pesar de todo» es «muy optimista acerca de que se puede salir adelante. No creo que se solucione todo rápidamente, y somos conscientes que al igual que con la emergencia sanitaria, hay obras que van a llevar muchos años y que seguramente excedan a nuestra gestión. Pero entendemos que hay que empezar a poner la maquinaria a andar para que las soluciones comiencen de una vez a aparecer».

La emergencia.
Se refirió también a las ordenanzas elevadas por el Ejecutivo Municipal al Concejo Deliberante para tratar una prórroga de la declaración de emergencia sanitaria en la ciudad y sumar además las declaraciones de emergencia en materia social y del servicio de transporte urbano de pasajeros. En ese sentido explicó que «desde que asumimos el pasado 10 de diciembre ya había una emergencia declarada en la ciudad, que era muy profunda y tenía que ver con la emergencia sanitaria, que ya venía declarada tanto por la gestión anterior y también por la Cámara de Diputados de la Provincia».
Agregó que «había otra emergencia que nosotros entendíamos que había que declarar y era sumamente importante por el contexto que atraviesa nuestra ciudad y es la emergencia social y económica».

Acelerar trámites.
«Por eso la enviamos al Concejo Deliberante apenas asumimos el día 11 de diciembre, y gracias al trabajo de todos los concejales y concejalas de todos los bloques, se aprobó por unanimidad», puntualizó el intendente.
En ese marco, explicó que las declaraciones de emergencia son una herramienta más que importante porque permiten acelerar los procesos administrativos y los tiempos burocráticos necesarios para comenzar a resolver los problemas más urgentes de la ciudad.

Aporte conjunto.
Di Nápoli, en un momento de la entrevista que le dio a Radio Municipal (FM 94,7), expresó que «para comenzar a encontrar una perspectiva de solución» a las situaciones de emergencia de Santa Rosa «será prioritario el trabajo mancomunado y organizado entre las tres patas del estado, Municipio, Provincia y Nación. No hay municipio que se pueda desarrollar bien sino se desarrolla la provincia y el país en general».
Destacó que la Universidad Nacional de La Pampa, en esas circunstancias, puede dar un valor agregado. «Me parece que es el camino a seguir», completó.

Estaciones de bombeo cloacal.
El intendente también hizo hincapié en la vital importancia de las obras que anunció recientemente el gobernador Sergio Zilliotto para la ciudad de Santa Rosa. Así mencionó la pronta licitación de los trabajos de reparación y acondicionamiento de las dos estaciones de bombeo cloacal, EB1 y EB2. Informó que se obtuvo el compromiso del gobierno provincial de en los próximos 90 días licitarlas por un monto que supera los 300 millones de pesos por cada una de las estaciones.
Finalmente Luciano Di Nápoli dijo -parafraseando al gobernador Sergio Ziliotto- que «para comenzar a resolver las cuestiones de la ciudad necesitamos un país normal; un país que federalice el discurso y las obras».

«Una buena sinergia»
El intendente Luciano di Nápoli tuvo una expresión de elogio para los recientes programas en la ciudad con gran afluencia de público y movimiento económico, actividades de la que formaron parte el municipio y distintas instituciones sociales y empresas del medio.
Así mencionó el Festival de las Calles, impulsado a través de la Cámara de Comercio; la Correcaminata «Por Mil Sonrisas» en la que intervinieron también firmas comerciales de la ciudad; y destacó especialmente la vuelta a la Plaza San Martín de la Feria Navideña, que aglomeró a más de 300 artesanos y manualistas de la ciudad y de distintas provincias del país desde el 19 al 24 de diciembre.
«Fue clave una buena sinergia entre el Estado provincial, el municipal y el sector privado, para organizar estos eventos que por suerte fueron muy bien aceptados y contaron con una concurrencia masiva del público, y que además generaron actividad económica», reflexionó.
Sobre la Feria Navideña remarcó que «para nosotros fue una reivindicación, poder hacer entender a la gente que se podía hacer en la Plaza de forma ordenada. Muchos nos decían que no se podía, porque no entraban, o porque se iba a cortar la luz o que se iba a ensuciar mucho, y la verdad es que se realizó una feria ejemplar. Los feriantes terminaron muy felices porque vendieron el triple de lo habitual en el Paseo Ferial, espacio en el que se van a seguir haciendo las ferias en forma mensual. Pero creemos que la de Navidad, que es la que hacía 35 años se llevaba a cabo en la Plaza San Martín, debe seguir siendo en ese lugar emblemático de la ciudad», concluyó.