miércoles, 13 noviembre 2019
Inicio La Pampa El pampeano que volcó le hará juicio a VN

El pampeano que volcó le hará juicio a VN

POZOS EN LA RUTA 151

(25 de Mayo) – No son los mejores días en la vida de Diego Namor, el vecino de esta localidad, que el miércoles volcó en la ruta nacional 151 cuando iba a Neuquén a recibir prestaciones médicas. Ayer le contó a LA ARENA que tiene 90% de discapacidad y mantiene un litigio con OSDE. Pero centró sus críticas a Vialidad Nacional por el deplorable estado del citado corredor vial. ¿Cuántos muertos más quieren ver para arreglar la ruta?, se preguntó a modo de reclamo.

El accidente.
Diego asegura que está vivo de casualidad. «Yo venía -en su Toyota Corolla- detrás de un automóvil azul, y delante de él iba un camión tanque. De frente lo hacían dos camiones, y de pronto una camioneta petrolera empezó a pasarlos mal. Entonces el camión tanque -que circulaba por la misma mano del veinticinqueño- hizo una maniobra para esquivarlo, el auto que iba adelante mío frenó de golpe, y yo hice una maniobra para esquivarlo. Ahí agarré al menos dos pozos enormes que me rompieron un extremo de dirección y el auto arrancó para la banquina donde empecé a volcar. Los camiones que venían de frente no me agarraron de milagro. Me salvé porque venía bien atado. Debo agradecer a Dios que estoy con vida», relató.
«La bronca mía es que Nación dice que las rutas son un billar, pero acá si esquivás un pozo agarrás otros, y no es de ahora. ¡Cuántos muertos más quieren que haya para empezar a arreglar esta ruta! Le voy a iniciar un juicio a Vialidad Nacional», afirmó.

Caranchos.
En la charla Diego reveló un daño colateral que sufrió. «Cuando tuve el accidente llamé a mi hermano para que me lleve a Neuquén porque tenía que hacer unos estudios y trámites. Llamé al seguro y no vinieron a buscar el auto, así que lo cerré y lo dejé ahí donde volqué. Creí que la policía lo iba a custodiar, pero cuando volvimos, me encontré con que me habían roto unos vidrios y me robaron. Se llevaron dos auxilios, la batería, una caja de herramientas, una amoladora, una soldadora, dos pares de zapatillas. Hasta los cabezales de los asientos se llevaron», se lamentó.

Lucha vital.
Namor le contó a LA ARENA su padecer. «Hace varios años que me hago hemodiálisis. Me faltan los riñones, tuve un ACV que me produjo parálisis, tengo problemas en mis rodillas, tengo un 90% de discapacidad. Oportunamente hice una presentación judicial para que OSDE me cubriera algunas prestaciones que se negó porque en algún momento no renové a tiempo el carné de discapacidad», dijo.
«Fue más que nada por el tema traslados. Hace cinco años que viajo a Neuquén para dializarme. Voy martes, jueves y sábados. Salgo de 25 de Mayo al mediodía, entro a diálisis a las 14, que son cuatro horas, y vuelvo, llego a 25 de Mayo aproximadamente a las 22. Luego de esa presentación OSDE me da tres mil pesos por viaje», explicó.
Pero a raíz del vuelco surge otra problemática aleatoria. «Estos viajes los hacía con mi auto y ahora quedó destrozado. Tengo un buen seguro pero mientras tanto no sé cómo voy a hacer. Hoy -justo estaba en un centro médico de Neuquén donde se dializa- pude venir porque un amigo que tiene taxi me hizo una gauchada, pero estos viajes van a ser un gran problema para mí, porque o me dializo o me muero», concluyó Diego Namor.