Inicio La Pampa El Papa Francisco pidió que se perdone la deuda externa de los...

El Papa Francisco pidió que se perdone la deuda externa de los países más pobres

El Papa Francisco celebró en la Basílica de San Pedro, en la jornada de hoy, la misa del Domingo de Resurrección y pidió que se perdone la deuda externa que pesa sobre los países pobres.

Según informó el sitio Vatican News, el Sumo Pontífice solicitó que se reduzca, o incluso que se condone, “la deuda que pesa en los presupuestos de aquellos más pobres”. También pidió que “se relajen además las sanciones internacionales de los países afectados, que les impiden ofrecer a los propios ciudadanos una ayuda adecuada”.

Del mismo modo, rogó para que se termine con todas las guerras que se estén desarrollando actualmente y se finalice con el comercio de armas. “No es este el momento para seguir fabricando y vendiendo armas, gastando elevadas sumas de dinero que podrían usarse para cuidar personas y salvar vidas», manifestó.

Nombró variados lugares donde las poblaciones sufren la violencia de los conflictos bélicos, como Ucrania, Siria, Yemen, Líbano, Irak, y recordó a los habitantes de los países y regiones en los cuales se producen crisis humanitarias, entre los que citó Asia, África, Mozambique, Libia, Grecia, Turquía y Venezuela.

Pidió a la humanidad que no deje desamparados a los presos, a los pobres y a quienes no tienen un hogar. “Procuremos que no les falten los bienes de primera necesidad, más difíciles de conseguir ahora cuando muchos negocios están cerrados, como tampoco los medicamentos”, indicó Francisco.

Por otro lado, invitó a los responsables de las decisiones políticas a que busquen el bien común de todos los ciudadanos “para permitir que todos puedan tener una vida digna y favorecer, cuando las circunstancias lo permitan, la reanudación de las habituales actividades cotidianas”.

“Este no es el tiempo de la indiferencia, porque el mundo entero está sufriendo y tiene que estar unido para afrontar la pandemia. Que Jesús resucitado conceda esperanza a todos los pobres, a quienes viven en las periferias, a los prófugos y a los que no tienen un hogar. Que estos hermanos y hermanas más débiles, que habitan en las ciudades y periferias de cada rincón del mundo, no se sientan solos”, deseó el Papa.

Foto: www.vanguardia.com.mx