Inicio La Pampa El peón denunció que el patrón intentó abusarlo

El peón denunció que el patrón intentó abusarlo

GIRO DE UN "SECUESTRO"

(General Pico) – El juez de control de General Pico, Heber Pregno, ayer al mediodía le formalizó la investigación fiscal preparatoria a un hombre que está acusado de haber amenazado con un arma de fuego y de haber intentado robarle al encargado de un campo que lo contrató para realizar diferentes tareas rurales. Sin embargo, al ser indagado en Fiscalía, el imputado dio una versión de los hechos muy diferente. Aseguró que el denunciante intentó abusar sexualmente de él, y reconoció que lo amenazó, pero con un arma blanca para que lo llevara de regreso a Santa Rosa. Desde la policía bonaerense informaron que el denunciante tendría antecedentes similares.
El hecho se conoció el martes a la mañana, cuando ambos involucrados llegaron a bordo de una camioneta a una estación de servicios ubicada en las afueras de General Pico, sobre la Rotonda del Aeroplano (en la ruta provincial 102). El conductor de la camioneta se bajó y alertó a los playeros que la persona que llevaba como acompañante lo venía amenazando con un arma de fuego. Horas antes habían partido desde la localidad de América y habían pasado por González Moreno.
Cuando intentaron retomar la ruta para seguir viaje hacia Santa Rosa, los interceptó un patrullero de la Comisaría Tercera. En ese momento se produjo la detención del sospechoso y el secuestro de diferentes elementos de interés para la causa. El conductor fue asistido por personal médico, dado que presentaba un corte de carácter leve en el cuero cabelludo.

Denuncia.
Ayer a la mañana, el juez Pregno le formalizó la Investigación Fiscal Preparatoria al sospechoso por la presunta comisión de los delitos de robo agravado por el uso de arma en grado de tentativa y amenazas agravadas por el uso de arma. A pedido de la Fiscalía dispuso la libertad del imputado, y le dictó una restricción de acercamiento hacia el denunciante.
Durante la audiencia la fiscala de la causa, Verónica Campo, de la Fiscalía Temática de Delitos contra la Propiedad de la Segunda Circunscripción Judicial de La Pampa, contó que el hecho – según fue denunciado- ocurrió en un campo ubicado entre América y Colonia Seré, cuando el imputado, Marcelo Zerda, tomó un revólver que estaba en la camioneta del denunciante, Walter Ramos, y le exigió que le entregara el dinero que tenía en la billetera.
Luego, según indicó la funcionaria judicial, ante la negativa de Ramos de entregarle el dinero, lo obligó a que se subiera a la camioneta para que lo llevara de regreso a la ciudad de Santa Rosa. También manifestó que en el camino le apuntó a la cabeza con un arma de fuego en reiteradas oportunidades. Por ello, pidió que se le formalizara la investigación fiscal por los delitos de amenazas agravadas por uso de arma y robo agravado por el uso de arma en grado de tentativa.

Otra versión.
Campo indicó que Ramos fue a Santa Rosa a buscar a una persona que había publicado un aviso clasificado en el que se ofrecía para trabajos rurales. Sin embargo, el imputado negó haber hecho alguna publicación y dio una versión distinta de los hechos. Según indicó la fiscala, luego de ponerse de acuerdo en la cuestión laboral, Ramos lo llevó hasta el campo donde debía realizar las tareas rurales, y tras compartir una cena, «hubo un intento de abuso sexual de parte del denunciante».
Tras ello, indicó que Zerda declaró que «intentó defenderse con un arma blanca, que se subió a la camioneta y que le pidió que lo trajera de regreso a Santa Rosa». Sin embargo, cuando llegaron a la tranquera el denunciante insistió con la propuesta sexual, y en ese momento Zerda tomó el arma de fuego (que sería del empleador) y lo golpeó en la cabeza.
En parte, la versión de los hechos que dio el imputado, fue corroborada, dado que dentro de la camioneta se encontró el arma blanca con la cual lo habría amenazado para que llevara de regreso a la capital pampeana. Además, la Fiscalía pudo averiguar a través de la policía de la provincia de Buenos Aires, que «el denunciante tiene antecedentes por hechos similares», en los que «habría intentado abusar de otros empleados».
La investigadora dijo que estos datos cubren de un «manto de duda» el caso, y por ello pidió que se le impusiera al imputado una restricción de acercamiento al denunciante. El defensor oficial Alejandro Caram no se opuso a este pedido, al que hizo lugar el juez Pregno.