El PJ, con un armado más avanzado

AHORA PIENSAN EN LOS PUEBLOS CON MAS CONFLICTOS

En el PJ, luego del “excelente viernes” que alcanzó esa calificación en las filas partidarias por el anuncio de Marín sobre la ratificación de Mariano Fernández como candidato a vicegobernador y el acuerdo con Compromiso para que Ariel Rojas sea quien encabece la lista de diputados provinciales, respiran con satisfacción y en el “top” de los encargados de la negociación y el armado saben que ahora tienen lo más importante cerrado y tiempo por delante.
En lo que resta del plazo para presentar las nóminas, el trabajo y la preocupación se centra ahora en varios puntos donde el peronismo presenta conflicto. “Queremos hacer lo posible para garantizar el triunfo en lugares clave”, afirman en las cercanías, muy cercanas, a Sergio Ziliotto y Pablo Daniel Bensusán, las primeras espadas bajo la atenta mirada del gobernador Carlos Verna.

Catarata de solicitudes.
Estiman que a pesar de la catarata de solicitudes de documentación para presentar listas, la realidad y los límites que impone la Carta Orgánica respecto de los pisos para acceder a las listas definitivas harán su trabajo y finalmente el ganador de la interna, inevitable, se llevará casi todo en Santa Rosa, por lejos el lugar donde la interna es animada por casi una decena de pretendientes.
Creen firmemente además que las heridas que deje la compulsa no serán lo suficientemente graves como para poner en riesgo la unidad que anhelan para el 19 de mayo. Dicen que pese a que nombres rutilantes del NEP robledista y los dos CP (Convergencia y Compromiso) no figuren, los acuerdos están encaminados y van a estar encolumnados, “más allá de más o menos aporte en la campaña”, aventuran.
Lo mismo dicen, pese a las declaraciones a los medios, del Frente Peronista Barrial, sin dudas lo más cercano desde lo ideológico al kirchnerismo que encarna Luciano Di Nápoli, con presencia asegurada además en la lista de diputados con la inclusión de “Luchy” Alonso.
El encuentro del viernes entre Ziliotto, Bensusán, Rauschenberger y Rojas disipó alguna duda acerca de un eventual matrimonio por conveniencia de ambos CP. Una vez más Rubén Marín los mantuvo en vilo, se rió de las operaciones y finalmente reveló que nunca tuvo dudas que Mariano Fernández sería otra vez el candidato a vice.

Bancas expectables.
Ahora, el trabajo es darle forma definitiva a una lista de diputados a bancas expectables que conforme a todos. No es fácil porque sobran peronistas que dicen haber hecho los méritos para serlo. Muchos más que el número que la Constitución permite. Y que no es el único límite, porque el cupo femenino y la territorialidad se suman, junto a la representatividad de los sectores, para dificultar el armado.
Sin embargo, aprovechando cierta distensión que permitió el sábado hasta mediodía, desde lo más alto del riñón de la Línea Plural admitieron que estarían mucho más tranquilos si pudieran convencer a algunos de pelear su territorio chico y sumar a la causa común. Hoy, aceptado el convite por parte de Ariel Rojas, se preguntan si otro candidato que tendrá que competir asegura el triunfo en el tercer distrito, Toay.
Dicen que habrá unidad detrás de lo que proponga el propio Rojas, pero ya han aparecido candidatos a plantear internas. Y no se sabe si el caudal de votos será el mismo.
Algo similar se da en General Acha, donde la dispersión, las internas y la falta de una figura aglutinante ha hecho que el peronismo esté lejos del poder local desde hace ya largo tiempo. Lamentan que la actual diputada Lucrecia Barrutti haya desistido de jugar por la comuna. “Es una figura fuerte con la que se puede dar pelea y ganar”, grafican y se conforman por ahora con reconocer que “no quiere y también ha dicho que no pretende renovar su banca justamente porque cree que no corresponde si se niega a competir en su ciudad”.
Otro caso difícil es el de Facundo Sola. El díscolo diputado por Realicó y de Compromiso ha descartado pelear por volver al sillón municipal. De acuerdo a los sondeos de opinión que manejan, en Plural dicen que eso permitiría recuperar un pueblo importante y aportaría a la general.
En Compromiso, las dudas están justamente en torno a la figura del realiquense que, dicen por lo bajo, “complica” cualquier negociación por sus posturas. No ven con buenos ojos el “entorno” de Sola, en su mayoría ex intendentes que ya han cedido su poder territorial y no tienen mucho que perder.
Desde la cúpula, no pueden creer que a esta altura “tenemos más del ochenta por ciento cerrado, acostumbrados a correr y negociar hasta último momento”, confiesan, pero siguen atentos y con la mira puesta en arrimar a la mayor cantidad de díscolos posible.