Inicio La Pampa ¿El PJ se encamina hacia la fórmula Verna-Luz Alonso?

¿El PJ se encamina hacia la fórmula Verna-Luz Alonso?

NADIE QUIERE HABLAR AUN DE INTERNAS, PERO ASOMA UN PRINCIPIO DE ACUERDO

Las cosas empiezan a moverse dentro del Partido Justicialista pampeano, de cara a las elecciones 2021. Todas las líneas internas esperan por una definición del ex gobernador Carlos Verna, quien podría presentarse o designar a los o las candidatas. Sin embargo, hay quienes creen que se definirá entre el vernismo y el kirchnerismo ¿Carlos Verna-María Luz Alonso la fórmula natural?
El próximo año se renovarán las bancas que actualmente poseen Melina Delú y Ariel Rauschenberger en Diputados y Daniel Lovera y Norma Durango en Senadores. Si bien toda la atención está puesta en el control de la situación actual, lo cierto es que el tiempo comenzó a correr de cara a las elecciones de medio término que se disputarán el año que viene.
Sin embargo, el contexto de pandemia condiciona el accionar de aquellas personas que tienen aspiraciones de erigirse como candidatos. A su vez, la postergación de la renovación de autoridades del partido, donde se descartaba que Sergio Ziliotto iba a ser el nuevo presidente, complejiza aún más el escenario.
Según pudo saber LA ARENA, dentro del peronismo pampeano «hay muchas intenciones» pero «poco margen» para actuar. A su vez, nadie «quiere asomar la cabeza hasta que no hable Verna».
Si bien nadie quiere hablar de internas en pandemia, lo cierto es que crece un cierto consenso. Dentro del PJ todos aguardan por los movimientos del ex gobernador. Pese a su alejamiento de la gestión, la autoridad y hegemonía que logró construir el ex gobernador, que se vio ratificada cuando designó como sucesor a Sergio Ziliotto, aún tiene peso dentro del partido y nadie se anima a disputarla.
Por estos motivos, desde el peronismo esperan que sea él quien decida las fórmulas que se presentarán a las elecciones. También hay quienes se entusiasman con que «el barba» sea candidato a senador.
«Carlos está bárbaro de salud, se encuentra muy bien», contaron fuentes cercanas al ex mandatario y no descartaron que, para evitar «una carnicería interna», se lleve adelante un «operativo clamor» para que Verna se presente u ordene la situación.

Verna y CFK.
A este escenario de incertidumbre se suma la relación con La Cámpora y el kirchnerismo. Tras la aplastante victoria obtenida en 2019, donde ganaron las internas y luego desplazaron a Cambiemos de la capital pampeana, el espacio logró ganar fuerza y ocupar un importante lugar a la hora de negociar.
Todas las fuentes consultadas apuntan hacia un mismo sentido y lo que se perfila es que el «juego de tronos» pampeano se definirá entre estas dos fuerzas. Este diario pudo saber que la intención es repetir la fórmula de unidad lograda, que fue sellada en «un acuerdo personal entre Carlos Verna y Cristina Fernández de Kirchner». Esto claramente se trasladará a la discusión de los cargos, debido a que todo parece indicar que ese acuerdo sigue vigente.
Dentro del PJ estiman que el kirchnerismo podría disputar el primer o segundo lugar en las listas, quitándole espacio a otras líneas internas como el marinismo. En este aspecto, hay un nombre que está circulando y algunos casi lo dan como un hecho: María Luz Alonso. La mano derecha de CFK en el Senado sería la mejor referente que posee el espacio en La Pampa, aunque también hay quienes ponen ciertos reparos. «Ocupa un rol de mucha responsabilidad, está al lado de Cristina. Habrá que ver si decide pasar a ocupar una banca y construir desde ese lugar», opinaron.
Por estos motivos, hay quienes creen que no sería descabellado que ambos encabecen la fórmula a senadores y apuesta a ello como la «fórmula natural». En esa línea, desde el entorno del vernismo consideran que «hay dos espacios fuertes, uno el que lidera Verna y el otro que la representante más visible es ‘Luchy’ Alonso, eso está establecido y se va a respetar».

La decisión de CFK.
Fuentes cercanas a Alonso también consideran que es la «fórmula lógica», aunque también plantearon que la decisión corre por cuenta de Cristina. «Hay que ver qué quiere Cristina, porque Luchy está en un buen lugar, pero va a hacer lo que le diga Cristina».
Por el lado del vernismo, sus allegados destacan que «habla cada vez más de política. Tiene el oído más puesto a nivel nacional y está al tanto de todo lo que pasa allá o acá».
A su vez, dan cuenta de que también se dará una negociación «poco tranquila» con el resto de los espacios. Los dirigentes especulan con que si Verna va como candidato, Lovera podría pasar a la Cámara de Diputados y que Rauschenberger vuelva a la provincia para ocupar un cargo ministerial. . «Entrarán a disputarse los espacios con los proyectos que quedan afuera», dejaron trascender en relación al segundo lugar de la lista para la cámara baja.
Aún no hay nada definido y las piezas comienzan a moverse. Tal como ocurrió para las elecciones de 2019, desde el peronismo consideran que una vez más las decisiones estarán atadas a los pasos que decidan dar Verna y CFK.