miércoles, 23 septiembre 2020
Inicio La Pampa El PRO fogonea tomas de tierras en Santa Rosa

El PRO fogonea tomas de tierras en Santa Rosa

DIRIGENTE MACRISTA ARENGO A OCUPANTES DE TIERRAS EN EL SANTA MARIA

En el marco de un conflicto nacional por las tomas de tierras, un empresario de Santa Rosa y ex funcionario macrista fogonea la continuidad de las tomas de tierra en la capital pampeana y alienta a los vecinos y vecinas a continuar con las medidas. «Si a ustedes le dan la derecha tal vez después venga otra gente a ocupar otro terreno y se le multiplique el problema, pero es problema de él», dijo en alusión al intendente Luciano di Nápoli.
La situación resulta paradójica, teniendo en cuenta que durante la gestión de Mauricio Macri el monto de dinero que se destinó para viviendas sociales fue cero, generando de esta manera un importante déficit habitacional en las principales ciudades de la provincia. Esto se vio reflejado en los asentamientos que nacieron en Santa Rosa durante 2019.
Uno de ellos se encuentra ubicado en el barrio Santa María de La Pampa y es el que precisamente fogonea el ex funcionario del gobierno de Cambiemos. «Yo soy del PRO, fui funcionario de Macri, pero acá no vengo de ningún partido político, vengo a darle una mano porque me pareció que correspondía», contestó el dirigente ante la interpelación de uno de los participantes de la reunión que encabezó en el barrio.
Según la grabación de la reunión a la que accedió LA ARENA, el ex funcionario fue a plantearles una «solución» y que es decisión de ellos y de Walter, un pastor que habría sido el nexo para que el PRO desembarque a asesorarlos. En esa línea, les comentó sobre la existencia de una ordenanza que data del 2017, la cual «legalizaba la situación».
«Es una ordenanza del Concejo Deliberante votada por unanimidad. Lo que hace es declarar la tierra para ser utilizada como bien social, para construcción de viviendas de uso familiar, única y de ocupación permanentemente», les contó y les dejó una copia para que «pueden leerla y convencerse de cuál es la situación».
La normativa, continuó, abarca «todos los inmuebles que forman parte del dominio privado de la Municipalidad de Santa Rosa» y aclaró que el terreno donde está la toma pertenece a la comuna.

Fogoneo.
El dirigente alentó a los ciudadanos en carácter «de abogado, de asesor» y les dijo que «en política, cuando hay un núcleo de gente unida es muy difícil que lo dejen afuera a uno o dos». Para el dirigente «esa es la clave, el único lenguaje que los políticos entienden».
«Olvídense de la ordenanza, esta es la base, para que ustedes hagan lo que tienen que hacer. El lenguaje que ellos entienden, es cuando la gente está unida. Porque a ellos les representa poder, y ellos nunca se atreven a enfrentar al poder popular», afirmó en la charla
El dirigente macrista insistió en el marco que brinda la ordenanza y sostuvo que la normativa «los habilita para que la Municipalidad les venda esto». Llamativamente, destacó la figura de Leandro Altolaguirre al remarcar que fue quien la promulgó. Sin embargo, olvidó mencionar que fue el ex intendente quien decidió avanzar por la vía penal y denunció a los habitantes de los asentamientos.
«Si preguntan yo no se los dije, pero es la realidad: nadie los va a sacar (si no pagan las cuotas), por eso nadie paga las cuotas del IPAV, vamos a ser sinceros», le dijo a los vecinos e insistió «esta es la realidad, esto yo no lo dije y les recomiendo que no lo digan».

Un proyecto.
El dirigente del PRO advirtió sobre «otro enemigo posible» y apuntó contra «la sociedad y los medios de comunicación». En esa línea, afirmó que la postura de ambos es oponerse a las tomas. Lo que omitió es que esa es la postura que encarnan los dirigentes del PRO a nivel nacional.
Tras la advertencia, les contó sobre un «proyecto de ordenanza» que le entregó al pastor, el cual debe reforzarse con «la firma de los interesados. Ese proyecto lo que pide es que el intendente regularice la situación de ustedes, basado en esta ordenanza de 2017»
A su vez, subrayó que «tienen derecho a estar acá hoy, porque esto (la normativa de 2017) los está legalizando» y volvió a pedir que no lo filmen u omitan que él los asesoró.
«Si están agrupados tienen mucha fuerza. Van a ganar más siendo más cantidad, aún los que no están viviendo acá, porque el número hace la fuerza», alegó.

Hay que apurar.
A nivel nacional, el PRO apuesta al desgaste del gobierno. En el plano local, pareciera que con este accionar también buscan jugar a fondo para esmerilar la gestión de Luciano di Nápoli y que el problema le estalle en las manos.
Esto se ve reflejado en el apuro que manifestó el dirigente en la reunión. «Va a haber muchas presiones, traten de no demorarlo», afirmó ante los vecinos. Incluso, disparó contra el legislador Leonardo Avendaño y manifestó: «Tapera ha venido a querer amenazar a alguna gente, porque él se pasó del otro bando porque es diputado». Tampoco se esforzó por esconder su intención de generar un conflicto social. Si bien consideró que «no es que él (por el intendente) se oponga», sino que «le preocupa que surjan nuevas tomas de terreno, en base a lo que pueda suceder con ustedes. Tal vez después venga otra gente a ocupar otro terreno y se le multiplique el problema, pero es problema de él».
A su vez, destacó que con este proyecto de ordenanza «que yo le pasé a Walter los pone en un brete en ellos. Porque los obliga a votar y quién va a votar que ustedes no tienen derecho si esto les está diciendo que ustedes tienen derecho».

«Nada de pedir por favor»
El dirigente del PRO aclaró en la reunión que es su «recomendación» y les dijo que «no lo demoren demasiado. De la nota no hagan fotocopia, no la distribuyan. Leanla para que sepan lo que están firmando».
«Presentan la nota, piden que los concejales voten su proyecto de ordenanza. El día que vayan a votar se va a avisar y vayan de vuelta», les aconsejó.
En el encuentro, cuestionó al Gobierno provincial por no haber dado «una solución» y, sin sonrojarse, criticó que «las casas del IPAV se la dan a re poca gente. Entonces qué hacemos, la gente no puede pagar los alquileres del sector privado».
El ex funcionario PRO les volvió a recomendar que junten firmas, vayan al Concejo Deliberante y la presenten. También sugirió el uso de la Banca del Vecino y aseguró que para ello «lo preparamos, lo asesoramos un poco a Walter y que él cuente la situación de ustedes».
«Háganse respetar, porque es el lenguaje que ellos entienden. Nada de pedir por favor, si uno pide por favor te dan vuelta por todos lados», fue el último consejo.