Inicio La Pampa El PRO y la UCR se cruzan por los fondos de campaña

El PRO y la UCR se cruzan por los fondos de campaña

PECHIN DICE QUE "NO HUBO PLATA" Y ARDOHAIN QUE LA MANEJO EL RADICALISMO

La alianza de Juntos por el Cambio volvió a crujir en La Pampa. Ahora, la Unión Cívica Radical (UCR) y el PRO protagonizaron un nuevo cruce, en este caso por los fondos para la campaña electoral del año pasado. El presidente del radicalismo, Julio «Tito» Pechín afirmó que no hubo dinero, mientras que desde el macrismo contestaron: «el dinero estuvo a cargo de Daniel Kroneberger y, en la campaña nacional, Martín Berhongaray».
Todo surgió a raíz de las polémicas declaraciones que realizó la ex secretaria de Desarrollo Social municipal, Diana Bonifacio. La ex funcionaria de la gestión de Leandro Altolaguirre utilizó las redes sociales para fustigar contra los referentes del macrismo pampeano, a quienes acusó de quedarse con plata de la campaña de Juntos por el Cambio, nombre con el que denominaron a la alianza entre el PRO y la UCR.
Estas declaraciones repercutieron dentro de ambas fuerzas partidarias. En el caso de la UCR, el titular del Comité Provincia, Julio «Tito» Pechín, azuzó la denuncia pública realizada por Bonifacio y afirmó que «no hubo plata del PRO» durante el último proceso electoral, donde el radicalismo perdió los comicios en la capital pampeana y a nivel nacional logró que Martín Berhongaray obtenga una banca en la Cámara de Diputados.
«Yo no vi plata, no estuve en la campaña, pero por lo que sé no hubo plata», aclaró en diálogo con LA ARENA.

El PRO se desliga.
En el macrismo las declaraciones de la ex funcionaria municipal no cayeron para nada bien. Por estos motivos, los presidentes de los partidos que integran Propuesta Federal emitieron un comunicado de prensa donde explican su postura ante «los rumores vertidos por una ignota afiliada radical». De esta manera, Juan José Passo (UNIR), Matías Traba (MID), José Vásquez (Mofepa) y Martín Ardohain (PRO), se desligaron sobre la responsabilidad del «manejo de fondos de la campaña de la alianza electoral».
En ese sentido, sostuvieron que «la campaña provincial de Cambiemos La Pampa y el dinero de la misma, estuvo a cargo de Daniel Kroneberger». Luego, con respecto a la campaña nacional de Juntos por el Cambio, señalaron que «tanto la logística, el dinero y el cronograma de dicha campaña, estuvo a cargo de Martín Berhongaray».
«Desde Propuesta Federal, confiamos en la honorabilidad de ambos y sabemos que le podrán aclarar este tema a su afiliada. Ninguno de los espacios políticos que forma Propuesta Federal, participa en las cuestiones domésticas del radicalismo», completaron los representantes.

Denuncia pública.
El nuevo episodio de disputa entre la UCR y el PRO fue incitado por las declaraciones que Diana Bonifacio había realizado días atrás. La ex funcionaria acusó públicamente en redes sociales a los representantes del macrismo de quedarse con plata de la campaña de Juntos por el Cambio. «Todavía me sigo preguntando dónde está el dinero que bajaron desde PRO de Nación para la campaña de Juntos por el Cambio», disparó y planteó el interrogante: «¿quién se la quedó?».
Ante la consulta de este diario, Bonifacio sentenció: «deberían preguntárselo a (Carlos Javier) Mac Allister, no a mí. Habría que preguntarle a él, que a él le bajaban todo y él decidía por todo».

“No me sorprende nada”.
El escándalo desatado por los fondos de campaña trajeron a la memoria de un afiliado radical la causa por “aportantes truchos” en la campaña de Cambiemos en la provincia de Buenos Aires durante 2017.
En relación al interrogante que planteó la ex funcionaria municipal, Diana Bonifacio, sobre quién se quedó con el dinero que bajaron desde PRO de Nación, manifestó: “no me sorprende nada, si estos tipos usaban a los pobres y los hacían pasar como aportantes”.
Se trata de la causa penal en la que se investigaba al PRO por presunto lavado de dinero, falsedades ideológicas y posibles dádivas en la recaudación realizada para las elecciones legislativas del año 2017.
Según consignó Perfil en su momento, una cuarta parte de los aportantes de campaña declarados son personas de bajos recursos. Así surge del análisis realizado en el juzgado federal número 3 de La Plata, que estuvo a cargo de la investigación hasta que se decidió que la causa sea trasladada del fuero penal al electoral.