Inicio La Pampa El radicalismo rechaza "ataques" a la Corte

El radicalismo rechaza «ataques» a la Corte

"PREOCUPACION ANTE OFENSIVA"

El bloque de diputados y diputadas provinciales de la Unión Cívica Radical (UCR) presentó un proyecto de resolución por el cual manifiestan «preocupación ante la ofensiva de sectores del Gobierno nacional contra la resolución del a Corte Suprema de Justicia» ante el fallo «a favor de la autonomía de CABA» con respecto al dictado de clases presenciales. Para este sector de la oposición pampeana, estos actos «atentan contra la división de poderes y la institucionalidad del sistema republicano de gobierno».
En los fundamentos, recordaron que el bloque había presentado «un proyecto de resolución expresando preocupación por los nuevos anuncios del Presidente Alberto Fernández en el marco del Covid-19, por entender que afectaba flagrantemente la autonomía de la CABA al disponer el cese de las clases presenciales en dicho territorio».
«Tanto fue así que la ciudad de Buenos Aires recurrió a la CSJN solicitando la inconstitucionalidad del DNU 241/2021 por afectar su autonomía al pretender regular la modalidad presencial o virtual de las clases en su territorio en el contexto de pandemia. La CSJ de la nación hizo lugar al planteo, ratificando la presencialidad de las clases, dando razón al posicionamiento de la CABA», indicaron.
Ante este fallo, indicaron que el presidente Alberto Fernández y la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, junto a diversos funcionarios nacionales, «comenzaron una ofensiva contra la CSJN haciendo declaraciones públicas en contra de lo resuelto por el máximo órgano judicial de nuestro país».

División de poderes.
Para los y las diputadas de la UCR, esto «sin duda» constituye un «ataque a la división de poderes consagrada en nuestra Constitución Nacional, que busca el equilibrio y armonía de fuerzas mediante una serie de pesos y contrapesos. El simple hecho de que uno de los poderes del Estado no acuerde con una resolución de la CSJN y denigre mediáticamente la misma, siendo que es ésta quien en el esquema tripartito de poderes debe resolver este tipo de disputas, representa una enorme crisis institucional».
En ese sentido, señalaron que las declaraciones «rechazando la decisión de la CSJN como Poder independiente, a la par de atentar contra la división de poderes, buscan afectar el equilibrio que debe reinar entre estos en un marco de control recíproco, razón por la cual generan preocupación y deben ser motivo de repudio».