Inicio La Pampa El reclamo del Salitral llegó al CD

El reclamo del Salitral llegó al CD

FAMILIAS ANTICIPAN QUE RESISTIRAN LA MEDIDA DE DESALOJO

El conflicto por las tierras de la zona denominada Nuevo Salitral subió la temperatura política de Santa Rosa y las familias que allí viven adelantaron que resistirán la medida judicial de desalojo al tiempo que fueron a la Municipalidad para pedir soluciones, tanto a la gestión del intendente Luciano di Nápoli como al Concejo Deliberante.
«Vamos a luchar por el techo de nuestros hijos, queremos que nos den a pagar un terreno, no queremos que nos regalen nada. Somos gente que trabajamos y con eso le damos de comer a nuestros hijos. No venimos acá para pedir porque sí, queremos una solución porque somos todas familias que construimos las casas con el esfuerzo propio», aseguró Heidi Fernández, una de las mujeres que estuvo ayer a la mañana en la marcha que se realizó frente al edificio comunal de avenida San Martín 50.
Las familias, con el respaldo de Frente Darío Santillán y del Partido Obrero, se reunieron en la plaza y su intención era ingresar al municipio para entregarle una nota a Di Nápoli y que les otorgue una audiencia ya que están urgidos de respuestas luego de la intimación a desalojar el predio por la demanda que fue iniciada a principios de este año por un abogado santarroseño y sus primos hermanos, radicados en la ciudad de Trenque Lauquen, quienes heredaron esas tierras tras el fallecimiento de sus respectivos padres.
Dos años antes, en el momento de la toma de los terrenos, el abogado había iniciado una demanda penal ante la Fiscalía de turno, la cual todavía está en trámite.
«Son cinco familias que están notificadas y a las que les dieron cinco días hábiles para que se vayan, pero la nota dice que va a ser un desalojo masivo», afirmó otra de las mujeres que se acercaron a las puertas del municipio.
La nota llamativa de la jornada fue que desde la comuna cerraron las puertas del edificio, incluso quienes realizaban trámites personales o querían ingresar, no podían.
Finalmente, un grupo de manifestantes logró entrar por una puerta lateral sobre la calle Lisandro de la Torre y entregó un pedido de audiencia con el intendente. Luego subieron las escaleras hasta el primer piso, donde se llevaba adelante la sesión del Concejo Deliberante.
Los referentes de cada bloque se acercaron a escuchar los reclamos pero adujeron que se trataba de una cuestión en la que interviene la Justicia. En tanto, la viceintendenta Paula Grotto les informó que Di Nápoli estaba realizando gestiones con el Gobierno provincial para tratar de tener alguna respuesta concreta a los reclamos.

«Esfuerzo propio».
«En total somos unas 30 familias las que vivimos en El Salitral, hoy los alquileres son muy caros, no te aceptan chicos en los alquileres, en algunos casos hay gente anotada desde hace 11 años en el IPAV para tener una casa pero no pasa nada, ¿entonces adónde podés ir? Varias familias construimos un techo con esfuerzo propio, nadie nos regaló nada. Hicimos las casas con cerámicos, con material, con pisos de cemento; por eso vamos a luchar por el techo de nuestros hijos», expresó Soraya, otra de las mujeres que se acercó a dialogar con los medios.
La mujer recordó que en esa zona no tienen luz ni agua. «Nos alumbramos con una batería que nos puede cargar algún familiar, alguno que otro puede tener un grupo para tener electricidad, pero la estamos luchando para tener un techo. La verdad es que nos sentimos abandonados por la municipalidad y por el gobierno provincial, nunca hubo una solución», añadió.
En ese punto Soraya insistió con un pedido: «Queremos que el intendente nos reciba, no podemos quedarnos en la calle con nuestros hijos. En mi caso tengo tres hijos y a mí no me han ofrecido ayuda, ni un alquiler, ni nada. Y si te ofrecen tampoco sirve porque es por tres meses y te volvés a quedar en la calle. Hoy con el desalojo estamos mal, nerviosos. Nosotros somos laburantes. Hoy es la primera vez que salimos a la calle para defender el derecho que tenemos a un techo».

Loteo.
Según el pedido de desalojo, el inmueble fue adquirido en el año 1974. La parte que heredó el letrado santarroseño aún está en sucesión y la otra ya fue titularizada por los herederos. «En 2014 comenzamos el proceso de limpieza y puesta en valor del predio con alambrado y carteles que indicaran que era propiedad privada y que estaba en proceso de loteo para la posterior venta de los terrenos que resultaren», explicaron en la demanda.
El trámite fue encomendado por el agrimensor Daniel Mansilla, quien logró la aprobación por parte de la Municipalidad y estaba en proceso de inscripción ante la Dirección General de Catastro, la cual ante el hecho de que ambos propietarios habían fallecido no pudo terminar el trámite porque faltaba la inscripción ante el Registro de la Propiedad Inmueble de La Pampa de una de las partes.
«El 5 de julio de 2019, en pleno trámite de loteo, el que se encuentra inconcluso, el inmueble fue usurpado, por más de 50 familias, en forma organizada y coordinada, de un día para otro, que fuera difundido ampliamente en los medios locales y que en dicha ocasión lo denominaron El Salitral; el inmueble al momento de la usurpación se encontraba libre de cualquier ocupante», explicaron.
El demandante acompañó su demanda civil con la copia de la denuncia por usurpación radicada en 2019, la nota que envió oportunamente a la CPE haciéndole saber que no autorizaba por ningún medio la instalación de medidores de energía, haciendo a la entidad responsable por los daños que eventualmente pudieran ocurrir a las personas allí asentadas.