Inicio La Pampa "El retiro voluntario está desechado"

«El retiro voluntario está desechado»

EL MINISTRO FRANCO, SORPRENDIDO POR ACTITUD DE NACION EN ENCUENTRO POR DEUDA

Franco dijo que el dinero del Fondo Complementario no se utiliza para invertir en bonos y plazos fijos sino «directamente en préstamos a empleados, por eso se fijó en 50 mil pesos los créditos del ISS».
El ministro de Hacienda de La Pampa, Ernesto Franco, aseguró que no está previsto que vayan a realizarse retiros voluntarios en el ámbito de la administración pública provincial al tiempo que dejó en claro que «está asegurado» el pago del 82 por ciento móvil.
Franco fue entrevistado ayer por la mañana en Radio Noticias y allí aclaró una versión sobre la posibilidad de abrir retiros voluntarios en el Estado. «Si hay un proyecto (en ese sentido), le vamos a tirar todas las balas posibles», advirtió el titular de Hacienda.
El funcionario recordó que «hubo un momento en que había que hacer un retiro voluntario y era conveniente para el sistema público y jubilatorio. En un momento el sistema entró en crisis por no haber cobrado las deudas que tenía la Nación y haber mejorado el haber jubilatorio, pero se mejoró con respecto a los últimos diez años, que en definitiva es un mejoramiento en el sistema jubilatorio. Hay que recordar que a mediados del 2017 no se podía pagar el 82 por ciento móvil, pero entonces lo primero que se hizo fue afectar fondos provinciales y municipales al sistema previsional que se correspondían con fondos que venían en demasía por coparticipación, luego de un acuerdo que se hizo en Córdoba».
En ese punto Franco fue claro: «Ahora está desechado que el retiro voluntario se pueda dar y, si hay un proyecto, le vamos a tirar todas las balas posibles».
El ministro agregó que después del convenio que se firmó en la provincia de Córdoba, el sistema «pasó a financiarse con recursos propios del sistema, con porcentajes que fueron incrementándose en forma anual, con los anticipos de la Anses a cuenta del futuro déficit que se defina y el cobro final para equilibrar. Entonces ocurrió que el año pasado, con los fondos del sistema, con anticipos de Anses, y con ese 9% de aportes reintegrales a cuenta de lo que pague Anses, se equilibró el flujo de fondos».
Franco explicó que el Fondo Complementario, que «estaba aportando esa pequeña diferencia, dejó de ser necesario y este año, por el 2019, que recibimos el 12 por ciento, tenemos asegurado al futuro el flujo de fondos del sistema previsional, independientemente de la cobrabilidad del stock».
Franco amplió que ese dinero del mencionado Fondo no se utiliza para invertir en bonos y plazos fijos sino «directamente en préstamos a empleados, por eso se fijó en 50 mil pesos los créditos del Instituto de Seguridad Social. Esta no fue una medida electoralista, sino que se da con el tema de la conclusión del déficit previsional desde el punto de vista del flujo de dinero».

Reunión con Nación.
Franco, en tanto, se mostró tan sorprendido como decepcionado por la actitud del ministro de Justicia de la Nación, Germán Garavano, en la reunión del martes en la que se debía firmar un acta para especificar la forma en que Nación devolvería a La Pampa la deuda acumulada por una detracción ilegal de su coparticipación.
«Es la primera vez en la historia que me reúno con funcionarios nacionales que vivo algo así: en una reunión en la cual vamos a ver cómo nos van a pagar, no solo no nos dicen cómo lo van a hacer sino que a su vez pretenden cobrar. Yo no sé si se trata de desconocimiento o si lo asesoró mal Jimena de la Torre, de la AFIP, que estuvo en el encuentro. Garavano manifestó un enojo porque las dos herramientas que tenía, se le cayeron. No sé si la estrategia era esa, pero acá pasó que el propio ministro de Justicia de la Nación desconoce un fallo de la Corte Suprema, es una situación bastante rara».

Instancia judicial.
Garavano no solo no quiso reconocer el monto acumulado, superior a los 2.100 millones de pesos según los funcionarios provinciales, sino que tampoco quiso firmar que la devolución debe concretarse en dinero o en bonos. Su propuesta era compensar ese monto con obras viales o incluso, alguna aeroportuaria. Ante el reclamo pampeano por una definición, «invitó» a seguir el mismo camino judicial que ya tomaron San Luis y Santa Fe, la de un juicio de ejecución de sentencia.
Con el abrupto final de la reunión del martes, La Pampa está obligada ahora, y así lo hizo notar el ministro Garavano, a recurrir a una nueva instancia judicial para cobrar el dinero que la propia Corte Suprema determinó que le corresponde. Esta situación demorará el cobro de una abultada masa de dinero que el gobierno provincial pensaba utilizar en un fideicomiso de administración para financiar obra pública y reactivar este sector de la economía.

Se ponen los pelos de punta.
Durante la entrevista radial de ayer, Franco hizo una mención al lugar donde se desarrolló la reunión con Garavano. «El encuentro se hizo en la ESMA, la verdad se te ponen los pelos de punta. No hicimos el recorrido porque no había tiempo y por cómo habíamos salido de la reunión, pero ya el solo hecho de entrar a ese lugar es impactante», dijo el ministro respecto a lo que fue el mayor centro de detención clandestino durante la última dictadura. Hoy funciona allí la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación.