Inicio La Pampa "El río Atuel está en Mendoza, nace y muere en la provincia"

«El río Atuel está en Mendoza, nace y muere en la provincia»

UN "ESPECIALISTA MENDOCINO" EN AGUAS IGNORA HECHOS Y DERECHO

«En la cuenca del Atuel en Mendoza había 100.000 personas, y en La Pampa no llegaban a 3.000», afirmó Guarino Arias, intentando mostrar a una consecuencia del robo del río durante décadas, como un argumento a favor de su provincia.

A contramano de las leyes, de las sentencias y de la naturaleza, el «especialista» mendocino en aguas Aldo Guarino Arias, insistió con una línea argumental que esa provincia reflota cada tanto en sus intentos por justificar el robo del río Atuel: que el río nace y muere en Mendoza. Con un argumento perverso, justificó la apropiación en el hecho de que en Mendoza viven 100.000 personas en la ribera del río, y en La Pampa solo 3.000.

Guarino Arias formuló estas declaraciones durante una visita que junto con la directora del Instituto de Derecho Ambiental del Colegio de Abogados de Mendoza, Ana María Gombau, visitaron la radio de FM Vos, de la ciudad de San Rafael, para hacer un análisis físico e hidrográfico del río Atuel. La entrevista dio pie a un artículo publicado ayer por Diario de San Rafael.

En tono didáctico, Guarino Arias explicó que la hidrología es el estudio del agua en la naturaleza, su composición, existencia, alimentación y distribución, y recordó que la mayoría de los autores ponen el acento en la distribución de esas aguas. «La distribución de las aguas de una cuenca hidrográfica común, aun cuando es discutible que el Atuel sea común con La Pampa, en La Pampa no es río, el río está en Mendoza, nace y muere en la provincia de Mendoza como río, jurídica e hidrológicamente», afirmó el «especialista», manifestando un total desprecio por un vasto cuerpo jurídico que ya definió que el río Atuel es interprovincial y por una sucesión de hechos que lo revalidan.

«La alimentación de la cuenca del Atuel es en Mendoza», señaló Guarino Arias, remitiendo a un hecho fuera de discusión. «De acuerdo a los parámetros de las reglas de Helsinki, en esas condiciones le correspondería a Mendoza un 100%, luego se llega a una determinación de un porcentaje que podría corresponderle a los Estados».

Población.
Otro tema que Guarino Arias señaló como argumento para justificar la posición mendocina es «la población que se asienta en cada uno de los territorios», en este caso, Mendoza y La Pampa. «Cuando se hicieron las pericias para la sentencia de 1987, se comprobó que en la cuenca del Atuel en Mendoza había 100 mil personas y en la cuenca en territorio pampeano no pasaban de 3 mil personas», afirmó. Lo que no dijo es que esa desproporción es produjo, precisamente del corte del río Atuel en forma permanente durante décadas a partir de 1947.

Sosteniendo una línea argumental rayana a la provocación, Guarino dio el siguiente ejemplo. «Si tengo un Estado A con 1 habitante, un Estado B con 10 habitantes y en el medio tengo un bidón de agua de 10 litros, pareciera irracional que a ese solo habitante se le den 5 litros y a los otros 10 también 5 litros».

A ello sumó el aspecto de la economía del agua. «Darle agua a un Estado para que no lo aproveche es perder el agua», sostuvo. «Quedó demostrado con las pericias que en Mendoza había una gran red de riego que consistía en 13 canales matrices, que luego les llamaron primarios, y una extensa red de canales secundarios que en total son 2.300 kilómetros de canales. Mientras tanto, en La Pampa no hay ni una sola obra para distribuir el agua».

Evidentemente, Guarino Arias y la representante del Colegio de Abogados mendocinos recurren a argumentos engañosos, y ya contrastados en ámbitos judiciciales y académicos, para defender lo que es indefendible.

Comentarios.
Tan interesantes como los dichos del «especialista» -una triste repetición de conceptos ya perimidos- son los comentarios que pueden leerse al pie del artículo periodístico. Por un lado, lectores mendocinos que felicitan al especialista por la claridad de sus conceptos y alientan la esperanza de que el caso sea «un tema cerrado» -obviamente a favor de Mendoza-, y por el otro, personas que sostienen la posición pampeana y contrarrestan con argumentos sólidos los planteos de Mendoza.

Una de ellas es la de Jorge Scarone, docente de la Universidad Nacional de La Pampa e integrante de la Comisión Interprovincial del Atuel Inferior. «La interprovincialidad del río tiene suficientes argumentos naturales y antropológicos para haber logrado un dictamen favorable en la Corte Suprema de Justicia de la Nación. Insistir con la pretensión y concreción mendocina del apoderamiento, a pesar del fallo, es obsoleto y anacrónico, salvo que sea una hipótesis de robo», escribió el docente. Su opinión también tuvo varias adhesiones.