Inicio La Pampa El sector hotelero cumple 50 años, pero "no hay nada que festejar"

El sector hotelero cumple 50 años, pero «no hay nada que festejar»

La Asociación Empresaria Hotelera Gastronómica de La Pampa, cumple hoy 50 años, pero «no hay nada para celebrar», señaló su presidenta Orfelia Beascochea.

El 20 de junio de 1970 se reunió en la ciudad de Santa Rosa, una asamblea constitutiva de la Asociación Pampeana de Hoteles y Afines, con el objeto de designar una comisión provisoria, para elaborar un anteproyecto estatutario, una suscripción de socios y luego convocar a éstos para consagrar autoridades definitivas.

Esa primera comisión provisoria estuvo integrada por Alfredo Galluccio, como presidente, Virgilio Crespo, como secretario; Rufino González, Oscar de la Matta y Alejandro Salgado, como vocales. En la actualidad la entidad lleva el nombre de «Asociación Empresaria Hotelera Gastronómica de La Pampa» y tiene como objetivos principales la capacitación del personal, a través de los cursos dictados por profesionales pertenecientes a la Red Federal de Capacitación de la Federación Empresaria Hotelera y Gastronómica de la República Argentina (Fehgra) y la difusión, participando en diferentes Ferias y Exposiciones promocionando los atractivos de nuestra provincia.

«Debido a las restricciones actuales, que no permiten juntarse más de 10 personas, seguramente hagamos una reunión por Zoom para saludarnos entre nosotros, y dejaremos la celebración hasta dentro de un tiempo cuando termine la cuarentena, para celebrar justamente las dos cosas, el aniversario y que termine esto», señaló Beascochea, y agregó que «la situación actual es muy complicada para nosotros, porque la hotelería esta completamente cerrada, y en lo que es gastronomía, donde se pudo empezar a trabajar, lo están haciendo al 20 por ciento más o menos».

Reconstrucción

Beascochea señaló que en las circunstancias actuales, «tenemos que esperar que pase todo y ver como nos volvemos a reconstruir, porque esto ha sido un descalabro, pensábamos que este año iba a ser bueno desde lo económico, y la realidad es que nuestro sector ha sido uno de los más afectados por la pandemia».

«Hay que ver el día que se reabran los lugares, porque ponerlos en funcionamiento también va a generar un costo importante, y ahí veremos como estamos en condiciones de afrontarlo. Por lo pronto estamos gestionando las ayudas del gobierno, de los bancos, que ya se dieron y las que podamos conseguir de acá en más», añadió.

A su vez, la dirigente señaló que «por suerte no tenemos oficialmente la confirmación de que hayan cerrado establecimientos del sector, ni hoteleros y gastronómicos, aunque también es cierto que muchas veces somos los últimos en enterarnos. Los afiliados en este tiempo se han acercado mucho para que los asesoremos en cómo conseguir los créditos para pagar sueldos, o cómo hacer con los servicios, cuáles se pueden no pagar, y trabajamos para tratar de solucionar estos inconvenientes».

«No va a ser fácil»

Beascochea aseguró que «no va a ser nada fácil reactivar nuestra actividad, porque va a depender no solo de poner en funcionamiento los hoteles, sino también de cuál va a ser la reacción de la gente, y si no va a tener miedo de volver a salir. La preocupación para ver como vamos a volver a funcionar es algo que vemos todos los días», dijo y agregó que «vemos que la provincia está tratando de hacer todo lo posible por ayudarnos, con el tema de congelar los servicios y de facilitarnos los créditos».

Preparan protocolos

«Sabemos que si mañana abrimos los hoteles, les vamos a tener que brindar una seguridad, para que vuelvan a venir. Por eso Fehgra está preparando los protocolos, como ya hizo con la gastronomía, así podemos brindar un poco de tranquilidad a la hora de que la gente vuelva a los hoteles».

También dijo que «sabemos que nosotros vamos a tener que poner mucho de nuestra parte para que la gente se sienta segura. Apuntamos mucho al turismo interno dentro de la provincia, y creemos que en el futuro La Pampa también va a ser un destino apetecible, porque podemos ofrecer aire puro y un entorno de naturaleza, que creo es muy favorable».
«Esperamos que el turista se sienta seguro y pueda venir tranquilo», concluyó.