El Sempre en debate clave por el futuro de la salud

¿LIMITE A PRESTACIONES?

El Congreso de la Nación se apresta a iniciar el tratamiento de varios proyectos de ley que apuntan a la creación de un organismo regulador de las nuevas tecnologías de salud. Su rol será definir cuáles de las nuevas prestaciones debe ingresar al Programa Médico Obligatorio (PMO), es decir, la cobertura mínima que las obras sociales están obligadas a dar a sus afiliados.
José Giacobbe, gerente general de Sempre, la obra social provincial, será uno de los invitados a la Cámara Alta para escuchar de qué se trata el nuevo proyecto que tiene impulso de la Casa Rosada y también de la Confederación General de los Trabajadores (CGT), pero genera dudas en el bloque de senadores kirchneristas.
“Desde el Cosspra (Consejo de Obras y Servicios Sociales Provinciales de la República Argentina) vamos a ir a informarnos, porque en realidad no hay solo un proyecto. Las obras sociales provinciales buscamos que todos los que conformamos el sistema de salud podamos participar de una agencia que regule la nueva tecnología que se incorpore a tratar en el país”, explicó.
-¿Qué son esas nuevas tecnologías de salud?
-Una práctica de diagnóstico, un medicamento nuevo, es muy amplio. Por eso no quisiera entrar en decirte alguna información que no es precisa. Los que van a exponer son personas preparadas desde el punto de vista técnico.
-¿Qué dicen los proyectos?
-No sabemos qué es lo que van a presentar. Lo que sí queremos es que la agencia sirva para regular el mercado de la nueva tecnología, como ocurre en todos los países desarrollados.
-¿Qué postura tienen desde Sempre?
-En realidad mañana (por hoy) vamos a ir a escuchar.
-Según trascendió un proyecto que impulsa el gobierno nacional deja en manos del Ejecutivo la designación de los cinco directores del organismo.
-Sí. El Ejecutivo Nacional y el Cofesa, que reúne a los ministerios de Salud de las provincias. Desde Cosspra creemos que las obras sociales provinciales y las sindicales debemos tener participación. El Sempre y el resto de las obras sociales provinciales concentramos 7,2 millones de afiliados, por lo tanto, creemos que debemos tener participación.

Rubinstein.
Ayer, un artículo del matutino porteño Ambito Financiero reveló que el bloque de ocho senadores kirchneristas del Senado iban a restar el apoyo a la creación de la Agnet. Allí ubicaron a la iniciativa como el primero de un combo de tres proyectos sobre “reforma laboral” que reimpulsó el oficialismo semanas atrás.
La reunión de hoy, a la que asistirá Giacobbe, se realizará en la comisión de Salud que comanda el radical Mario Fiad (Jujuy). “La semana pasada asistió al Senado y blindó el proyecto el ministro de Salud, Adolfo Rubinstein, quien aseguró que ese tipo de agencias se dan ‘en todo el mundo’ y son necesarias para ‘comenzar a generar un marco de discusión donde todos los actores tengan una voz y que se discuta de manera transparente cuándo se está obligado a cubrir procedimientos y en qué condiciones y proporción'”, reza el artículo.

Peligro.
Para el Bloque del Frente Para la Victoria, la iniciativa de la Casa Rosada intenta “crear una agencia similar a la que funciona en Colombia, donde ahora está privatizado el 99,9% de la salud”.
A su vez, advirtió que la ley permitiría “la participación de corporaciones de medicamentos” en la definición acerca de qué ingresará o no al PMO, en connivencia con Casa Rosada y los gremios, porque “será el Ejecutivo quien nombre los cargos en referencia a la integración de la Agnet, ya que no harán ninguna audiencia pública”.
El proyecto oficial establece que el nuevo organismo estará dirigido por un “directorio de cinco miembros, compuesto por un Presidente, un Vicepresidente y tres Directores de probada experiencia en la materia y de reconocido prestigio profesional, designados por el Poder Ejecutivo, uno de los cuáles designado a Consejo Federal de Salud.
Ambito Financiero anticipó que, a tono con el pedido de las obras sociales provinciales, los senadores de Argentina Federal propondrán hoy alguna modificación para equilibrar la participación de las obras sociales.