Inicio La Pampa El STJ ordenó liberar a Barabaschi

El STJ ordenó liberar a Barabaschi

GENERAL PICO: SE VENCIERON LOS PLAZOS LEGALES DE LA PRISION PREVENTIVA PARA IMPUTADO POR ABUSO

Los jueces del Superior Tribunal de Justicia (STJ) de La Pampa, Hugo Díaz y Elena Fresco, hicieron lugar al recurso de hábeas corpus que presentó José Mario Aguerrido, defensor de Santiago Barabaschi (24), y ordenó su inmediata libertad. El joven piquense permanecía detenido con prisión preventiva desde el 7 de julio del año anterior, cuando se le inició una causa penal por la presunta violación de una jovencita en un departamento donde hacían un «after».
En junio de este año fue condenado a seis años de prisión, pero semanas atrás, el Tribunal de Impugnación Penal (TIP) de La Pampa, invalidó la sentencia y ordenó hacer un nuevo juicio. El viernes pasado, la jueza de control Jimena Cardoso le extendió la prisión preventiva hasta la fecha del nuevo debate oral.
El caso tuvo una importante repercusión en la ciudad, y las organizaciones feministas marcharon el sábado a la tarde por las calles céntricas junto a la familia de la denunciante en rechazo de la decisión del TIP de ordenar un nuevo juicio.
El defensor argumentó que su defendido se encontraba detenido desde el «6 de julio de 2018 y que el 6 de octubre del corriente año agotó el plazo de la prisión preventiva dispuesta en su contra». Además consignó que no hay sentencia firme contra Barabaschi, y que ya se había cumplido el plazo máximo de prisión preventiva (un año y tres meses), que establece el quinto párrafo del artículo 251 del Código Procesal Penal (CPP). También destacó que ese articulado estipula que «una vez vencido el mencionado plazo no podrá dictarse una nueva medida de coerción».
En otro punto argumentó que su defendido estaba cumpliendo una «detención ilegal por vencimiento de los plazos legales». Por ello, pidió la inmediata libertad de Barabaschi, y no se opuso a la imposición de «otro tipos de medidas a efectos de resguardar los derechos de la supuesta víctima».

Fallo.
Los jueces del STJ indicaron que «la norma es categórica», que «no existen aspectos de excepción, ni es posible establecer una ponderación interpretativa como la ensayada por la magistrada, debido a que el designio legislativo, determinó que «vencidos estos plazos no se podrá dictar una nueva medida privativa de la libertad».
Por ello, ordenaron el cese de la prisión preventiva, «en virtud de hallarse vencido el plazo máximo de su duración».
Sin embargo, y teniendo en cuenta la «la particular situación del imputado, en cuanto a la potencial reedición del juicio», le impusieron una serie de medidas de conducta, como una prohibición absoluta de acercamiento, a la víctima, a su familia y a cada uno de los testigos de cargo; la obligación de presentarse de manera semanal en la Oficina Judicial de General Pico; una prohibición para abandonar el país y la obligación de fijar domicilio. Además ordenaron que se le entregue a la víctima, un botón antipánico.

Antecedentes.
El hecho fue denunciado durante la mañana del 6 de julio del año anterior y ese mismo día se dispuso la detención de Barabaschi. Una jovencita aseguró que tras haber pasado la noche en un local bailable de la ciudad, junto a un grupo de jóvenes fue hasta el mono ambiente del imputado, donde hicieron un «after». En esas circunstancias, aseguró que Barabaschi la sometió sexualmente.
Al día siguiente, el juez de control Diego Ambrogetti le formalizó la Investigación Fiscal Preparatoria por la presunta comisión del delito de abuso sexual con acceso carnal y le dictó la prisión preventiva por 60 días. Luego, el 24 de agosto, la jueza Cardoso extendió la preventiva por otros 45 días y vencido este plazo, la misma magistrada, en una audiencia de reexamen, le extendió la detención hasta la finalización del proceso. En esta audiencia, Aguerrido había insistido con la prisión domiciliaria y la imposición de medidas sustitutivas.
Sin embargo el defensor apeló este fallo, tras aducir que con la detención domiciliaria y una prohibición de contacto con la víctima, se evitaría el peligro de fuga y de entorpecimiento de la investigación penal. Pero el TIP rechazó este planteo.
El 26 de junio pasado, el Tribunal conformado por los jueces Marcelo Pagano, Carlos Pellegrino y José Luis Bernal, condenó a Barabaschi a seis años de prisión. Días más tarde se le extendió la prisión preventiva durante tres meses. La defensa volvió a plantear el arresto domiciliario.
Hace dos semanas, el TIP invalidó el fallo de primera instancia, tras sostener que se trató de pronunciamiento arbitrario y sin fundamentación adecuada. Además ordenó que se realice un nuevo juicio. Ante el vencimiento del plazo de la prisión preventiva, Aguerrido pidió un nuevo reexamen, y el viernes pasado la jueza Cardoso hizo lugar al pedido de la fiscalía, negó la liberación de Barabaschi y ordenó que continuara detenido hasta la finalización del proceso.