El sueño de Esilda

ESILDA TUBAN, A LOS 78 AÑOS, HIZO EL "PASILLO DE HONOR" EN LA BOMBONERA

La santarroseña fue una de las 12 hinchas de diferentes peñas del país elegidas para recibir a los futbolistas de Boca antes del clásico ante San Lorenzo, en homenaje por el Día de la Mujer. “Sentí una emoción que hoy todavía me moviliza”, dijo.
A Esilda Tubán aún le tiembla la voz. Atiende el teléfono con la misma firmeza con las que afronta cada día, pero cuando le recuerdan lo que ocurrió el sábado pasado la envuelven nuevamente las emociones. Hincha de Boca de corazón, a los 78 años vivió una de las experiencias con las que siempre había soñado, en especial cada una de las veces que iba a La Bombonera a alentar al equipo de sus amores.
Como representante de la Peña Azul y Oro de Santa Rosa, Esilda fue invitada junto a otras doce mujeres de diferentes lugares del país para hacer el “pasillo de honor” a los futbolistas de Boca en el clásico que el Xeneize le ganó como local a San Lorenzo por 3 a 0.
“Era el sueño que me faltaba cumplir; todavía estoy emocionada”, dice al hablar con LA CHUECA. “Pasé una tarde inolvidable, en el césped de La Bombonera, con los jugadores… Es algo que a mi edad creía que ya no lo iba a vivir”, agrega.
La actividad se llevó a cabo en el marco del Día Internacional de la Mujer (fue el viernes 8), por lo que en la previa del Boca-San Lorenzo también se jugó un partido entre Boca y Lanús por la Liga Femenina de AFA, que además fue televisado.
En el momento de la salida del equipo principal del Xeneize, doce mujeres de diferentes peñas del interior (elegidas entre 300 instituciones) le hicieron el pasillo a los jugadores de Boca y posaron junto a ellos en la foto previa al clásico. Entre esas doce estuvo Esilda, como representante de la peña santarroseña que preside Martín Montaña.

La Nona de la 12.
Jubilada docente de la Escuela Especial Nº 2 de Santa Rosa e hija de Enrique Tubán, uno de los pioneros de la Cooperativa Popular de Electricidad (CPE), Esilda llevó siempre los colores de Boca en el corazón. De todas maneras, su fanatismo se agigantó desde que en la última década comenzó a visitar asiduamente La Bombonera, lugar en el que llegó a ser llamada “La Nona de la 12” por los hinchas del Xeneize.
“Cuando Martín (Montaña) quedó como presidente de la Peña de Santa Rosa, me asocié primero a la Peña, empecé a ir a la cancha y después me hice socia activa de Boca. En un año llegué a ir cinco veces a La Bombonera; iba a la popular, donde está ‘La 12’, y por eso allá me conocían como La Nona de la 12”, recuerda la santarroseña.
“Ahora hacía como dos años que no iba a la cancha porque había tenido un problema de salud. Y justo surgió esta posibilidad, me invitaron y la verdad es que me cumplieron un sueño”, agrega. “Por eso el domingo, cuando volví a Santa Rosa, fui a misa a agradecerle a Dios por esta oportunidad que me dio a mi edad”, añade Elisa, que asegura tener “cabalitas” y a “la virgencita de Luján que me ayuda siempre”.

– Y además Boca le ganó 3 a 0 a San Lorenzo…
– Sí, fue todo espectacular… Pisar el césped, tocar a los jugadores cuando pasaban, alentarlos, escuchar a toda la hinchada… Además me dieron la bandera del Loco Banderita para agitarla. Fue algo muy emocionante, y con el resto de las mujeres hicimos un grupo (de WhatsApp) que se llama Las Boquitas para seguir contactándonos. Yo era la más viejita, y por eso las chicas y toda la gente de Boca me cuidó mucho.

– ¿Cómo ve al equipo?
– Creo que se está formando mejor ahora que están pasando los partidos; están tomando confianza. Lo que pasa es que contra Boca todos se agrandan y le quieren ganar. Le tengo fe a Boquita…

– ¿Tiene algún jugador preferido?
– Me gusta mucho (Julio) Buffarini, porque es arrancador como loco… Y obviamente Carlitos (Tevez), que cambia todos los partidos cuando entra.

– ¿Va a seguir yendo a la cancha?
– Sí, mientras la salud me lo permita voy a ir, al menos una vez por mes. Lo que pasa es que ahora por mi problema tengo que ir a la platea; ya no puedo ir más a la popular como antes…