Inicio La Pampa El TEP dice que no es competente

El TEP dice que no es competente

REEMPLAZO DE ALONSO: SIGUE LA DISPUTA EN EL PJ POR LA BANCA EN DIPUTADOS

El Tribunal también declaró improcedente la renuncia presentada ante él por la concejala electa por General Pico, Patricia Testa, ya que debe hacerlo ante el organismo correspondiente, el Concejo Deliberante.
La polémica sobre quién debe reemplazar a la renunciante María Luz Alonso en su banca de diputada provincial tuvo ayer un pronunciamiento importante porque el Tribunal Electoral de la Provincia de La Pampa, en respuesta a tres peticiones, aseguró que su competencia y jurisdicción sobre las elecciones provinciales del 19 de mayo pasado, concluyeron cuando validó los resultados y proclamó a los candidatos electos.
Y agregó que decir quién debe reemplazar a la renunciante Alonso, «excede esas competencias». Esa fue la respuesta del TEP frente a los planteos del presidente de la Cámara de Diputados, el vicegobernador Mariano Alberto Fernández; el apoderado del Frente Justicialista Pampeano, el ministro de Gobierno y Justicia, Daniel Pablo Bensusán; y la ciudadana Adriana Graciela Dalmasso, que es quien pretende quedarse con la banca en la Legislatura provincial.
Alonso presentó su dimisión ante la Cámara de Diputados y el Partido Justicialista luego que la vicepresidente electa de la Nación, Cristina Fernández, la convocó para ocupar la Secretaría administrativa del Senado.
Por ello, el vicegobernador Fernández le pidió al Tribunal que informara el nombre y apellido de su sustituto, y Bensusán, que remitiera a la Legislatura el orden de reemplazo correspondiente.
Por su lado, Dalmasso, que quedó ubicada 19º en la lista de diputados provinciales del Frejupa -ingresaron 17 legisladores- solicitó la banca «en cumplimiento irrestricto y respeto al cupo femenino».
El TEP, en su respuesta además dispuso remitir a la Cámara de Diputados la resolución correspondiente a la lista oficializada de los candidatos a cargos electivos del Frente Justicialista Pampeano, se informó ayer en un comunicado de prensa.
Allí, además de remarcar que excede sus competencias decir quién debe reemplazar a Alonso -por los motivos ya expuestos-, recordó que el artículo 59 de la Constitución provincial establece que la Legislatura es único juez de los diplomas de sus miembros.
Por otra parte, el Tribunal Electoral declaró improcedente la renuncia presentada ante él por la concejala electa por General Pico, Patricia Clelia Testa, ya que debe hacerlo ante el organismo correspondiente, el Concejo Deliberante de dicha ciudad.

Marín.
En tanto, el diputado justicialista Espartaco Marín, habló antes de entrar a la reunión de comisión de Hacienda y antes de conocerse la decisión del TEP.
«No se definió nada en el bloque porque no es una decisión que tengamos que tomar nosotros los diputados, tenemos que ver qué es lo que va a resolver el Tribunal Electoral, y a partir de ahí, veremos cuál es el camino en la comisión de poderes que se cree. Estamos ansiosos esperando la definición para a partir de ahí ver el paso siguiente», apuntó el legislador.
Y agregó: «Sabemos que Adriana Dalmasso envió una nota al Tribunal Electoral solicitando su ingreso a la Cámara, amparándose en la Constitución, en los Tratados Internacionales y también en la actual Ley de Cupo, provincial, porque entiende que ni siquiera se cumple el cupo del 30 por ciento. De asumir 5 diputadas, entre las 17 bancas del PJ, estaríamos hablando de alrededor del 29 por ciento».
Consultado sobre la realización de alguna acción por parte de Dalmasso, Marín dijo que «no hubo ninguna presentación judicial porque todavía no ha oficializado las listas el Tribunal, por lo tanto no hay un perjuicio en tal sentido».

Puja.
Dalmasso ocupó el lugar número 19 en la lista de diputados del Frejupa, por detrás del intendente de Jacinto Arauz, Oscar Beilmann, quien quedó como primer suplente. Detrás de la discusión, sobre quién debe asumir la banca, no hay solo una cuestión de género, sino una puja interna dentro del PJ, puesto que Dalmasso pertenece al espacio de Convergencia Peronista (marinismo) y Beilmann a la Línea Plural (vernismo).
Desde la Línea Plural dejaron en claro que el vernismo quiere esa banca, amparados en la necesidad de respetar los acuerdos políticos que derivaron en la conformación de la lista, lugar por lugar.