Inicio La Pampa "El trasvase del Grande al Atuel lo decidirá Coirco"

«El trasvase del Grande al Atuel lo decidirá Coirco»

RIO NEGRO ADMITE QUE MENDOZA QUIERE MANEJAR PORTEZUELO

El representante de Río Negro en el Coirco (Comité Interjurisdiccional del Río Colorado), Daniel Petri, admitió hace unos días en una charla con el medio local Vientosur Noticias, que Mendoza pretende manejar Portezuelo del Viento y soslaya el trasvase del río Grande al Atuel. Sin embargo aseguró que la mayoría de las provincias acordaron que el moderador de la presa sea el mismo ente que maneja Casa de Piedra, y que si los mendocinos pretenden un trasvase la decisión será de todos los Estados provinciales involucrados.
El ingeniero Petri salió a responder a las duras críticas que hizo Juan Greco, el representante de La Pampa en ese órgano, sobre el estudio de impacto ambiental recientemente presentado. El pampeano lo considera «contradictorio, incompleto y con baja calidad técnica», y les advirtió a las provincias que lo aceptaron que «si le dan la llave de Portezuelo a Mendoza, se van a arrepentir».

Estudio ambiental.
El rionegrino defendió la «virtud técnica» del informe sobre el estudio de impacto ambiental, sostuvo que «la mayoría de las provincias están de acuerdo» con la obra, ratificó que la autoridad de aplicación será el Coirco y reconoció que Mendoza tiene la posibilidad de impulsar un trasvase del río Grande (principal afluente del Colorado) al río Atuel, aunque remarcó que «hoy no se está evaluando» esta alternativa.
«Este estudio de impacto ambiental regional fue encargado por el Consejo de Gobierno en 2016 al Comité Ejecutivo del Coirco, además del análisis de las normas de manejo del agua y de llenado del embalse. Las primeras dos cuestiones se resolvieron dentro del ámbito del Comité Ejecutivo. Para el estudio, desde el embalse en sí hasta la desembocadura en el Atlántico, se realizó un concurso con universidades fuera de la cuenca. Se contrató a las universidades de La Plata y el Litoral que presentaron una propuesta en conjunto», señaló Petri.
«Hay diferencias de interpretación respecto del informe. La mayoría de las provincias consideramos que el estudio satisfizo lo que se pretendía obtener en cuanto a la información. Ellos -por La Pampa- tienen una posición muy inamovible. Vienen oponiéndose sistemáticamente a todas las instancias incluso en el Consejo de Gobierno donde llegaron incluso a plantear el laudo presidencial», agregó.
«En las opiniones de reunión de comité, cuatro de las cinco provincias (Buenos Aires, Mendoza, Neuquén y Río Negro) coinciden con la aprobación de lo realizado. La Pampa disiente y plantea una cuestión de forma sobre cómo se debe aprobar, que el Comité Ejecutivo del Coirco tiene la facultad de resolver por mayoría, por lo cual para nosotros el tema estaría cerrado. Pero ante la importancia de esta obra, se decidió elevarlo al Consejo de Gobierno», afirmó.

No en manos de Mendoza.
Una de las principales preocupaciones de La Pampa es que Mendoza se convierta en la autoridad de aplicación de Portezuelo del Viento. En ese sentido, Petri desestimó esta posibilidad.
«Plantear eso es no reconocer lo que está escrito. Cuando se trabajó sobre las normas de manejo del agua fue muy debatido ese punto. Arrancamos con unas normas que proponían ellos (Mendoza), donde se planteaba un poco eso pero justamente después de toda la discusión, donde hay una postura firme de todas las provincias, Mendoza termina aceptando lo que resuelve el resto y se incorpora a las normas de manejo que reconoce al Coirco como autoridad de aplicación de Portezuelo», afirmó.
«Lo que destrabó la negociación fue que se reconociera al Coirco como autoridad de aplicación. En un principio sí plantearon esto de manejarlo desde Mendoza. Pero no es como quedó realmente aprobado. La Pampa está con ese discurso y evidentemente no reconocen lo que se firmó. Es una pena», agregó.
«Las normas (de Portezuelo) son muy similares a las normas de manejo de Casa de Piedra, donde el Coirco también es autoridad de aplicación desde hace casi 20 años. Es un poco el contralor de que las normas se estén cumpliendo. Son para que no tengamos una cuestión de llevarnos sorpresas con situaciones. Te fijan cómo tenés que operar en base a las condiciones que se pautaron y que existen. La autoridad de aplicación tiene que verificar que eso se cumpla», añadió.

¿Trasvase al Atuel?
Otra de las grandes críticas y alarmas que remarcaron desde la oposición pampeana es la chance que a futuro se realice un trasvase desde el río Grande al río Atuel. Petri reconoció que esa posibilidad está estipulada en el tratado de la cuenca del Colorado firmado en los 70.
«Cuando se hace el acuerdo del Colorado, en el 76 ó 77, queda abierta la posibilidad que Mendoza pueda trasvasar. Surge como una forma de que Mendoza se sumara al acuerdo, porque no tenía otra forma de beneficiarse del mismo. Esa alternativa es un poco la que les permite a ellos defender la firma del acuerdo hacia adentro de la provincia», explicó.
Petri admite el interés mendocino por esa obra, pero casi la descarta. «En la práctica diría que desde el punto de vista de los costos, no sé si algún día se llegará a hacer esa obra. Y hoy en día no se contempla», afirmó.
Finalmente el representante de Río Negro no fue contundente y admitió la posibilidad de esa obra, aunque aclara que si los mendocinos avanzan en esa alternativa, la decisión no es de ellos solamente. «Mendoza deberá presentar toda la documentación y estudios pertinentes: estudio de la obra, estudio de impacto ambiental, etcétera. Y ahí las provincias tendrán la posibilidad de decir, esto es aceptable o esto es inviable. No se aprobaría por arte de magia», concluyó Petri.