Inicio La Pampa El verano ya se hace sentir: casi 33º

El verano ya se hace sentir: casi 33º

ESA SEMANA SEGUIRA CON TEMPERATURAS DE 35 GRADOS

La ciudad de Santa Rosa atravesó ayer lunes una jornada agobiante de calor, donde la máxima superó los 32 grados. Para los próximos días, se esperan altas temperaturas.
De a poco el calor se empieza a instalar en la capital pampeana, propia de la época del año. El termómetro ayer lunes marcó los 32,9º alrededor de las 16 horas y ni el viento que sopló ayudó a aplacar la jornada.
Aprovechando el feriado largo, aquellas personas más afortunadas afrontaron las agobiantes temperaturas en sus quintas, otras ya armaron la pelopincho y se refugiaron allí. Tampoco faltó quienes recurrieron a la clásica combinación manguera-balde, única posibilidad ante semejante contexto, principalmente para los niños.
También hubo quienes no tuvieron otra chance y tuvieron que salir a la calle para afrontar otra jornada laboral. En este caso, se encontraron con un condimento extra: el barbijo.
Cuando la pandemia de Covid-19 llegó a la provincia, allá por el mes de marzo, el contexto era otro. A medida que avanzó el tiempo la situación empeoró y se estableció el uso obligatorio del cubreboca nasal. A medida que el verano se acercaba, el comentario habitual entre conocidos era: «con esto en el verano nos vamos a asfixiar».
Sin embargo, la situación no es para relajarse y el barbijo -junto con el distanciamiento social- sigue siendo una de los «remedios» más importantes que se tienen para evitar contagiarse de coronavirus.

Los próximos días.
Los y las santarroseñas tendrán que acostumbrarse y adaptarse a la combinación «calor-barbijo», debido a que se esperan altas temperaturas para los próximos días. Según la previsión del Servicio Meteorológico Nacional (SMN), para este martes se espera una mínima de 16º y una máxima de 35º, con el cielo mayormente nublado por la mañana y parcialmente nublado por la tarde.
A su vez, para el miércoles se estima que la mínima será de 20º y la máxima alcanzará otra vez los 35º, con el cielo «ligeramente nublado por la mañana y algo nublado por la tarde». La novedad llegaría en forma de lluvias aisladas el jueves por la tarde, día para el que se espera una temperatura máxima de 31º. Esto implicaría un descenso en la temperatura del viernes, donde la máxima estaría por debajo de los 30 grados: 27º.
El fin de semana volverían las altas temperaturas. Para el sábado se espera una máxima de 33º, mientras que para el domingo la máxima que se estima es de 30º.
Dentro esta «nueva normalidad», el verano será una de las tantas que habrá que superar hasta que llegue la vacuna y se logre la tan ansiada «inmunidad de rebaño». Por estos motivos, desde Salud recomiendan no relajarse, y piden «responsabilidad social» para evitar de esta manera que la provincia registre una «segunda ola», con más contagios y más víctimas fatales.