Inicio La Pampa "El virus va a rondar hasta el fin del año que viene"

«El virus va a rondar hasta el fin del año que viene»

KOHAN HABLA DE UN "MODERADO OPTIMISMO"

El ministro de Salud de la provincia, Mario Kohan, estimó que la pandemia de Covid-19 «va a rondar entre nosotros hasta fines del año que viene» al tiempo que le pidió a los pampeanos «no hacerse los vivos» porque por el brote originado en Catriló se pasó de ocho casos positivos a 70 en solo días.
Kohan habló ayer por la mañana con Radio Noticas y aseguró que el Consejo Provincial de Bioética aprobó el miércoles el protocolo para el uso de plasma de pacientes pampeanos convalecientes de coronavirus.
En ese sentido dijo que como el Banco de Sangre del hospital Lucio Molas de Santa Rosa todavía no cuenta con suficiente cantidad de dadores, «se trae plasma de Bahía Blanca para los pacientes internados».
«Hoy puedo decir que tengo un moderado optimismo, es muy difícil saber cuándo se va a aplanar la curva, cuándo va a caer, en fin; éste es un virus que desde que surgió fue mutando, y se hizo hipercontagioso, por suerte no mutó en cuanto a su mortalidad, su mutación está relacionada con la capacidad de contagio y no con la de lastimar. Uno no puede anticipar fechas, vamos a ir viendo día a día minuto a minuto, pero los casos de Catriló tuvieron un descenso sustancial y nuestra obsesión es focalizar y bloquear. Y si nos va bien vamos a recuperar este tiempo», analizó Kohan.
«Hasta finales del año que viene este virus va a rondar entre nosotros por lo que estimo que en ese momento gran parte de la población va a estar vacunada. Yo desde hace tiempo insisto en que tenemos que aprender a vivir de manera inteligente con este virus, esto quiere decir asumir nuestra responsabilidad social», agregó el funcionario.
Kohan también hizo hincapié en la responsabilidad social durante la Fase 1 en Santa Rosa y afirmó que «hay que estar atentos porque donde sature el sistema de salud, vendrá una catástrofe. Quizás la sociedad imaginó, en algún momento, que nosotros estábamos exagerando, pero está claro que no es así. No se trata de echar culpas, pero sí responsables. Si bien en La Pampa estamos bien, no nos hagamos los vivos porque hasta el 23 de julio había 8 pacientes y hoy siete días después tenemos 70».
En ese sentido Kohan advirtió que «si se mira para atrás, este brote ocurrido en Catriló no fue porque trabajadores violaron los protocolos sino porque un grupo de jóvenes se reunió de manera clandestina».

«Frustrante».
Kohan fue consultado sobre la irritación social que se generó en gran parte de la sociedad el regreso a la Fase 1 del aislamiento social, preventivo y obligatorio.
«Sabemos que es frustrante, agobiante, hay necesidades de todo tipo, pero acá no se trata de libertades sino de proteger a los que están sanos. Cuando hablamos de responsabilidad social, es cumplir lo que te toca. Esa responsabilidad implica un alto contenido ético, que es no ir a visitar a tus padres, a la población en riesgo», expresó.
Kohan aclaró que un 20 por ciento de la población «puede contagiar al 80 por ciento restante» y añadió que «hay personas que contagian mucho más que otras. Es algo muy complicado, hay todo un universo que implica este virus y es difícil de afrontar».
El titular de Salud, en tanto, destacó que el Consejo Provincial de Bioética provincial aprobó el protocolo para usar plasma convalenciente en los pacientes de Covid-19. «Como aquí teníamos pocos casos no había plasma disponible, entonces un equipo de la Dirección de Epidemiología fue a buscarlo a un centro de salud de Bahía Blanca, ellos se ofrecieron y nosotros lo traemos al Molas. A partir de ahora sí vamos a tener en el Banco de Sangre porque vamos a pedir a los pacientes recuperados».

De la ópera a la “opereta”
Kohan fue noticia el miércoles cuando la señal de TV Todo Noticias, del Grupo Clarín, puso en pantalla que el ministro había estado en la cena por la que fueron denunciados dos jueces y un fiscal por violar la cuarentena y que, por esa razón, lo habían desplazado de su cargo.
“Claro que me enteré, justo en ese momento estaba en Casa de Gobierno reunido con Ziliotto cuando llegaron esas imágenes de que me habían expulsado del Ejecutivo, la verdad no le di ninguna relevancia pero lo cierto es que no me llamaron para nada. Me sorprendió un poquito porque se supone que es un medio de mucha trascendencia y presumo que una noticia de esta magnitud, se trata de confirmarla”, deslizó el ministro.
“Me preguntaron si iba a salir a desmentir, pero ¿qué cosa voy a desmentir? No tengo nada que desmentir, en todo caso es el medio el que tiene que aclarar. Pero bueno, estamos viviendo momentos muy particulares en el país, hay un contexto de ópera trágica y algunos lo transforman en opereta. No hay que enojarse y trabajar, estar focalizado en lo importante”.