Inicio La Pampa Empezó a bajar el caudal del Colorado

Empezó a bajar el caudal del Colorado

VOLVIO A SUS NIVELES HISTORICOS DE ESCURRIMIENTO

Tras dos semanas con caudales como hacía años no presentaba, el río Colorado empezó a experimentar en los últimos días una disminución en su escorrentía. El lago de Casa de Piedra sigue subiendo y ya recuperó más de 2 metros respecto del mínimo histórico que tuvo en el mes de abril.
Desde el máximo histórico que alcanzó el lunes 26 de octubre, cuando la estación automática de Buta Ranquil midió el paso de 234 metros cúbicos por segundo, el río Colorado ha empezado a mostrar una tendencia a la baja en su caudal. El martes el escurrimiento fue de 198 m3/s, el miércoles subió a 204, el jueves bajó a 159, el viernes estuvo en 148 y el sábado quedó en 152.
Estos montos de escurrimiento se acercan al módulo del río, de 148 m3/s, aunque todavía se mantienen por encima.
El ingreso de agua en volúmenes superiores a los erogados, ha permitido que el lago artificial mantenga un ritmo de ascenso de varios centímetros por día. Entre el jueves y viernes, el nivel se ubicó dos metros por encima de los 268,39 metros por el nivel del mar al que cayó el lago el 10 de abril, el registro más bajo desde que hace un cuarto de siglo terminó la construcción de la represa y comenzó el llenado del embalse.
A partir de ese mínimo del mes de abril, el lago experimentó una lenta recuperación merced a que el comité de cuenca del río, el Coirco, dispuso minimizar la erogación desde la represa a fin de almacenar agua con vistas a la temporada de riego 2020/21. Esta decisión posibilitó que entre el 20 y 22 de agosto el nivel llegara a los 270,76 metros sobre el nivel del mar.
El inicio de la temporada de riego en las zonas productivas de Río Negro y Buenos Aires obligó a mediados de octubre a abrir las compuertas para permitir la salida de un caudal de 75 metros cúbicos por segundo. Esta importante erogación revirtió la tendencia y el lago empezó nuevamente a bajar su nivel. Ello hasta que hace unos 20 días el río Colorado sorprendió con un incremento de caudales -es decir, con un aporte de agua al lago- que hacía años no tenía.
En cuestión de días el río pasó de 60 metros cúbicos por segundo a superar los 200 m3/s, un fenómeno que frenó la bajante del lago y lo llevó nuevamente a una tendencia creciente. Al día de ayer, el nivel del lago estaba a solo 30 centímetros del máximo de mediados de agosto.

Claves.

Octubre y parte de noviembre son meses claves en la dinámica hídrica del Colorado. Lo que ocurra en este tiempo condicionará el resto del año hidrológico. Mientras el río siga ingresando a Casa de Piedra con un valor superior al que sale, el lago seguirá subiendo aun a ritmo lento. De revertirse esta relación, el lago perderá volumen y la recuperación experimentada en estos meses no habrá sido suficiente.
Los próximos días serán claves para saber si esta recuperación de agua almacenada se extenderá en el tiempo o fue solo un fenómeno pasajero.
La evolución del río y el embalse -piezas fundamentales para el desarrollo productivo que exhibe la ribera pampeana en múltiples facetas- puede seguirse a diario a través de la página web del Comité Interjurisdiccional del Río Colorado alojada en www.coirco.gob.ar, merced a la prolijidad y rigurosidad con que el organismo sube los registros de la estación de Buta Ranquil, en provincia de Neuquén, y de Casa de Piedra.
Se trata de una planilla descargable que se encuentra en la pestaña «Hidrología» y que refleja los valores diarios de altura del río, caudal, nivel del lago, caudal turbinado (es decir, que se utiliza para producir hidroelectricidad) y caudal no turbinado.
De fácil lectura e interpretación, la planilla permite tener un claro panorama de la situación diaria de este recurso fundamental para varias provincias argentinas.