Inicio La Pampa En 2020 se cuadruplicó la generación distribuida

En 2020 se cuadruplicó la generación distribuida

YA ABASTECE A UNOS 1.000 HOGARES ARGENTINOS

El número de generadores particulares de energía creció en Argentina un 304 por ciento durante el año 2020. Las 12 provincias que ya tienen generación distribuida acumulan 338 usuarios generadores -muchos de ellos a nivel domiciliario- que suman una potencia instalada de 3.145 kilovatios, equivalente al consumo de unos 1.000 hogares. La generación distribuida funciona en base a la instalación de baterías de paneles solares.
El Reporte Anual de General Distribuida en Argentina del año 2020 reflejó en todos sus rubros el notable crecimiento que está teniendo la generación distribuida de energía en nuestro país, una posibilidad que se abrió con la sanción de la ley nacional 27.424. La generación distribuida no es otra cosa que la posibilidad de que un usuario particular produzca su propia energía y, merced a medidores bidireccionales, entregue a la red pública el excedente que no consume. El sistema se basa en la producción de energía fotovoltaica a partir de paneles solares.
«Para finales del 2020 el programa de General Distribuida (ley 27.424) contó con 12 provincias adheridas y 138 distribuidoras / Cooperativas inscriptas», detalló la Secretaría de Energía de la Nación en ese reporte.
De las 12 provincias que ya adhirieron a la ley, seis ya cuentan con usuarios generadores en producción, siendo Chubut y Chaco las que empezaron a transitar ese camino durante el año pasado.
Al cabo del 2020 «el programa alcanzó 338 UG (usuarios generadores) con una potencia total instalada de 3.145 kW, lo que equivale al consumo promedio anual de 1.000 hogares», puntualizó.

Córdoba, primera.
La provincia de Córdoba fue una de las primeras que adhirió a la ley nacional y es la que en este momento acumula mayor cantidad de usuarios-generadores: 198. Le siguen Buenos Aires (77), Ciudad Autónoma de Buenos Aires (37), Mendoza (20), Chubut (5) y Chaco (1). Corrientes tiene 4 trámites en curso mientras que Catamarca, San Juan, Neuquén y Río Negro aún no tienen UG inscriptos en la base de la Secretaría de Energía.
De los 338 usuarios generadores registrados, la gran mayoría, 217, son residenciales, es decir, a nivel domiciliario. Representan el 64,2 de los generadores. El resto se divide entre generadores comerciales / industriales (102), entes y organismos oficiales (8) y otros (11).
En potencia instalada la relación se invierte: los generadores comerciales e industriales acumulan el 63,8 por ciento de la potencia (2.007 kW), los residenciales el 24,1 por ciento (758 kW), los organismos oficiales (279 kW) y otros generadores, el 3,21 por ciento (101).

In-crescendo.
Desde que el sistema se puso en marcha en abril de 2019, sus números no dejan de sorprender. El total de usuarios generadores creció un 304 por ciento mientras que la potencia instalada total lo hizo en un 170 por ciento.
Discriminando por tipo de generador, los residenciales se incrementaron en un 343 por ciento y su potencia acumuló un 271 por ciento más que en 2019.
Los generadores comerciales / industriales aumentaron en un 208 por ciento y su potencia instalada en un 105, mientras que los oficiales lo hicieron en porcentajes aún más elevados pero en razón de que en 2019 había solo uno registrado y al terminar 2020 ya había 7 más. Lo mismo pasó con los usuarios generadores de la categoría «Otros», que pasaron de 1 a 11.
La Secretaría de Energía destacó que en febrero de 2020 se alcanzó el primer el primer megavatio potencia instalada, que al terminar el año ya había subido hasta 3 megavatios.

Adhesión parcial.

Nuestra provincia adhirió parcialmente a la ley nacional 27.424 de Generación Distribuida cuando se sancionó la Ley provincial de Desarrollo Energético. «Desde enero estamos trabajando en la reglamentación con las cooperativas para poner en marcha el régimen en la provincia», informó Matías Toso, secretario de Energía de nuestra provincia al ser consultado. En nuestra provincia ya hay cooperativas, municipios, empresas privadas y particulares que generan energía solar pero en todos los casos, la utilizan para consumo propio.