Inicio La Pampa "En EEUU no hay una democracia plena"

«En EEUU no hay una democracia plena»

LA EXPERIENCIA DE UNA PAMPEANA QUE HIZO CAMPAÑA PARA JOE BIDEN, EL PROXIMO PRESIDENTE DEL PAIS DE AMERICA DEL NORTE

(Eduardo Castex) – La pampeana Liana Montero analizó que Estados Unidos no cuenta con una «democracia plena» porque el presidente no se elige por el voto popular, existe un sistemático maltrato hacia las minorías y ni siquiera puede garantizar la salud pública para millones de pobladores. Destacó que en los últimos 20 años hubo un notable incremento de votantes, que llevó a Joseph Robinette Biden Jr. a ser el presidente electo con mayor cantidad de sufragios. «Están equivocados quienes sostienen que Biden y (Donald) Trump solamente se diferencian en las formas. Biden es un político de consensos, de políticas públicas integradoras y proyectos innovadores para una sociedad conservadora», aseguró Montero.
La piquense cuenta con doble nacionalidad y desde 1999 vota en las elecciones estadounidenses y argentinas. Reside en Washington DC. Trabajó en la campaña de Biden y estuvo «golpeando puertas» en Pensilvania, y esto le permitió conocer que «no todos los demócratas votaron a Biden». Consideró inexplicable la demora en el escrutinio, y paralelamente admitió que le provocaron «mucha expectativa y adrenalina».
También afirmó que Trump se había autodeclarado triunfador de las elecciones porque «es un inconsciente». «No racionalizó nada de lo que hace, porque nada tiene racionalización», destacó.

Mayor participación.
Montero votó en septiembre porque se anotó para participar como jueza electoral, pero la importante cantidad de inscriptos impidió que la convoquen para el acto eleccionario del martes 3. «Hubo mucha gente que se anotó para controlar las elecciones, y este también es un dato muy importante», resaltó.
«En una de las últimas elecciones a Bill Clinton lo eligieron con el 51 por ciento de todo el país, y se está hablando de una participación del 67 por ciento. Esto significa que va creciendo la participación electoral en los últimos 20 años», agregó.
«Me encanta la política. Desde 1999 voto en las elecciones de Estados Unidos y para los comicios de Argentina sufrago en la Embajada. Me encanta charlar con la gente que piensa distinto a mí, porque sino estamos en una burbuja donde creemos que la única verdad es la nuestra y esto está demostrado que no es así. Tenemos que saber entablar una conversación con gente que piensa distinto. Leo muchos sitios y nunca hago comentarios porque hay mucha violencia (en las redes sociales y sitios web). Hablar con gente que piensa distinto te ayuda a atender sus porque», relató la confesa demócrata.

-Montero, personalmente tengo inclinación por las propuestas de un político demócrata que se llama Bernie Sanders. ¿Por qué siempre está en el arranque de las candidaturas y nunca llega a ser candidato presidencial?
-Es por la idiosincrasia de este país. Hay tendencias y la tendencia de este país es extremadamente conservador, y el Partido Demócrata es muy progresista para este país. Y es por esos temas, que no gana. El Partido Demócrata tiene candidatos de derecha, de centro y de izquierda. Bernie era muy de izquierda para los demócratas. El en su estado esta perfecta porque es lo que le gusta votar, pero no los demócratas de Michigan o Pensilvania. Es muy interesante la diferencia con Argentina, porque un partido político puede contener las tres ideologías y puedan seguir nombrándose del partido. Acá hay solo dos partidos que se votan, pero en realidad dentro de cada partido hay muchas tendencias, por eso están las primarias para elegir que tendencia representará al partido en las elecciones generales.

-Que en el paraíso fiscal de Delaware hayan convertido a Sarah McBride en la primera trans en llegar al Senado, ¿lo tenemos que tomar como un avance en la vida democrática yanqui?
-Sí. Es la realidad de Norteamérica, porque en pro de muchas cosas, pero después tenés el movimiento contra el racismo. Hoy hay techos que se están rompiendo, para que gente que representa a algunas minorías pueda llegar a lugares de tomas de decisiones importantes en la política del país.

-¿La economía y el racismo pesaron más que el coronavirus en esta elección?
-Para los demócratas, el Covid es importante, para los republicamos es importante mirarse su ombligo. Los republicamos no quieren tener dependencia del resto del mundo, quieren productos fabricados acá, no quieren productos chinos, quieren poner a Estados Unidos primero en todo. Se ha regresado a un nacionalismo bastante enfermizo.

-Pero Trump fue un presidente cuasi xenófobo o directamente xenófobo.
-Completamente. Hacés una lectura que pensamos quienes adherimos al partido democrático.

-Una democracia no puede negarle el acceso a la salud pública a millones de ciudadanos.
-Estoy con vos. Y pensando tu postura, no sé si es una democracia la que tenemos en Estados Unidos. El presidente se elige con los electorales y no por voto popular. Y esto es una república y no es una democracia. Hay un planteo muy interesante que escuche acá que voy a seguir investigando, que explica porque muchas cosas muy pro democracia no se realizan en Estados Unidos, como tener una salud pública. Y un sistema de educación superior que no es gratis, y demuestran el pensamiento de una sociedad.

-Es preocupante el racismo y los movimientos contra los afroamericanos.
-Acá existe el racismo enmascarado en muchos lugares, y ahora sale a la superficie algo sistemático del trato de la policía con los grupos de minoridad. Este país está último en el trato a las minorías.

Trabajo social .

La piquense Liana Montero está casada con Marck Johnson, y tiene dos hijos: Mateo y Malena. Vive en Washington DC y actualmente es la presidenta de la ONG CEDA que recolecta fondos económicos para ayudar a instituciones de Argentina.
«Estamos ayudando mucho al programa Seamos Uno, con el cual ya se entregaron más de un millón de cajas de alimentos para 4 millones de personas que se encuentran en situación de vulnerabilidad durante esta pandemia de Covid-19. En la campaña participan Cáritas, el Banco de Alimentos, asociaciones y cámaras de empresas, entre otros», indicó.
«Tengo contacto casi diario con ONG argentina que hacen trabajos sociales para hogares de ancianos y hogares para niños», destacó Montero.
Desde el inicio de la pandemia la ONG realiza la recaudación de fondos económicos «se hace con campañas online, porque no se pueden organizar eventos».
«Esta organización ayuda a hospitales, escuelas, hogares de niños y hogares de adultos en casi todas las provincias argentinas, como en su momento hicimos una ayuda con los hospitales de General Pico y Eduardo Castex», destacó.
En 2016, Montero entregó una donación $74.300 al Hospital de Eduardo Castex, que permitieron comprar cuatro camas ortopédicas y realizar trabajos de mantenimiento y pintura en dos habitaciones; y además entregó $66 mil pesos al Hospital Gobernador Centeno de General Pico para la compra de un ecógrafo portátil y una PC de última generación.