Inicio La Pampa En el norte detienen a taxis cordobeses con estudiantes

En el norte detienen a taxis cordobeses con estudiantes

PAMPEANOS INTENTAN INGRESAR CON PERSMISOS "FALSOS"

Efectivos policiales del norte provincial interceptaron en diversos operativos a varios estudiantes pampeanos que llegan desde la ciudad de Córdoba, luego de pasar varias semanas de cuarentena en esa ciudad cordobesa y donde está declarada «zona roja» por la pandemia de coronavirus. Fuentes consultadas informaron que los universitarios intentan llegar a sus hogares con declaraciones juradas falsas.
Ayer, la policía de Coronel Hilario Lagos interceptó a un vehículo en un camino vecinal con dos jóvenes que intentaban dirigirse a Quemú Quemú. Otros tres jóvenes fueron interceptados en el otro control ubicado en el límite entre La Pampa y Córdoba, a la vera de la ruta nacional 35.
Los estudiantes que viajaban en remises o taxis, utilizan permisos nacionales «falsos» de circulación obtenidos a través de la base de las declaraciones juradas que implementó el Gobierno nacional. Según trascendió solicitan los permisos de tránsito federal pero con datos falsos, como para el cuidado de personas mayores o con discapacidades.
El falseamiento de los datos está penado por el Código Procesal Penal, como así también por delitos contra la Salud Pública.

Dos casos.
La policía de Hilario Lagos interceptó ayer a las 0.15, a un Renault Megane II con dos hombres que intentaron ingresar por un camino vecinal desde Córdoba a La Pampa. Fuentes policiales informaron que los infractores quedaron a disposición de la Justicia.
El vocero informó que al momento de ser interrogados no lograron justificar la presencia en la zona rural. Primero dijeron que se dirigían a la localidad de Quemú Quemú y que se habían perdido.
Ante este relato y la sospecha de los efectivos policiales se comunicaron con el Puesto Caminero II, ubicado a la vera de la ruta nacional 35, al norte de Realicó, donde sus pares confirmaron que ese mismo vehículo y las personas habían intentado ingresar al territorio pampeano sin la autorización correspondiente. Los dos infractores relataron a la policía realiquense que regresaban a Córdoba pero tomaron un camino vecinal para evitar el control. A los pocos kilómetros cayeron en mano de los pesquisas.
Ambos ocupantes fueron notificados en libertad y quedaron a disposición de la Justicia por infracción a los artículos 205 y 239, mientras que el rodado fue secuestrado. Las personas fueron trasladadas a Quemú.
Este es el segundo vehículo que intenta ingresar desde Córdoba a La Pampa, por caminos vecinales, de tierra, en la zona de Lagos. Estas personas que intentan ingresar al territorio pampeano sin la autorización correspondiente y evadiendo los controles sanitarios ponen en riesgo a toda la población.
Ayer, otro coche de alquiler de la provincia de Córdoba intentó ingresar tres estudiantes por el control ubicado en el límite entre ambas provincias. Se iniciaron causas judiciales y tuvieron que regresar a Córdoba. Este episodio también ocurrió en la madrugada de ayer cuando el conductor del vehículo pensó que los controles se «relajan». El destino de los tres jóvenes era Santa Rosa. También tenían en su poder permisos falsos.
Pobladores del norte pampeano se mostraron preocupados porque son muchos los caminos de tierra que comunican a ambas provincias.

Chileno.
Un ciudadano chileno de 45 años ingresó desde Córdoba a La Pampa por un camino vecinal de tierra. El hombre que se dirigía a Chile mediante la modalidad (a dedo) fue demorado por infractor al DNU por el Covid-19.
Fuentes consultadas informaron a este diario que el individuo quiso evadir todos los controles policiales y sanitarios por la pandemia.
Según el relato del hombre viajaba desde Chile, pasando por la Argentina a Brasil, pero fue sorprendido por la cuarentena en la ciudad cordobesa de Río Cuarto y se quedó en el domicilio de una persona de ese lugar. Ahora intentaba regresar nuevamente a su país de origen.
La policía le inició una causa judicial por violar el DNU. Luego de ser controlado por personal sanitario para descartar síntomas coincidentes con el coronavirus tuvo que regresar a Río Cuarto.