Inicio La Pampa En Fase 1, no cambian los horarios

En Fase 1, no cambian los horarios

El regreso a Fase 1 de las localidades de Santa Rosa, Toay, Macachín y Catriló no implicará una modificación de los horarios que se habían dispuesto para las distintas actividades económicas.
Fuentes de Casa de Gobierno confirmaron la información a LA ARENA y explicaron que «los horarios quedan como hasta ahora y no se van a cambiar, al menos desde el protocolo de la Provincia». De todas maneras, aclararon que las modificaciones podrían ser ordenadas por cada municipio.
Sin embargo, dejaron trascender que el intendente de Santa Rosa, Luciano di Nápoli, le había anticipado a las autoridades provinciales «que no lo iba a cambiar en la ciudad».

Horarios.
El decreto Nº 1247, publicado el 12 de junio, es el último antecedente en el que se deja asentado el horario autorizado para las distintas actividades. En el texto de la normativa, se establece como franja horario de 8 a 20 horas para el desarrollo de «actividades Económicas en General, Actividades Deportivas, Artísticas y Culturales, Agencias y Puestos Fijos Oficiales dependientes de Dafas. (Dirección de Ayuda Financiera para la Acción Social – Instituto de Seguridad Social) (tolerancia de una (1) hora en virtud de los cronogramas de los sorteos)».
A su vez, establece el horario de 8 a 24 para los locales gastronómicos en general, los comedores comunitarios, provinciales y municipales, y actividades asistenciales.
La única modificación que debe considerarse está relacionada a cuáles son las áreas habilitadas para continuar funcionando. En primer lugar, el Ejecutivo provincial prohibió los encuentros sociales y familiares, y la actividad gastronómica en modalidad de atención a personas dentro del local.
Luego, con el regreso a Fase 1 publicó un decreto con las nuevas restricciones y definió cuáles eran las áreas autorizadas: rubro alimentación, farmacias, servicios esenciales de mantenimiento de viviendas, ferreterías, comercialización agropecuaria, entre ellas las veterinarias, la actividad bancaria, las estaciones de servicio, los registros públicos, la obra pública, la reparación de vehículos vinculados a actividades esenciales y el transporte urbano para trabajadores esenciales, entre otras.