Inicio La Pampa En General Pico se duplicó la cantidad de aislados

En General Pico se duplicó la cantidad de aislados

LA CIUDAD NORTEÑA SIGUE CON UN CASO ACTIVO DE COVID-19

La ciudad de General Pico duplicó la cantidad de personas aisladas, tras el brote de contagios de Covid-19 que se registra desde la semana pasada en la localidad de Catriló. Así lo aseguró la intendenta local, Fernanda Alonso, quien ayer a la mañana se reunió mediante teleconferencia con el gobernador Sergio Ziliotto.
A partir del brote de coronavirus en Catriló, en Pico, donde hay un caso activo, se pasó de 120 a 240 personas aisladas, aseguró la mandataria municipal. «Vamos a redoblar los esfuerzos para lograr sostener las condiciones epidemiológicas que tenemos. Se ha pasado de 120 aislados preventivamente, a 240. Ese es el número que está conteniendo hoy todo el equipo de Salud que lidera Marcos Miguel y que ha hecho un esfuerzo enorme para detectar y hacer este estudio epidemiológico pormenorizado de los contactos estrechos, lo cual nos permite tener cierta tranquilidad hasta hoy», señaló.
Durante los últimos días, a través de la activación del protocolo, se tuvieron que cerrar y hacer tareas de desinfección en oficinas públicas, como el Concejo Deliberante, el edificio de Anses y de la Cooperativa Regional de Electricidad de esta ciudad.
Además, la jefa comunal piquense destacó que a partir la situación sanitaria actual, de manera preventiva, se cancelará el acceso a los espacios públicos de la ciudad.
«Ya hemos cerrado la laguna, entendiendo que es la mejor medida para acompañar el pedido de aislamiento voluntario que compartimos plenamente, y que es la única manera de llevar cierta tranquilidad, en el mantenimiento de lo logrado hasta ahora», indicó.
«Por eso vamos a hacer este bloqueo de espacios públicos, como lo habíamos hecho oportunamente, encintando los juegos, por más que no esté prohibido. Solicitamos que la población nos acompañe, saliendo de casa solo para cosas estrictamente necesarias», puntualizó.

Restricciones.
Durante la reunión, Alonso y Ziliotto analizaron los alcances de la restricción para circular a través del puesto caminero de González Moreno.
En cuanto a esto, el mandatario pampeano señaló que se mantendrá el mismo criterio que se aplicó en el resto de los puestos camineros habilitados, y que de ese modo solo ingresarán los transportistas que desarrollan una actividad esencial.
También se trataron otros puntos, como el funcionamiento del sector gastronómico solo a través del envío y retiro de comida; como así también, la restricción de los denominados operativos «Regreso a Casa», para que se circunscriban solo a los casos que sean necesarios.
«Eso implica un gran esfuerzo de todo el equipo de Salud y ya se dispuso de un tiempo importante para que la gente vuelva a la provincia y a la ciudad. Aún quedan algunas situaciones o surgen nuevas, pero es necesario habilitar exclusivamente, los casos que están más estrictamente fundamentados», dijo Alonso.
El gobernador destacó que si bien «hay dos estatus sanitarios en La Pampa», ello no significa una «liberación de actividades en el resto de la provincia. El aislamiento social voluntario tiene que estar más presente que nunca, para no tener que llevar a más localidades a la Fase 1».