miércoles, 20 noviembre 2019
Inicio La Pampa "En Jujuy están sucediendo cosas que no son muy buenas"

«En Jujuy están sucediendo cosas que no son muy buenas»

BONGIANINO DIJO QUE MORALES AVANZA SOBRE LA JUSTICIA

El procurador general de la Justicia pampeana, Mario Bongianino, reclamó al presidente de la Nación, Mauricio Macri, que mire con atención lo que está ocurriendo en la provincia de Jujuy con el avance del Poder Ejecutivo sobre el Poder Judicial.
Lo hizo en referencia al pedido de juicio político que el gobernador Gerardo Morales (Cambiemos) impulsó contra el procurador general de Jujuy, Alejandro Ficoseco, pero recordó, además, la reforma del Superior Tribunal de Justicia de la provincia norteña que Morales impulsó ni bien asumió en diciembre del 2015.
Bongianino participó días atrás de la reunión plenaria de la Asamblea Internacional de Fiscales que se realizó en la ciudad de Buenos Aires, con la participación de fiscales de más de 120 países. «Una de las cosas que se analizó fue la situación institucional de Jujuy. Aunque no lo hicieron nominalmente, hacen referencia a la preocupación de la Asociación Internacional de Fiscales por lo que ocurre en Jujuy», dijo en declaraciones a La Parte y el Todo, el programa que se emite en CPEtv.
«Realmente están sucediendo cosas en la provincia de Jujuy, que no son muy buenas. Como anécdota recordemos nada más la ampliación de los miembros de la Corte Suprema que hizo el presidente de la Nación, Carlos Menem, que se hizo por ley pero produjo una afectación a nivel institucional que aún hoy estamos pagando las consecuencias. En Jujuy se hizo exactamente lo mismo», aseguró.
Pero Bongianino consideró que el caso jujeño tuvo un condimento que empeoró aún más la maniobra: «Dos de los miembros de la Cámara de Diputados jujeña que aprobaron la ley, al otro día habían renunciado como diputados y estaban asumiendo como titulares del Superior Tribunal de Justicia. Se hicieron sus propios cargos. Imaginemos una cosa así en la provincia de La Pampa, el escándalo que sería. Eso se hizo en Jujuy ni bien asumió el nuevo gobernador y ahí comenzó el proceso de colonización del Poder Judicial en esa provincia. Lo extraño es que se haga en nombre de un partido político que hizo gala del republicanismo y de la defensa de la institucionalidad, la división de poderes y la independencia del Poder Judicial».
Luego, el presidente del Consejo de Procuradores, Fiscales, Defensores y Asesores Generales de la República Argentina le envió un mensaje a Mauricio Macri: «El presidente de la Nación decía (días atrás) que no hay república posible sin un Poder Judicial independiente. Pues entonces miremos lo que está ocurriendo en la provincia de Jujuy. Porque esto fue aprovechado para el armado de causas, que permiten que una dirigente social, como Milagro Sala, hoy siga privada de la libertad sin una sentencia firme que diga que es culpable. Y no estamos acá juzgando si Milagro Sala cometió o no un delito, lo que estamos diciendo, como lo dicen los organismos internacionales, es que toda persona que esté privada de la libertad debe tener un presupuesto procesal, debidamente fundado, o bien una sentencia que indique su culpabilidad».

-¿Hay una preocupación de los fiscales en general sobre lo que ocurre en Jujuy?
-Todos los procuradores, todos, de todas las provincias de Argentina, incluido el de la ciudad de Buenos Aires, vemos con preocupación esta avanzada que ahora tiene un nuevo paso y es tratar directamente de desplazar de su cargo al procurador, que por otra parte ya había sido desplazado de buena parte de sus competencias. Crearon un engendro que se denominó Ministerio Público de la Acusación, donde pusieron a cargo a otro funcionario con la misma jerarquía, al menos remuneratoria pero no constitucional, que es otro fiscal general de la acusación que es precisamente el que fue el encargado de llevar adelante estas causas contra Milagro Sala.

-¿Y por casa como estamos?
-No podría decir que somos la provincia con mejor institucionalidad, pero sí que La Pampa está en el grupo de cabecera en cuanto al respeto del funcionamiento de las instituciones y en cuanto a los códigos de procedimiento y carriles normales de la Justicia. Los plazos están dentro de lo razonable. Raramente transcurre más de dos años desde que una persona es afectada por un delito y obtiene una sentencia que castigue al autor.

-¿Cuál es su opinión sobre los juicios por jurados?
-Es un mandato constitucional establecido desde 1853. Por lo tanto, el objetivo debería ser ir hacia juicios por jurados. Lo cierto es que es una institución extraña a nuestra cultura, porque fuimos colonia de España y no de Estados Unidos. Sin embargo, nuestra constitución es copia de la constitución de Estados Unidos -a su vez receptora de las instituciones inglesas- que era la más avanzada en aquel momento. Esto lo digo para explicar por qué se demoró tanto en la aplicación de una institución que está contemplada desde hace más de 150 años. En nuestro Código Procesal Penal nuevo se establece que los juicios culminarán por juicio por jurados y que una ley reglamentará la manera en que se desarrollarán -porque hay diversos tipos de juicios por jurados- y si van a entrar todos los delitos o algunos. Hay algunas provincias que ya lo están implementando y limitan el juicio por jurados a delitos de cierta gravedad.