En la cola por un empleo

Un autoservicio mayorista de Santa Rosa abrió una convocatoria laboral para una nueva sucursal. En plana crisis socioeconómica y con temperaturas que superaron los 33 grados -la sensación térmica rozó los 40- una gran cantidad de jóvenes se hizo presente ayer en el lugar indicado, acompañados con su currículum y con la ilusión de encontrar trabajo. La firma que ofrece el puesto de trabajo es Import City, ubicada en avenida Spinetto al 333; y ya había recibido jóvenes el sábado, durante el primer día de entrevistas. A través de publicaciones realizadas en los medios santarroseños, la empresa -necesita empleados para atención al público, reposición y depósito- impuso como requisitos para sus aspirantes “tener entre 20 y 30 años; buena presencia; secundario completo (excluyente); referencias comprobables (excluyente); y dedicación full time”. Las entrevistas se realizaron desde las 9.30 y hasta las 16 horas de ayer y entre los dos días se acercaron casi 500 jóvenes.

“Está difícil”.
Dentro de los y las jóvenes que se encontraban en el lugar había desempleados, personas que realizan trabajos como “changas” y estudiantes con la necesidad de trabajar. Todos compartían el mismo objetivo: conseguir el puesto de trabajo.
En un recorrido por la fila de muchachas y muchachos que LA ARENA realizó mientras aguardaban ser entrevistados, uno de ellos contó su situación personal. “Ya tuve trabajo, laburaba con mi viejo. Vi el artículo por las redes sociales y vine. Tengo 20 años y está difícil para encontrar trabajo”, indicó uno de los jóvenes.
Otro de ellos, en búsqueda de la posibilidad de hacerse con el puesto expresó que “creo que hay dos puestos de trabajo para diez personas. La situación actual del país es deplorable. No hay trabajo”, puntualizó mientras aguardaba su turno.
“Dejé de estudiar, está muy complicado”, fue otro de los testimonios que mayormente provenían de personas oriundas de esta capital.
Entre otro de los casos estaba el de una joven que sostuvo: “Estoy estudiando y quiero trabajar para solventar los gastos de la facultad”, al mismo tiempo que reconoció que la situación “está muy complicada”.
“Por todos lados busqué trabajo, piden muchas referencias y experiencia, pero si no tuviste un trabajo antes es muy difícil”, explicó.