Inicio La Pampa En la era Macri, una familia ya pagó 5.600% de aumento

En la era Macri, una familia ya pagó 5.600% de aumento

TARIFAZO ELECTRICO

Santiago Pavón, el abogado del Centro de Estudios para la Promoción de la Igualdad y la Solidaridad, la ONG que presentó el recurso de amparo para evitar el último tarifazo del macrismo en el energía eléctrica, aseguró que el cargo variable de la tarifa energética subió en los últimos tres años 5.600 por ciento.
«Hicimos un cálculo de cuánto aumentó, desde que asumió Macri (diciembre de 2015), el cargo fijo y el cargo variable de la tarifa de la energía. El cargo fijo es el que se paga por mantenimiento y el variable, es lo que se paga por lo que uno consume. El cargo variable de una familia tipo, con un consumo aproximado de 350 watts mensuales, subió un 5.600% en tres años. Los sueldos, en promedio, subieron un 128 por ciento. El cargo fijo subió 800 por ciento», aseguró.
«En el caso de una familia electro-intensiva, que se da mucho en el Conurbano Bonaerense, que son aquellas que no tienen servicio de gas natural y usan la energía eléctrica para calefaccionarse y cocinar, el cargo variable aumentó un 3.900 por ciento y el fijo un 2.000 por ciento», reveló.
Consultado por la medida cautelar, sostuvo que se trata de un amparo colectivo que se hizo en representación de todos los habitantes que utilizan el servicio de energía eléctrica, que sufrió un aumento por la última resolución que tomó Iguacel (Javier, el ex secretario de Energía) antes de irse, la 366, que significó un aumento de la tarifa de la energía mayorista de un 30 o 35 por ciento.
«Este amparo fue acompañado por más de 30 intendentes de la provincia de Buenos Aires, del defensor del pueblo y de legisladores nacionales y provinciales. La idea es que se declare la inconstitucionalidad de estos aumentos porque no se cumplió con los principios establecidos por la Corte Suprema en el fallo de 2016 que paró la suba de las tarifas de gas natural», dijo.
Pavón explicó que el fallo estableció tres principios fundamentales, entre los cuales se contaba uno que decía que los aumentos debían ser razonables, graduales y tener en cuenta a los ciudadanos, y no solo al bien de mercado. «Esto es fundamental porque el gobierno nacional, cada vez que aplica los aumentos, lo hace en función de las ganancias de las empresas y sin tomar esto como un bien social», dijo.
Para el asesor legal de la ONG, la política tarifaria del presidente Mauricio Macri está generando una nueva clase de pobres. «Es la pobreza energética, porque la gente deja de comer para poder pagar la tarifa. Hay gente que está sacando créditos en financieras para poder pagar la luz. Estamos hablando que la gente tiene que sentirse culpable por prender la estufa o el ventilador. Tenemos niveles de tarifa de Alemania y tenemos un servicio peor que cualquier país del Tercer Mundo», dijo en alusión al servicio que prestan las compañías Edesur y Edenor.
-¿Qué suerte puede correr este amparo?
-La verdad es que es difícil. En 2016 la Corte puso algunos principios e incluso obligó a las audiencias públicas. En este caso el gobierno tampoco convocó ninguna audiencia pública. En nuestro caso hacemos lo que tenemos que hacer, no perdemos la fe. Seguiremos litigando y creemos que finalmente nos van a dar la razón.
-¿La Corte falló y no le dieron bolilla?
-No le dieron bolilla a la Corte, ni al Poder Legislativo, que aprobó una ley que frenaba los tarifazos. Y tampoco le están dando bolilla a la gente que todas las semanas sale a manifestarse.