Inicio La Pampa En La Pampa, 79 personas esperan un trasplante

En La Pampa, 79 personas esperan un trasplante

EL INCUCAI NO REALIZO ESTE AÑO NINGUN OPERATIVO EN NUESTRA PROVINCIA

En La Pampa son 79 las personas que permanecen en lista de espera aguardando por algún trasplante, reveló el doctor Javier Tévez (41), coordinador jurisdiccional del Incucai. Ocupa el cargo desde septiembre del año anterior, luego que lo dejara la doctora Cristina Arrieta. Como se sabe, el Instituto Nacional Central Único Coordinador de Ablación e Implante es el encargado de impulsar, normatizar, coordinar y fiscalizar las actividades de donación y trasplante de órganos, tejidos y células en nuestro país. El profesional hoy a cargo del Incucai en la provincia es oriundo de Santa Rosa, es médico especialista en Terapia Intensiva de Adultos, y también realizó la residencia en Microbiología Clínica en la Universidad Nacional de Córdoba. Con posterioridad, en 2016, ingresó en la residencia de Terapia Intensiva de Adultos en el Hospital Lucio Molas. Actualmente el doctor Javier Tévez pertenece al staff médico de la Terapia Intensiva de CEAR (Centro Emergente de Afecciones Respiratorias); y promediando septiembre de 2020 quedó a cargo de la coordinación jurisdiccional de Incucai La Pampa, donde hasta el momento se desempeñaba la doctora Cristina Arrieta.

-El 30 de mayo fue el día nacional de la donación de órganos.

-Sí, y esa fecha constituye una oportunidad para recordar la importancia de ese acto solidario, que permite salvar o mejorar la vida de muchísimas personas. Principalmente se trata de realizar un homenaje y reconocimiento especial para las y los donantes que hacen posibles estas segundas oportunidades, porque que la donación no sólo salva vidas, sino que genera nuevas.

-Hasta el año pasado un médico pampeano estaba a cargo del directorio del Incucai a nivel nacional. ¿Eso sigue igual?

-Actualmente el presidente del directorio del Incucai es el doctor Carlos Orati, quien fue nombrado en marzo del 2020, y también lo había sido en otras oportunidades. Y sí, hasta antes que asumiera el titular era el doctor Alberto Maceira que es pampeano.

-¿Cómo se integra hoy el equipo en La Pampa?

-Actualmente el equipo del Incucai esta formado no solo por un coordinador jurisdiccional, sino también por coordinadores hospitalarios o coordinadores de los operativos, y hay otros terapistas, como por ejemplo la médicos y médicas intensivistas Natalia Fernández; Sergio Pascual; Laura Cáceres; y la doctora Laura Gervasoni.

-Pero hoy en día están en el servicio del CEAR.

-Sí, somos intensivistas y estamos afectados desde el día 0 en el CEAR, donde hay 18 camas. Pero aún en este contexto de pandemia, siendo parte del staff médico, también nos hicimos cargo del Incucai La Pampa con toda la responsabilidad que eso conlleva, con esfuerzo, compromiso, mucho trabajo y obviamente con desgaste y cansancio. Fue un desafío mantener y sostener la actividad de donación y transplante durante la pandemia

-Además de los médicos intensivistas hay más gente vinculada al Incucai.
-Sí, no sólo el Incucai La Pampa lo forman médicos, sino que hay enfermeros, trabajadores sociales y principalmente las GIAP (Gestoras Informáticas Administrativas Provinciales), como por ejemplo Erika Graff… Sin ella también es imposible el funcionamiento, ya que la parte administrativa y de logística es muy importante, y no sólo la parte asistencial.

-Hubo tres operativos el año anterior…

-Sí, y no quiero dejar de mencionar también a los chóferes como parte del equipo, que son quienes nos aseguran que las muestras lleguen a Buenos Aires, máxime teniendo en cuenta todas las restricciones que hubieron el año pasado en los meses de octubre, noviembre y diciembre. Además hubo que coordinar la logística de aviación en el aeropuerto, que los estuvieran esperando las ambulancias, las combis, que los trajeran, hasta llegar al hospital Lucio Molas; e ingresar y activar los protocolos dentro del hospital. En ese momento el hospital no asistía pacientes Covid, y todo estaba centralizado en el CEAR.

-Hay una logística compleja detrás de cada operativo.

-Claro, fue muy importante cuando tuvimos esos tres operativos en octubre, noviembre y diciembre. Esos operativos fueron bioorgánicos, y algunos multiorgánicos… fue muy importante sostener esa actividad de donación y trasplante durante la pandemia, y también cabe destacar el aporte y el apoyo del Ministerio; y principalmente del personal de Salud del hospital Lucio Molas para todo eso.

-Esos operativos fueron ya en un contexto de pandemia.

-En La Pampa se logró sostener la actividad de donación y trasplante durante la pandemia en octubre, noviembre y diciembre. Obviamente gracias al esfuerzo de todo el equipo, principalmente del Lucio Molas que es hospital donante, y el compromiso de todos los servicios, laboratorios, bioquímicos, bancos de sangre, jefes de quirófanos, instrumentistas, técnicos anestesistas, enfermeros de quirófano… Y no hay que olvidar a quienes sostienen a los pacientes como los enfermeros de las terapias intensivas y obviamente los médicos intensivistas.

-Este año no hubo operativos del Incucai aquí.

-Lamentablemente en lo que va del año, en La Pampa no hubo ningún operativo, por ahora.

-¿Cuántas personas en nuestra provincia están en lista de espera para recibir la donación de un órgano.

-Hoy en día hay 79 personas de La Pampa que esperan algún trasplante. Si lo detallamos podemos precisar que para renal hay 50, reno-pancreático 5, hepático 10, cardíaco 2, pulmonar 7 y de córnea 5. En lo que va de 2021 la lista es de 6.925 personas que necesitan de un transplante para salvar su vida en la Argentina. Este año se realizaron 580 trasplantes en el país; y fueron 216 las personas que donaron sus órganos en este mismo período. Hay que decir que actualmente la problemática de salud más prevalente está relacionada con enfermedades crónicas, y algunas de ellas tienen el trasplante como opción de tratamiento.

-¿Por qué cree le ofrecieron el cargo en el Incucai?

-Obviamente llegué a la coordinación de Incucai La Pampa, en pleno contexto de pandemia, en septiembre de 2020. Creo se tuvo en cuenta principalmente mi especialidad de terapia intensiva, ya que los terapistas nos vamos capacitando y formando en la detección del potencial donante, en la procuración de órganos sólidos y tejidos. Por eso creo que el ofrecimiento tuvo mucho que ver con la especialidad y por el interés y el compromiso de los terapistas en una procuración de órganos.

-¿Qué significó la sanción de la Ley Justina?

-Indudablemente a partir de eso hubo un cambio de paradigma, y se notó. En el 2018 se aprobó la ley de trasplante de órganos, tejidos y células y desde ese entonces, toda persona mayor de 18 años es considerada donante, salvo que haga expresa manifestación de lo contrario. Y por supuesto resultó un aporte muy importante…