Inicio La Pampa En La Pampa, más movimiento

En La Pampa, más movimiento

SEGUN DATOS DEL ULTIMO INFORME DE COYUNTURA DEL IERAL

El movimiento económico mostró en junio signos de recuperación en comparación con abril, cuando la actividad había caído estrepitosamente. Así lo confirmó un informe del Instituto de Estudios sobre la Realidad Argentina y Latinoamericana (Ieral), el cual precisó que en La Pampa el movimiento de personas hacia sus puestos de trabajo casi registró niveles previo al inicio de la cuarentena obligatoria.
La pandemia del coronavirus impactó con fuerza en todas las provincias, y así quedaron explícitos en los datos de abril. En mayo y junio hubo una recuperación, aunque todavía lejos de los niveles pre-pandemia, según precisó último Informe de Coyuntura elaborado por el Ieral. En este escenario económico nacional, La Pampa es uno de los distritos mejores posicionados.
Tomando como referencia la primera quincena de marzo (previa a la cuarentena), los datos a fin de junio muestran que, en promedio en la Argentina, a los almacenes y farmacias van un 20% menos de clientes, mientras que a los otros comercios sólo van la mitad. En parte, este fenómeno ha sido compensado por los deliveries o por el comercio virtual (si el cliente no va al negocio, el negocio va al cliente). Respecto a los puestos de trabajo, la caída es del 25,4%.
Las provincias con menor movimiento de clientes y trabajadores son aquellas que sufren mayores restricciones: Buenos Aires, Jujuy, Chaco y Río Negro. Caso contrario sucede con los distritos que ingresaron a la Fase 5 de la cuarentena.

El desglose.
«Los supermercados y farmacias fueron desde un primer momento actividades esenciales, aunque eso no impidió que manifiesten una retracción en la movilidad», precisó el informe, que detalló que durante la primera semana de aislamiento la caída promedio fue de 54,3%, «recuperándose gradualmente con el correr de las semanas, llegando a caer solo un 16% a mediados de junio».
En La Pampa, según destacó el Ieral, los signos de mejora en esta categoría fueron ampliamente mayores que a la media nacional: de un derrumbe del 56,3% se pasó a una caída de tan solo 6,6 %. Esto implicó una recuperación del 49,7 %.
La movilidad en lugares de trabajo es una de las variables clave para dimensionar el impacto económico de la crisis. «En los primero siete días de aislamiento la caída promedio fue de 67,7%. Con el pasar de los días la recuperación fue gradual y sostenida hasta mediados de junio, cuando llegó a caer 23%. En las semanas siguientes no se observaron mejoras sensibles, y la reducción de la movilidad actual se encuentra en 25,4% promedio», agregó el informe. En esta categoría nuestra provincia, nuevamente, mostró mejores números: pasó del -60,6% al -1,9%. Es decir, hubo una recuperación del 58,7 %.
Respecto a los comercios minoristas y ocio, fue el rubro que menos recuperación mostró y el más afectado por la pandemia del coronavirus. El derrumbe inicial de la movilidad fue de 84,1%, recuperando en parte hacia mediados de junio a un nivel de retracción del 62%. Los datos en La Pampa también reflejan la crisis de este sector: pasó de una caída del 81 % al 49,4%.

Comparación.
En el mundo se aprecia que las últimas tres semanas tampoco mejoraron los niveles de movilidad en el resto del mundo. Se mantienen como casos excepcionales Nueva Zelanda y Corea del Sur, en los que la movilidad al trabajo está prácticamente al nivel de prepandemia, y Uruguay, en la región, a 8% de la normalidad. En el caso de Chile, que a comienzos de mayo tenía un registro similar al de Argentina, actualmente presenta una reducción de movilidad del 48%, siendo un registro que casi duplica el argentino