miércoles, 18 septiembre 2019
Inicio La Pampa En La Pampa, por ahora, no se usarán pistolas Taser

En La Pampa, por ahora, no se usarán pistolas Taser

COMISARIO AYALA

El Gobierno nacional habilitó ayer el uso de pistolas Taser a las fuerzas policiales y de seguridad federales (Ver página 5). En La Pampa, la utilización de esas armas «no está en estudio ni es una prioridad» aunque no se descarta que en el futuro puedan utilizarse, según expresó el jefe de la Policía, Roberto Ayala.
«Nosotros no lo tenemos previsto en lo inmediato, es algo que habrá que hacer un análisis porque hay que conocer esa tecnología, que es totalmente nueva. Es un arma no letal, de defensa del personal policial y que no implica el uso de la fuerza física. En todo caso habrá que capacitar al personal para su uso», dijo Ayala a LA ARENA.
La medida impulsada por la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, fue oficializada en el Boletín Oficial, mediante una resolución que las presenta como «un medio intermedio» para el uso de la fuerza.
Entre otros argumentos, asegura que dará a los uniformados «una opción» a las armas de fuego. Con la publicación del texto, difundido como un reglamento para el empleo de armas electrónicas no letales, Bullrich instruyó a las autoridades de la Policía Federal, la Policía de Seguridad Aeroportuaria, la Prefectura Naval y Gendarmería «a que procedan a la inmediata implementación de cursos de capacitación» para su uso.
En nuestra provincia hay delegaciones de Policía Federal, de Seguridad Aeroportuaria y Gendarmería. «Son armas para utilizar cuando hay una gran acumulación de gente, no son para largas distancias, según han explicado», detalló Ayala.
Por su parte, el titular de Derechos Humanos de la provincia, Nicolás Curciarello, se mostró en contra de la medida adoptada por el Ejecutivo nacional y valoró que en La Pampa «la policía no usa ese armamento».

Letales.
El Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) advirtió que «el uso de las Taser requiere de dispositivos de salud y de seguimiento y control que hoy ninguna de las policías del país tiene».
El gobierno de Cambiemos anunció hace cinco meses la compra de unas 300 pistolas. Entre los argumentos para su habilitación, la resolución sostiene que «los resultados obtenidos en los estudios médicos y técnicos realizados en prestigiosas universidades, como los efectuados por las universidades de California (UCSD) y Winston-Salem de los Estados Unidos, y por el Instituto de Medicina Legal de Málaga, España, concluyen que el empleo de las armas electrónicas no tiene efectos letales sobre las personas».
Según una nota que publica el diario Página 12, las pistolas Taser con las que el gobierno de Mauricio Macri armará a las fuerzas de seguridad policiales «sí son letales, a pesar de que los funcionarios se empeñen en negarlo».
En Estados Unidos solamente se registraron «no menos de mil casos de muertos entre 2000 y 2007 por el uso inadecuado de las pistolas», de acuerdo a un informe del Cels que refuta la idea de que las pistolas eléctricas que ahora van a cargar los efectivos argentinos sean «un medio intermedio» para el uso de la fuerza.

Juicios.
El propio fabricante advierte también sobre los severos daños que puede llegar a causar este tipo de armas electrónicas. La compañía texana Taser reconoce el peligro que implica la utilización de las 300 pistolas «no letales» que adquirió el Ministerio de Seguridad hace cinco meses. De hecho tuvo que enfrentar un centenar de juicios por la pistola eléctrica que distribuye para fuerzas de seguridad en todo el mundo, aunque logró sortear los procesos judiciales porque la guía para usuarios advierte todos los riesgos que entraña utilizar los dispositivos y destaca que el sujeto, al resistirse a la autoridad, «ya está poniendo en riesgo su vida».