Inicio La Pampa En marcha un proyecto productivo en Uriburu

En marcha un proyecto productivo en Uriburu

URIBURU – Un grupo de vecinos de Uriburu, con el apoyo de la municipalidad, puso en marcha un proyecto productivo y laboral en la localidad, que consiste en la siembra de zapallos anco. La prueba piloto se lleva adelante en parcelas donde está ubicado el parque industrial.
La comuna aporta la tierra, las semillas, el riego y la capacitación, que está a cargo de un profesional de la Subsecretaría de Agricultura Familiar. El proyecto es impulsado por el intendente local, Roberto Gómez, y el secretario comunal Pascual Fernández. La iniciativa tiene como fin la capacitación, producción, trabajo en equipo y la rentabilidad de un producto sustentable.
En esta prueba piloto participan cuatro trabajadores, tres mujeres y un hombre de la localidad. La siembra de zapallos anco se llevó a cabo hace unos días, sobre una superficie de tres hectáreas en parcelas donde está emplazado el parque agroindustrial, en el margen oeste del acceso Carlos Alberto Verna.

Producción.
La ganancia de lo producido irá un 80 por ciento para los partícipes del proyecto y un 20 por ciento destinado a un fondo común para nueva inversión en futuras siembras. Los trabajadores para cobrar el total de lo producido deberán asistir a todas las capacitaciones, caso contrario se les computará el total de clases y el resto será distribuido entre aquellos que hayan participado de todos los cursos.
La municipalidad, una vez que se comience a levantar la producción de zapallos, acompañará a los trabajadores en la comercialización de esos frutos.

Capacitación.
La capacitación para la concreción del proyecto estará a cargo del ingeniero Luciano Barbera, de la Subsecretaría de Agricultura Familiar.
Por su parte, la comuna de Uriburu invirtió alrededor de 7.500 pesos en la compra de las semillas de zapallo. Las tierras donde se sembraron, cuentan con un tanque de agua. Se espera que de no mediar inconvenientes, la primera cosecha de ancos se prevé para principios de febrero del año que viene, y antes de las primeras heladas se piensa en levantar la última producción.