Inicio La Pampa En Quemú Quemú el 80 % le dio sus ahorros a Hecker

En Quemú Quemú el 80 % le dio sus ahorros a Hecker

PUEBLO EN QUIEBRA

El intendente de Quemú Quemú, Alfredo Fernández, señaló que la causa penal que se inició contra el financista local Cristian Javier Hecker por reiteradas estafas, traerá graves consecuencias económicas a la localidad, dado que «el 80 por ciento de la gente tenía sus ahorros ahí». También refirió que durante la cuarentena obligatoria por la pandemia de Covid- 19 se incrementó la asistencia para atender las necesidades alimentarias de la población.
Hace algunas semanas, en la Justicia piquense se le inició una causa a Hecker, titular de una financiera y de otras empresas en Quemú. Hasta el momento se le formalizó la Investigación Fiscal Preparatoria por 67 denuncias en su contra, que alcanzan una suma total de 104 millones de pesos. Sin embargo, las fuentes consultas indicaron que en los últimos días se sumaron nuevas denuncias.
El empresario afronta una causa por el cargo de «estafas reiteradas» y hace algunos días, el juez de control Alejandro Gilardenghi le dictó la prisión preventiva por tres meses, a cumplir en comisaría. También está imputada Yolanda Isabel Martín, la madre de Hecker, a quien el magistrado, durante un reexamen, le impuso el arresto domiciliario por 18 meses.
Días después de iniciada la causa, la Brigada de Investigaciones y la Policía de Quemú allanaron las oficinas y el domicilio del imputado. Secuestraron documentos y demás elementos de interés para la investigación. Además, en la casa de Hecker, dentro de una parrilla, hallaron una bolsa de consorcio con papeles rotos, entre los que había documentación, como contratos y pagarés de uno de los denunciantes.
«Se cerró una financiera, donde el 80% de la gente tenía todos sus ahorros de toda la vida, gente que vendió una propiedad. Era plata que estaba circulando y que no la vamos a tener. Son muchas situaciones que se juntan», señaló Fernández en diálogo con este diario.
«Había instituciones que proyectaban obras con lo que sacaban de ahí. Gente que quedó comprometida, que compró terrenos a pagar con esa plata y quedó ahí, otros que se iban de vacaciones o compraba un auto con esa plata. En esto no tiene nada que ver el municipio, pero después la gente cae al municipio», agregó.

Asistencia alimentaria.
Fernández además refirió que el contexto actual va a generar varias dificultades económicas en la localidad, y que se incrementó la asistencia de la demanda alimentaria. «No somos ajenos a lo que está pasando en otras partes, y va a quedar resentida la economía. En el campo este año vino una muy buena cosecha de girasol y soja y, eso le da un movimiento al pueblo», indicó.
«Sin embargo, la situación económica es complicada porque el sueldo al trabajador no le alcanza, el sueldo está resentido. No le veo salida al corto plazo y va a haber que empezar a ver las prioridades de cada uno. Uno sigue gestionando, tratando de buscar soluciones, y esto que nos está pasando nos va a tener que servir para que tiremos todos para delante. Es una situación complicada pero estas cosas traen enseñanzas», agregó.
«Hoy estamos entregando mercadería, para que la gente no pase hambre. Hay mucha gente que nunca se había acercado a la Municipalidad, que no está acostumbrada a pedir ayuda, porque siempre trabajó. Para nosotros es feo ver que personas que nunca recibieron asistencia ahora tengamos que asistirla», sostuvo.

Cuarentena.
El jefe comunal refirió que si bien en el principio de la cuarentena hubo un cumplimiento estricto de las medidas sanitarias por parte de los vecinos, desde hace un os días, se nota un relajamiento en la gente.
«Los primeros días fue todo bastante estricto, pero hace 15 días que la gente ya no aguanta más y no toma conciencia. El que está asustado y es consciente, anda con barbijo, pero hay gente que es descreída de esta situación. A las 18 se cierra todo y eso le da una tranquilidad a la policía», indicó.
«Por más campañas que uno haga, la gente tiene que ser consciente de que nos tenemos que cuidar entre nosotros. Hicimos hacer mil barbijos para repartir en forma gratuita, hicimos trabajos de concientización y la gente los usa bastante, pero ahora se está relajando y eso preocupa», finalizó.