Inicio La Pampa En Río Negro piden que Mendoza no maneje Portezuelo

En Río Negro piden que Mendoza no maneje Portezuelo

LOCALIDADES RIBEREÑAS SE SUMAN AL RECLAMO PAMPEANO Y EXIGEN AUDIENCIA PUBLICA

El secretario de Recursos Hídricos provincial Javier Schlegel afirmó ayer que Mendoza «ya no puede sostener sus argumentos» para continuar con el uso unilateral del río Atuel, que no llega al territorio pampeano, y destacó que «el manejo del recurso hídrico debería ser compartido» con la provincia de La Pampa.
«En el último tiempo, Mendoza ya no puede sostener sus argumentos. Siempre dijeron que no nos podían dar ni siquiera un planteo mínimo del Atuel para mantener el ambiente porque el agua no alcanza y ahora de golpe hablan de impulsar la ganadería bajo riego» con agua de ese río, dijo.
Así, el funcionario criticó con dureza a Mendoza que prepara desde el Concejo Deliberante de General Alvear, un proyecto que impulsa la ganadería bajo riego, en detrimento de los productores pampeanos que esperan las aguas del Atuel que sigue sin ingresar a La Pampa.
Además, manifestó que de esta forma «se cae el argumento de que el agua no alcanza», como plantea Mendoza, porque «no quieren darnos a La Pampa ni una gota de agua, eso sucede desde hace tiempo y se mantiene en la actualidad».
Para el secretario, «el manejo del recurso hídrico debería ser compartido» y advirtió que «la última instancia del verdadero río Atuel está cortado».
En la última reunión del Comité de Cuenca del Atuel Inferior (CIAI), La Pampa pidió a Mendoza información sobre el manejo de las presas que afectan al río interprovincial y los cupos determinados para cada sector. Se está trabajando ahora en el estatuto de un nuevo organismo de cuenca, porque «creemos que debe tratarse toda la cuenca», afirmó Schlegel.
Se está tratando en el comité además el área de riego y la eficiencia del uso del agua en Mendoza mientras que ahora, según comentó el secretario, el gobierno pampeano pedirá información sobre el uso de la ganadería bajo riego porque «hay que ver de dónde sacan el agua».

Caudal.
La CIAI se puso en funcionamiento en 2017 a partir del fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación que ordenó la reactivación del organismo y que La Pampa, Mendoza y la Nación determinen un caudal hídrico apto para la recomposición del ecosistema del oeste pampeano primero, y un plan de obras a realizar en el cauce del río Atuel, a continuación.
«En octubre del año pasado se entregaron las propuestas del caudal del río. La Pampa pidió un caudal de 4,5 metros cúbicos, Mendoza 1,22 y Nación, favoreciendo a Mendoza, propuso 2,2», manifestó Schlegel, agregando que «dentro de ello hay un pedido de resarcimiento económico en la demanda».
En Radio Noticias, el funcionario planteó: «Esperamos que la Corte Suprema falle sobre ese valor que se controlaría con los valores de medición. Hoy tenemos un ingreso de 3,5 metros cúbicos por segundo, pero es agua de rehúso y de lluvia».
Por último, señaló la necesidad de contar con una definición «lo antes posible» por parte de la Corte Suprema para la restitución del caudal del Atuel en La Pampa porque «el ambiente se sigue degradando, cada día influye y cuenta. Queremos que se tome la decisión».

En Catriel reclaman respuestas políticas
Luego del apoyo de los ediles de Río Colorado a La Pampa, hubo otro cimbronazo en la zona contra el proyecto de Portezuelo del Viento. Esta vez fue en Catriel, donde una concejala y diputada provincial electa encabeza un fuerte reclamo. «Hay ausencia de Provincia y municipio en este tema», denunció Daniela Salzotto.
El nuevo reclamo surgió cuando aún no se acallaron los gritos de la asamblea ambientalista celebrada el lunes en La Adela contra Nación, Mendoza y Río Negro por su postura ante el proyecto de Portezuelo del Viento, una concejala y un grupo ambientalista de Catriel se pronunciaron en el mismo sentido. «Nos va a pasar lo mismo que a La Pampa con el Atuel», le dijeron ayer a LA ARENA.
La cabeza visible de esta resistencia en Catriel es la edila Daniela Salzotto, quien milita en el Frente para la Victoria y en abril fue electa diputada provincial, quien dialogó con este diario. «Acá miran para otro lado por los temas ambientales. Yo fui una de las personas que hace dos años, cuando la Provincia implementó acá cerca el mayor depósito de desechos petroleros de Sudamérica, que nos autoconvocados y creamos esta Asamblea Socio Ambiental Catriel», aseguró.

«Lo mismo del Atuel».
«Nosotros hace rato que pretendemos advertir a la gente que si se hace esta presa nos puede pasar lo mismo que a La Pampa con el Atuel. Lamentablemente, ya sea por manipulación o poca información, los vecinos no toman conciencia», agregó la diputada electa.
«El jueves presenté un proyecto intentando que mis colegas me acompañen en repudiar la obra, y para que participen de una jornada ambiental que haremos en 25 de Mayo, La Pampa, en agosto, pero la mandaron a comisión. Solo los dos integrantes del bloque del Frente
para la Victoria votamos a favor, los restantes -del Movimiento Vecinal de Catriel y Juntos Somos Río Negro- lo cajonearon. Sinceramente chocamos contra la falta de voluntad política», se quejó.

Grupo ambientalista.
Otro de los contactos a los que accedió LA ARENA fue con Natalia Castillo, quien contó que forma parte de la Asamblea Socio Ambiental Catriel. «Se trata de una agrupación de hecho, no tenemos personería pero trabajamos los distintos temas ambientales que se presentan. Nació con el tema del basurero petrolero y ahora estamos abocados al tema de Portezuelo. Luchamos contra la desinformación y la desidia», denunció.
Esa agrupación defensora del medio ambiente, luego de acompañar a Salzotto en la sesión, donde aseguran que el resto de los concejales «patearon el tema para adelante», emitieron un duro comunicado.
«Desde la Asociación Socio Ambiental Catriel repudiamos la aprobación, construcción y puesta en marcha de la obra hidroeléctrica Portezuelo del Viento, lo que implicaría una notable reducción del caudal del río Colorado impactando de manera muy negativa nuestra biodiversidad y afectando la calidad de vida de la población de Catriel, así como también aquellas poblaciones y sus actividades económicas aguas abajo», aseguraron.

Río Negro ausente.
Los ambientalistas consideraron que las autoridades provinciales y municipales minimizan deliberadamente las posibles consecuencias de Portezuelo. «Este proyecto ocasionará, en primer lugar, un significativo incremento de la salinidad que afectará de forma inmediata la calidad del agua de los sistemas acuáticos, el acceso al agua para el consumo de la población y el caudal ecológico para el equilibrio del ecosistema, entre otros «, agregaron.
«La actual Secretaría de Medio Ambiente local, creada en sesión extraordinaria, que debería tomar cartas en el asunto, aún no cuenta con presupuesto y se encuentra acéfala. Las autoridades tienen conocimiento de lo que implicaría la pérdida significativa del caudal del río Colorado, pero prima una actitud de indiferencia ante algo tan vital como el agua», acusaron.
«Notamos una ausencia de interés por parte del gobierno municipal y provincial ante un hecho que incidirá tan drásticamente en nuestro medio ambiente, así como la falta de difusión e información hacia la población, en una muestra de falta de transparencia», concluyeron.

Río Colorado reclama manejo de Coirco
Río Colorado, una pequeña localidad rionegrina ubicada frente a La Adela, se sumó ayer con todas las letras al reclamo pampeano para que Mendoza no maneje la futura represa de Portezuelo del Viento. Lo hizo a través de una nota que envió al Coirco, al gobernador Alberto Weretilneck y al propio ministro del Interior de la Nación, Rogelio Frigerio, en la que también pidió la realización de una audiencia pública en la localidad o en algún lugar cercano para analizar los dos estudios de impacto ambiental que se han realizado sobre el proyecto.
La asamblea por Portezuelo del Viento realizada el lunes en La Adela está mostrando un efecto multiplicador que nadie anticipaba al momento de su convocatoria. La importante presencia de autoridades y vecinos rionegrinos fue el dato sobresaliente del encuentro, junto con el interés y preocupación evidenciada por esas personas.
Ayer se conoció el efecto concreto que tuvo aquel encuentro, catalizador de un descontento que desde hace tiempo viene internalizándose en los pobladores ribereños del Colorado del lado de provincia de Río Negro. Se trata del pedido concreto y formal, canalizado a través de cuatro notas, para que no sea Mendoza la que maneje la represa sino el comité de cuenca del río Colorado, el Coirco, en forma similar a como lo hace con el embalse de Casa de Piedra.
Fue el propio intendente de Río Colorado, Gustavo San Román, el que informó de esta acción a través de una conferencia de prensa que brindó a media mañana en la sede municipal riocoloradense. Lo hizo junto con la diputada provincial Elsa Inchassendague, también de «Juntos Somos Río Negro», con quien estuvo en la asamblea de La Adela.
«Hemos venido trabajando en distintas cuestiones que han surgido en relación al río, en reuniones por Portezuelo del Viento, por lo que es el ‘Tapón de Alonso’ y por la contaminación que genera la planta de agua que está en La Pampa», detalló el intendente San Román en la conferencia de prensa. «Si bien las reuniones han sido esporádicas, nosotros hemos seguido estos temas durante todo este tiempo», subrayó.
En función de las preocupaciones «que tienen todos los vecinos», señaló, «consideramos necesario hacer un petitorio tanto al Coirco, como al gobernador (Alberto Weretilneck), al ministro del interior, Rogelio Frigerio, y al DPA (Departamento Provincial de Aguas)». Las notas, todas del mismo tenor, fueron elevadas el jueves, en coincidencia con la reunión de Coirco.

Todo a Coirco.
Las notas abordan dos puntos concretos: la represa Portezuelo del Viento y los barros que produce la planta potabilizadora del Acueducto del Río Colorado del paraje Pichi Mahuida.
En el primer punto, el municipio de Río Colorado pidió «ampliarle las facultades al Coirco, porque si en algo estamos de acuerdo, y en lo que queremos estar totalmente al frente, es que en caso de que se avance con Portezuelo, tiene que ser Coirco quien administre y maneje la represa», afirmó San Román. Un manejo en manos del comité de cuenca y no de la provincia de Mendoza -como está estipulado hasta ahora- «es lo que nos daría las garantías que todos estemos representados en el manejo y no seamos perjudicados por esta obra», definió.
«Si bien hasta hoy el Coirco tiene funciones, son funciones de fiscalización -contrastó-; creemos que tenemos que ampliarle las facultades al Coirco que nos garanticen el funcionamiento de la represa va a estar totalmente bajo la mirada y el control del Coirco».
Relacionado con este primer punto, el municipio rionegrino hizo dos planteos respecto a los estudios de impacto ambiental de la obra -uno elaborado por el gobierno de Mendoza y otro por las universidades nacionales de La Plata y del Litoral-. «Estamos pidiendo la unificación de los estudios y una audiencia pública para que se pueda debatir, que todos puedan conocerlo, hacer los planteos que consideren, y tener la claridad de qué beneficios y qué perjuicios genera la obra», señaló.
En pos de tener mayor información, el intendente anticipó que en la próxima semana se va a reunir con el representante de la provincia de Buenos Aires en el Coirco «también en esto de tener todas las voces y conocer también su opinión».

Llenado.
En la conferencia de prensa San Román recordó que durante el «taller de actores de la cuenca» realizado en la localidad bonaerense de Hilario Ascasubi -en el marco del Estudio de Impacto Ambiental Regional- planteó su preocupación, y reclamó que alguien le diera una explicación, sobre «cómo va a ser el llenado» del lago que formará la represa en las condiciones actuales del río. El intendente hizo el planteo en vista de que «hoy tenemos una represa funcionando (Casa de Piedra) y cuesta conseguir el agua para que esa represa tenga los niveles óptimos». Por ello, a su entender, «hoy con los niveles actuales de nieve, no se podría llevar a cabo» el llenado de Portezuelo del Viento.
«Lo dije en Ascasubi y tiene que haber quedado plasmado en las actas», informó.
«Si se avanza con la construcción de Portezuelo, queremos tener la garantía de que no afecte a nuestra localidad, que tengamos garantizado los niveles de agua en primer lugar para la vida humana y en segundo lugar para que nuestras producciones sigan funcionando, que está directamente relacionado con la vida también por que la vida de nuestra localidad depende del agua», reflexionó.
«El hecho de que llevamos 7 años con caudales (del río Colorado) bajo la media, dispara la pregunta de hasta donde vale la pena construir otra represa», planteó el intendente, destacando que «gracias a Casa de Piedra hemos podido optimizar el uso y no afectar la producción».
A manera de resumen, San Román insistió: «Queremos que la máxima autoridad y quien defina cómo funcionará la represa, sea el Coirco. Que no sea solamente una fiscalización, (sino) que tenga facultades para tomar decisiones sobre cómo funciona la represa».

Los barros pampeanos
Junto con los dos puntos vinculados a Portezuelo del Viento, el municipio de Río Negro reclamó a las autoridades regionales y nacionales que se obligue a la provincia de La Pampa a hacer las obras necesarias para que los lodos que deja el proceso de depuración del Acueducto del Río Colorado vuelvan al cauce.
«Esto lo venimos reclamando, y hay vecinos que lo vienen haciendo desde antes de nuestra gestión, y sin embargo no hemos encontrado ninguna respuesta todavía», afirmó San Román. «Siempre la respuesta de La Pampa es la misma: que se está estudiando un proyecto, pero no pasa de ahí».
«La realidad es que el acueducto lleva 15 años funcionando y hasta ahora no está el tratamiento de efluentes», resumió el intendente.
«Esto agravado porque en realidad el Coirco, o el resto de las provincias, autorizaron a que se haga la planta, que no estaba proyectada originalmente, teniendo en cuenta la necesidad de hacerlo, y hoy nos encontramos con esta acción del gobierno de La Pampa, que es responsable de no tratar los líquidos efluentes y volcarlos nuevamente al río», añadió el jefe comunal.
La diputada Inchassendague acotó que aunque no se ha notado un deterioro en la calidad del agua en la toma que abastece al pueblo, pero sostuvo su convencimiento de que «se está afectando el río y el ecosistema, después de tantos años de verter al río no sabemos cuál va a ser la consecuencia de verter tantas sales y metales pesados».
El pedido planteado al Coirco es que se obligue a La Pampa a cesar con esa acción concretando las obras que fueran necesarias.

Un pedido para audiencia pública
El texto de las notas remitidas el jueves por el intendente y los concejales de Río Colorado es el siguiente:
«Luego de haber participado en diferentes reuniones informativas en relación a Portezuelo del Viento en las localidades de Ascasubi, Río Colorado y La Adela y habiendo reunido documentación sobre la situación de nuestro río, nos dirigimos a usted para manifestarle nuestra preocupación y exigirle acciones concretas en relación a la obra que está proyectada».
«Queremos manifestarle que no estamos de acuerdo con Portezuelo del Viento en manos de Mendoza porque consideramos que una provincia no debe estar a cargo de manera unilateral, ni debe tener más derecho que otra, sobre un curso de agua, por lo que debe ser el Coirco quien tenga pleno control sobre la represa y que las acciones que se proyecten, tengan el acuerdo de todas las partes».
«En este sentido también solicitamos que, de manera inmediata, se realice la unificación de la Manifestación General de Impacto Ambiental (MGIA) realizada por la provincia de Mendoza en su territorio sobre el aprovechamiento multipropósito Portezuelo del Viento (AMPdV) y el Estudio de Impacto Ambiental Regional (EIAR) del impacto ambiental de aguas debajo de AMPdV hasta la desembocadura en el mar argentino, que por instrucción del Consejo de Gobierno del Coirco fue ejecutado por el Comité Ejecutivo de este organismo de cuencas, a través de la UTE conformada por la Universidad Nacional del Litoral y la Universidad Nacional de La Plata (UNL-UNLP). Dicho estudio unificado deberá ser sometido a una Audiencia Pública Nacional bajo la ley de Impacto Ambiental de Obras Hidráulicas Nº 23.879».
«Consideramos que la audiencia pública solicitada servirá para poner en conocimiento a toda la población sobre los impactos positivos y negativos de este emprendimiento, generando además la posibilidad de que todas las poblaciones aguas abajo podamos expresar nuestras dudas, reclamos o apoyos en el ámbito de esta instancia».
«Exigimos también que este organismo intervenga plenamente y obligue a la provincia de La Pampa a realizar las obras necesarias para detener la contaminación del río Colorado en el área de Pichi Mahuida, por parte de la empresa Estatal Pampeana «Aguas del Colorado». Cabe mencionar que esta contaminación se viene produciendo hace más de 15 años y no vemos acciones al respecto».
La nota lleva la firma del intendente Gustavo San Román y los concejales Juan Carlos Canales y Gabriela Ferrada, todos ellos de «Juntos Somos Río Negro».