Inicio La Pampa En Santa Rosa cayeron 55 milimetros

En Santa Rosa cayeron 55 milimetros

Tal cual había sido pronosticado por el servicio meteorológico ayer resultó una jornada de fuertes tormentas sobre gran parte del territorio pampeano. En Santa Rosa cayeron unos 43 milímetros entre las 7 y las 15,30 horas (totalizando unos 453 milímetros en lo que va del año) y se produjeron anegamientos en numerosas calles de distintos barrios, aunque no se registraron casos graves en hogares ni evacuaciones.
Muchas calles volvieron a quedar intransitables y surgieron nuevos baches sobre el asfalto ya deteriorado, provocando innumerables inconvenientes a los conductores de vehículos. Si bien se registraron algunas ráfagas de viento, la tormenta no mostró intensidad peligrosa y no se denunciaron voladura de techos ni caída de árboles.
De todos modos, la precipitación se mantuvo incesante toda la jornada, aunque con una intensidad moderada que evitó anegamientos importantes como los del último domingo. La lluvia se inició a las 7 de la mañana y continuó persistentemente hasta pasadas las tres de la tarde. Durante buena parte del día la tormenta afectó el funcionamiento de los semáforos ubicados sobre la avenida de Circunvalación y otros sectores de la ciudad. También se suspendieron las clases en algunos establecimientos educativos, entre ellos la Escuela Nº 143, la Escuela de Adultos Nº 6, y los colegios Santo Tomás, Panguitruz (ex UE Nº 11) y Julio Colombato.

Equipos generadores.
Ayer funcionaron bien los cinco cuencos aliviadores que tiene la ciudad: Zona Norte (chico y grande), ruta nacional 5, Plan Procrear y Barrio Escondido. El primero en colmarse fue el «cuenco chico» ubicado detrás de la cancha de Sarmiento, lo que produjo el anegamiento de las calles, Dorrego, Vaira y Montaldo, donde algunos automóviles quedaron parcialmente sumergidos.
Frente al riesgo de cortes energéticos que impidieran su funcionamiento, el municipio dispuso dos equipos generadores para abastecer las bombas de los reservorios. «No fue necesario utilizarlos, pero estuvieron disponibles todo el día» contaron Eduardo Bartel y Mauricio Yacopini, operarios municipales dedicados a controlar esos espejos durante las jornadas de lluvia.
Cuando dejó de llover, una recorrida permitió comprobar que las bombas estaban evacuando normalmente el agua desde los cuencos de ubicados sobre Padre Farinatti. «El del Procrear todavía está a medio llenar y no encendimos su bomba, para evitar que se acumule tanto volumen en el ingreso a la laguna», agregaron. Es que el contenido de ese cuenco también se deriva (por calles González, Turdera y Gobernador Duval) a la Don Tomás, cuyo nivel «se elevó notablemente» con las recientes lluvias. No obstante, los trabajadores confirmaron que el funcionamiento simultáneo de sus tres bombas permite trasvasar un gran caudal al bajo Giuliani, evitando cualquier riesgo de desborde.
Abril está resultando también un mes de alto impacto hídrico y hasta ayer acumulaba 105 milímetros sobre Santa Rosa. Según el pronóstico del Servicio Meteorológico Nacional para hoy se esperan nuevas tormentas, y para mañana algunas «lluvias aisladas». El sol volvería a asomar parcialmente el sábado y a partir del domingo regresarán los días soleados con cielo despejado y temperaturas máximas de 23 y 24 grados.