Inicio La Pampa En Winifreda cayeron 100 milímetros en poco menos de una hora

En Winifreda cayeron 100 milímetros en poco menos de una hora

Tal como venía anunciando el Servicio Meteorológico Nacional, una tormenta muy fuerte de lluvia se descargó sobre Winifreda en la tarde de ayer dando cumplimiento al alerta pronosticado. En apenas una hora (entre las 14 y cerca de las 15) cayeron entre 80 y 100 milímetros sobre el casco urbano, según la zona. Los datos fueron aportados por un vecino que lleva los registros semanales de lluvias y empleados comunales.
El descomunal aguacero llegó tras el calor sofocante del martes y algunas calles asfaltadas y de tierra se inundaron velozmente. Las más afectadas fueron las del oeste del pueblo, pero está vez también se anegaron arterias céntricas como las ubicadas alrededor de la plaza San Martín, la avenida Raúl Alfonsín, entre otras. Algunos loteos también quedaron bajo agua.
Un gran canal aliviador construido por la municipalidad en la calle Carlos Legnani funcionó bien, pero no alcanzó a impedir que el agua subiera a las veredas e ingresara al interior de numerosas viviendas, situación que alteró los ánimos de sus propietarios. Incluso, los desagües pluviales a cielo abierto se vieron saturados. El caudal de agua prácticamente cubrió los neumáticos de los vehículos estacionados.
Afortunadamente no se registraron situaciones de emergencia ni vecinos en riesgo de evacuación. La policía igualmente intervino en una vivienda a pedido de su dueña que se encuentra en Bahía Blanca. Enterada del diluvio, la mujer llamó telefónicamente a la comisaría y solicitó auxilio porque se imaginaba lo peor. Pasadas las 16, dos efectivos policiales lampazo en mano estaban en su casa sacando el agua que invadió el garaje, la cocina y el comedor.

Cortes.
Policías, bomberos y obreros municipales cortaron al tránsito las calles de las zonas más críticas. Los vecinos domiciliados al oeste estaban convencidos que el nuevo desagüe construido por el municipio iba a ser la solución definitiva a las inundaciones. Ayer varios estaban apenados.
«No es normal tanta cantidad de agua en tan poco tiempo, pero no es justo que tengamos que sacar tanto líquido de nuestras casas cada vez que ocurre un fenómeno de estas características», posteó en una red social un poblador que vive con su esposa e hija.
El conducto está bajo tierra y tiene 230 metros de longitud. En su interior se colocaron 660 tubos de hormigón de 60 centímetros de diámetro cada uno, cámaras de registro cada 50 metros y una boca de tormenta en la esquina de Primera Junta y Calderón, donde se embalsa el agua los días de abundantes precipitaciones, como el de ayer. Se une con el desagüe de la calle Federico Meyer. Esta obra de infraestructura demandó una inversión de 2.700.000 pesos.
Empleados municipales aseguraron a LA ARENA que no colapsó porque 15 ó 20 minutos después de la torrencial lluvia las calles estaban sin agua. Las arterias también quedaron embarradas. No descartan la realización de obras complementarias para solucionar definitivamente un viejo problema.
Todo indica que las condiciones climáticas continuarán inestables en los próximos días motivo por el cual desde la comuna se reiteró a la población evitar la circulación por calles anegadas, no arrojar basura en la vía pública ni sacar ramas y escombros que pueda obstruir el escurrimiento del agua por los canales.