Encuentro en Salta con una nutrida presencia pampeana

CONGRESO ARGENTINO DE HIDROGEOLOGIA

Con una gran participación de trabajos pampeanos, se está desarrollando en la ciudad de Salta el Congreso Latinoamericano y Argentino de Hidrogeología, un encuentro científico de gran proyección internacional. Es co-organizado entre la Universidad Nacional de La Pampa y la Universidad Nacional de Salta. La integración entre agua superficial y agua subterránea es el nuevo paradigma de la Hidrogeología y el concepto sobre el que debe girar la gestión del recurso, sostuvo el geólogo pampeano Carlos Schulz.
Tras varios días de deliberaciones -que comenzaron incluso la semana pasada- el congreso se encamina a concretar entre hoy y mañana sus jornadas finales. Nuestra provincia tiene una importante presencia en este evento, tanto en su calidad de responsable de la organización como por la cantidad de trabajos científicos que se enviaron y fueron aceptados para su exposición. En el comité organizador, la UNLPam está representada por los doctores Carlos Schulz, Eduardo Mariño y Eduardo Castro.
“Es un Congreso Latinoamericano de Hidrología Subterránea, Congreso Argentino y Seminario Iberoamericano”, detalló Schulz desde Salta, en una comunicación telefónica que mantuvo con Radio Noticias. El encuentro cuenta con la presencia de dos destacados hidrogeólogos internacionales: el español Emilio Custodio y el brasileño Ricardo Hirata.
Las actividades comenzaron el fin de semana pasado con actividades y cursos pre-congreso, que rápidamente completaron su número de inscriptos. El martes se hizo la inauguración formal del evento.
“Contamos con la presencia de más de 300 personas, provenientes de casi toda Latinoamérica y muchísimos países de Europa y Estados Unidos”, detalló Schulz. “Si bien es latinoamericano, vienen especialistas de todas partes del mundo”, remarcó.
Junto con los organizadores, La Pampa está presente con alumnos, expositores y disertantes, tanto de la Universidad Nacional de La Pampa como organismos estatales.

Lectura social.
Los temas que se están abordando, tanto en talleres como en exposiciones, incluyen problemáticas de plena actualidad en nuestro país y a nivel mundial. Contemplan tópicos como la zonificación en el uso y la gestión del agua; las aguas subterráneas en las ciudades -en este taller se presentó un trabajo de la Facultad de Ciencias Humanas de la UNLPam-, hidrogeología y salares, y muchos tópicos relacionados con los problemas del agua subterránea en países sudamericanos.
“Hay varias conferencias donde se analiza el agua subterránea desde muchos puntos de vista, algunos muy nuevos y modernos que la hidrogeología están empezando a tener”, destacó el docente. “Hay una lectura social, una lectura económica, una lectura legal del tema; incluso vienen sociólogos y abogados”, enumeró Schulz para señalar perfiles profesionales que antes no estaban tan vinculados al tema y ahora sí. “La hidrogeología es un campo muy amplio y está empezando a tener nuevos caminos. Eso es muy importante, fundamentalmente desde el punto de vista de la gestión del recurso”, destacó.
En la semana pasada, el hidrogeólogo español Emilio Custodio brindó dos exposiciones que concitaron gran atención, lo mismo que la presencia del brasileño Ricardo Hirata, uno de los pioneros en las metodologías para determinar la vulnerabilidad de los acuíferos.

Nuevos paradigmas.
“Las aguas subterráneas están ocupando un espacio cada vez más grande. Ya no se la piensa como un recurso estanco sino integrado con el agua superficial. Precisamente, ese es el eje de uno de los talleres a cargo de Pablo Dornes”, señaló Schulz, remitiendo a otro docente de la UNLPam que viajó a Salta. “Ya lo dijo Emilio Custodio: es todo dinámico y no se puede hablar de agua subterránea y de agua superficial”.
“Hoy en día hay una sola agua, que hoy está acá y mañana está allá. Hay un manantial, y es agua subterránea, pero mañana puede recargar un río; yo puedo sacar agua subterránea, y de hecho acá en Salta se hace, se saca para alimentar diques y para regar. Estamos ante un cambio de paradigmas respecto a las aguas subterráneas”, reiteró. El nuevo paradigma gira, precisamente, en torno a la interacción entre dos conceptos que hasta ahora se analizaban en forma separada.

Acuíferos agotados.
Este nuevo paradigma exige un profundo conocimiento del recurso a fin de hacer un uso sustentable del mismo, incluso más allá de límites que hoy pasaron insalvables, aclaró Schulz. Un ejemplo de ello es el caso que citó Custodio sobre el aprovisionamiento de agua potable a la ciudad de Barcelona, donde se explota un acuífero cercano hasta su agotamiento.
“Esto ocurre en circunstancias de sequías, porque después se recarga con las aguas de un río”, acotó Schulz. “No es que no hay que hacer nada con el recurso, ni tocarlo, ni nada. En la ciudad de Barcelona, el acuífero que está en el delta del Llobregat se utiliza hasta agotarlo totalmente, y una vez que empieza el ciclo húmedo, el acuífero se vuelve a recargar. Son embalses subterráneos, una reserva que yo tengo para determinadas ocasiones. Eso ocurre en Barcelona y hace más de 50 años que se está usando esta metodología”, remarcó.