Enfermeros reclamaron con olla popular

GOBIERNO DICE QUE "NO SE MANEJAN LOS NUMEROS QUE PLANTEAN"

Los enfermeros de la Provincia salieron a la calle para protestar en contra de la precarización laboral y de la falta de puestos de trabajo existente en el sistema de Salud Pública. Según apuntó Carina Peralta, delegada de ATE, hubo “un alto acatamiento” al paro que rondó en un 80 por ciento. Desde el Gobierno provincial salieron a cuestionar el petitorio presentado por el sector. “No se manejan los números que ellos plantean”, aseguró el subsecretario de Salud de la Provincia, Gustavo Vera.
Las calles de la capital pampeana se vieron convulsionadas ayer por una jornada de protesta que llevaron adelante los enfermeros que se desempeñan dentro de la Salud Pública. La concentración se realizó frente al Ministerio de Salud para luego movilizarse hacia la Casa de Gobierno provincial para realizar un acto y una olla popular.
Carina Peralta, delegada de ATE, habló en representación de los trabajadores del área y celebró el “alto acatamiento” que tuvo la medida de fuerza y la “solidaridad” que recibieron desde diferentes organismos, gremios y las centrales obreras. “Calculamos una adhesión del 80 por ciento”, afirmó la gremialista.

Reclamos.
La preocupación del sector recae, según precisó Peralta, en que la situación del área de enfermería en la provincia -por lo menos en el salud pública- se encuentra en un estado “caótico” por la falta de personal. “Necesitamos 250 cargos de enfermería para paliar la crisis que vive el sector. Empiezan las licencias y no hay quien cubra, poniendo en riesgo la calidad de atención”, aseguró al respecto.
En ese marco, no dudó en cuestionar el pedido del titular de la cartera de Salud de crear únicamente tres cargos para enfermería para el próximo año en toda la provincia. “Ese número es insuficiente, una tomada de pelo, cuando nada más que en el Hospital Lucio Molas en diciembre vamos a tener 60 guardias de enfermería sin cubrir”, señaló la gremialista.
Además del reclamo por la falta de personal en varios centros médicos, otro punto fuerte recayó sobre la situación laboral, la que atraviesan varios trabajadores, quienes desde hace tiempo se desempeñan como monotributistas. “Basta de compañeros con monotributos, basta de precarización laboral”, denunció Peralta.
Por otra parte, la gremialista criticó la falta de diálogo de parte de las autoridades provinciales, a quienes acusaron de “presionar” a los trabajadores del área para que desistan de la medida de fuerza. “No nos han llamaron, no nos invitaron a conversar, a pesar de las reiteradas notas que presentamos al Ministerio de Salud, solamente nos dijeron que nos van a atender el 12 de diciembre”, expresó Peralta.
“El ministro hizo oídos sordos desde que asumió, ha hecho resaltar en su gestión el modelo médico hegemónico porque lo único que importa son los médicos. En servicio tenemos 30 médicos y 5 enfermeras, cuando la relación en verdad debería ser un médico cada cinco enfermeras”, detalló la gremialista.

“Listas negras”.
Por su parte, desde el Sindicato de Trabajadores de la Salud Pampeana (Sitrasap) apuntaron contra el Gobierno provincial, a quien denunciaron no sólo de “apretar” al personal de enfermería de la salud pública, sino también de elaborar “listas negras” de los trabajadores que se adhirieron a la medida de protesta con el único propósito de “sembrar miedo, duda y desesperación de los profesionales de la salud”.
En ese sentido, el Sitrasap expresó su apoyo a los trabajadores y apoyó los reclamos del sector de enfermería, los cuales calificó como “totalmente legítimos”.
“Los enfermeros son parte vital del equipo se salud, que día a día le hacen frente a esta realidad cruel que nos impone nuestro Gobierno”, sostuvo el sindicato, que solicitó al Ejecutivo provincial que “reconsidere sus decisiones si no quiere tener una salud pública en la calle”.

“Se les descontará el día”
El subsecretario de Salud de la Provincia, Gustavo Vera, salió en nombre del Gobierno Provincial a replicar a los enfermeros, quienes salieron ayer a la calle a protestar por mejores condiciones laborables. “Se les descontará el día a quienes hayan faltado a su puesto de trabajo”, retrucó el funcionario provincial en diálogo con LA ARENA.
“El acatamiento fue muy bajo, se ha trabajado en toda la Provincia, únicamente en el Hospital Lucio Molas, tuvimos diez personas que solicitaron el permiso de paro. Respetamos el derecho de libertad de expresión, siempre estuvimos abiertos al diálogo, nosotros no cerramos la paritaria sino que se interrumpe por el paro, y mientras éste siga, la paritaria está cerrada”, indicó. Y agregó: “Aquellos que no se hayan presentado se les descontará el día”.
Vera se refirió al petitorio presentado por el sector, donde señaló que los números que maneja el Ministerio de Salud no son los mismos que plantean los trabajadores. “En la Provincia hay 1.150 enfermeros y enfermeras, tenemos un grupo de 18 enfermeros con más de 5 años en condiciones de monotributistas, hecho con el que no estamos de acuerdo y es por eso que seguimos buscando soluciones”, precisó.
Sobre la falta de personal, el funcionario admitió que “solo es en algunos lugares” y que, en consecuencia, “se evaluará la posibilidad de incorporar a todos los enfermeros y que no haya más guardia”.
“Los enfermeros son muy importantes para el sistema de Salud, estamos por comenzar con la residencia de enfermería, y en la búsqueda de tener un servicio profesionalizado, nunca estuvimos en desacuerdo”, afirmó el subsecretario, quien si bien admitió que La Pampa padece un déficit crónico en el área, aclaró que nuestra provincia “es una de las pocas que paga a los ingresantes un sueldo de 33 mil pesos”.