Inicio La Pampa "Es mejorarle la vida al trabajador"

«Es mejorarle la vida al trabajador»

El senador nacional, Daniel Lovera (PJ-La Pampa) sostuvo que el aumento de 4 mil pesos decretado por el Gobierno nacional es un «primer paso en la recomposición salarial» de los trabajadores.
El legislador sostuvo que «el decreto 14/20 no es una solución para los trabajadores empobrecidos durante cuatro años de insensibilidad macrista», aunque sí representa «un cambio profundo de paradigma al momento de hacer la lectura orgánica de la sociedad por parte de un Gobierno nacional que ha empezado a darnos señales de esperanza».
Lovera sostuvo que «el primer paso en la recomposición salarial del sector privado empieza con este decreto», el cual «representa un aumento de entre el 7 y el 20 por ciento en los sectores más bajos, y mejora el perfil de negociación salarial en paritarias».
Además, señaló que «es una medida que conlleva racionalidad política, porque distintos sectores del Ejecutivo están trabajando en un plan de equilibrio para no impactar estructuralmente a las pymes».
«El decreto de Alberto Fernández plantea una mirada integral, es el punto de partida imprescindible para recuperar el poder adquisitivo de los trabajadores con la conciencia puesta en sostener sus fuentes de trabajo», agregó.

Recuperar el salario.
Lovera señaló que se tiene la «esperanza» de «recuperar el valor del salario a partir de la producción en Argentina, y este tipo de medida colabora a una coyuntura necesaria en un país que debe transformarse para ofrecerle un lugar de dignidad a todas las familias trabajadoras».
En ese sentido, destacó que «la previsión de este aumento es que sea remunerativo, no es una suma extraordinaria. Y las pequeñas y medianas empresas quedarán eximidas los primeros tres meses de las cargas patronales. Una vez que este incremento se liquide no puede retirarse, eso lo convierte en el primer paso para la futura negociación paritaria».
«Puntualmente, en el convenio de los empleados de comercio, es independiente de la última paritaria mercantil, o sea que se agrega a los aumentos ya pactados para enero y marzo», explicó.
«Existe una gran diferencia con las últimas medidas electoralistas de Macri; aquellas fueron después de su derrota en las PASO y buscaron únicamente el efecto positivo que pudieran generar en su apuro después de confirmar que había perdido la confianza de los argentinos, duraron solo dos meses», añadió. «Eso sí era un bono; ahora es un aumento que no se saca ni se termina planificado en dos meses: $ 3.000 en enero y $ 1.000 en febrero», completó.