Inicio La Pampa "Es negacionista y le hace mal al país"

«Es negacionista y le hace mal al país»

EX COMBATIENTE DE MALVINAS CUESTIONO A VETERANA RECONOCIDA COMO "CIUDADANA HONORARIA"

Luego de que la veterana de Malvinas Silvia Barrera, reconocida por La Pampa como «ciudadana honoraria», negara durante una entrevista en Radio Noticias las torturas y vejámenes que sufrieron los soldados por parte de sus superiores durante la guerra, un ex combatiente la tildó de «negacionista».
Se trata de Miguel Savage, reconocido por ser autor de la «Historia del pulóver azul», quien en declaraciones a El Aire de la Mañana lamentó las expresiones que lanzó Barrera una semana atrás. «Lo que dijo es lamentable. En sus declaraciones está equivocada o sufre síndrome de Estocolmo», manifestó.
A su vez, el ex combatiente sostuvo que «le hace muy mal al país» y que «opina sobre algo que pasó en el frente de batalla, sobre torturas y vejámenes que sufrimos cuando éramos 200 y llegaba comida para 20, por lo que salíamos a matar ovejas o a robar comida al pueblo y nos estaqueaban».
El pasado 2 de abril, la veterana fue recibida por el gobierno provincial y desde la Secretaría de la Mujer, Géneros y Diversidad le entregaron el reconocimiento de «ciudadana honoraria de la provincia» en virtud de su labor como mujer durante la guerra donde cumplió funciones como instrumentadora quirúrgica de un barco hospital. «Ella estaba a 30 kilómetros. Yo no me animaría a opinar sobre lo que no ví, por eso me parece desubicado», manifestó Savage.

En primera persona.
Savage contó que fue víctima de situaciones humillantes y de extrema hostilidad y terror por parte de muchos de sus superiores militares durante la guerra contra Inglaterra. «Una de las cosas que me tocó fue ser víctima de un simulacro de fusilamiento por robar un paté», recordó.
En esa línea, relató: «A nosotros nos daban un caldo de agua y cebolla, lo poco sólido que llegaba quedaba en el ‘rancho’, entonces perdí 22 kilos, un compañero murió por desnutrición e hipotermia y también ví a otros cuatro que pisaron una mina por ir a robar comida a la cocina, donde había un personaje sádico que era el sargento ayudante Ibáñez, ‘el Hurco'».
Y amplió: «Le decíamos así por su parecido a un gorila estaqueador que controlaba lo poco sólido que llegaba, básicamente se lo comían él y el teniente, mientras que a nosotros ni siquiera nos quedaba pan. Una vez me descubrió con una latita de paté y me hizo arrodillar mientras invocaba a Dios y a la Patria y me gatillaba con su pistola en la nuca. Yo lloraba y rezaba porque veía que me iba de este mundo. Lo cierto es que no tenía cargador puesto, pero usaba el terror para aterrorizarnos».

«Nos dieron un baile».
Como «un baile». Así llama Savage a otro de los violentos episodios que tuvo que vivir en Malvinas durante el combate junto a otros compañeros.
«El 25 de mayo estábamos al frente de la Compañía C, muy cerca de Monte Longdon, y a ‘El Hurco’ Ibáñez se le ocurrió que formáramos para cantar el himno, algo que era completamente ridículo por las condiciones climáticas y de hambruna que estábamos viviendo, con compañeros desnutridos y otros muertos», contó.
De acuerdo a su relato, en ese momento se pusieron a entonar la canción patria pero de una manera «muy débil» a causa de esas condiciones físicas. «Se pusieron furiosos y nos dieron un baile que duró más de media hora donde recibí patadas en las costillas y empecé a escuchar golpes que eran de este ‘Hurco’ que le daba con la culata de su pistola al cráneo de los compañeros que no tenían el casco puesto».

«Nos sigue afectando».
Al finalizar el repaso por esas situaciones, Sabage volvió a lamentar los dichos de Barrera «porque niega algo que para nosotros fueron hechos traumáticos que al día de hoy nos siguen afectando».
En la entrevista radial en la que la veterana de Malvinas expresó sus hechos negacionistas y reivindicó el rol de los superiores militares, también cuestionó a Carlos Enriori, el ex combatiente que el pasado 2 de abril el un acto dio un duro discurso contra quienes fueron sus jefes en combate, presentes en el lugar.
«Cuando escuché al compañero de Corrientes, realmente dije ‘me saco el sombrero’. Me siento totalmente identificado y protegido por él, que fue a un acto y enfrentó a sus victimarios. Enriori para mí es un referente que les cantó en la cara lo que son» mientras que «Barrera hace una defensa claramente corporativa, usando el relato edulcorado que armó la inteligencia de las Fuerzas Armadas», finalizó.
A una semana de que Barrera lanzó sus desafortunados y lamentables comentarios, desde el gobierno provincial no se conoció ninguna declaración al respecto.