Inicio La Pampa "Es prácticamente imposible"

«Es prácticamente imposible»

LA INTESTINA "BATALLA DEL AGUA" EN MENDOZA

Algunos medios ya hablan de la «Guerra del Agua» que se vive en Mendoza. La denuncia de canales clandestinos por parte de Federación Agraria prendió la mecha de una disputa interna. En la misma participan sectores políticos oficialistas y opositores, pero también productores agrícolas, ambientalistas y otros relacionados con el petróleo. Ahora saltó a la palestra el meneado tema del desesperado proyecto mendocino del trasvase del río Grande al Atuel: un funcionario de Irrigación lo consideró inviable y el jefe del área le salió al cruce opinando todo lo contrario.
Es indudable que hay rebelión en la clase política, quizá tenga que ver el uso del agua que le pretenden los dos modelos productivos del sur mendocino: el minero y el agrario. Hace unos días fue el ex jefe de Gabinete de la Secretaría Ambiental durante parte de la gestión del ex gobernador, y hoy diputado nacional y presidente nacional de la UCR, Alfredo Cornejo, quien mostró documentación que demostraba el uso de agua de un afluente del río Malargüe que hiciera la petrolera de Vila-Manzano para hacer prácticas de fracking. Ahora se sumó Mario Luraschi, director de Control de Calidad del Agua, dependiente del Departamento General de Irrigación, quien tiró una bomba al afirmar que el proyecto de trasvase del Grande al Atuel «es prácticamente imposible».
En ambos casos enseguida salió el jefe de Irrigación, Marinelli, para poner paños fríos a ambas situaciones. En el primer tema juró que «se usó cero agua dulce para fracking en Mendoza». Ahora, en el caso del trasvase, salió de inmediato a desdecir a su subalterno, Luraschi, afirmando que él opina lo contrario: «desde lo técnico, es una obra factible, absolutamente».

Trasvase inviable.
El espacio digital «Memo», con central en Mendoza capital, expuso en su página declaraciones de Luraschi que conmocionaron al gobierno de Mendoza. «Esa obra es faraónica y hoy es imposible de afrontar. Se estudió en su momento, se analizó minuciosamente, pero no», disparó.
El medio sostiene que el Grande es el río más caudaloso de Mendoza y el que menos se aprovecha. Ubicado en el departamento de Malargüe, y sobre el que se construirá la represa Portezuelo del Viento. Y ante las escasas posibilidades de desarrollo agrícola de aquel departamento, desde hace décadas se analiza la posibilidad de un trasvase al río Atuel, para poder aumentar la oferta de agua para los cultivos de San Rafael y General Alvear.
Más allá del impulso que algunos quieren imponerle a la obra, sobre todo dirigentes del sur mendocino, la sola versión de la construcción del trasvase había generado malestar en la provincia vecina que se abastece del río Colorado, donde desemboca el río Grande. «Hablar del trasvase del río Grande es hablar de la destrucción del río Colorado», indicaron algunos representantes del Coirco (Comité Interjurisdiccional del Río Colorado) ante la posibilidad de la construcción de un canal entre los ríos Grande y Atuel.
Incluso, desde que finalmente se avanzó en la construcción de Portezuelo del Viento, hay quienes pensaron que el trasvase era una obra complementaria. Sin embargo, no está prevista en el proyecto que se encuentra en la etapa previa de licitación, con un costo aproximado de mil millones de dólares.

Marinelli, el bombero.
Ante las declaraciones de un funcionario de Irrigación que analizó como «prácticamente imposible» la obra de trasvase del río Grande al Atuel, el titular del organismo manifestó lo contrario. «Apoyo totalmente el trasvase y haré lo que esté a mi alcance para que se concrete. No sólo tengo la esperanza de que algún día se haga el trasvase, si no que lo apoyo totalmente y haré lo que esté a mi alcance para que se concrete», manifestó.
Memo afirma que Marinelli se refirió a la forma de financiar esta obra y manifestó que, ante la envergadura del proyecto y el elevado costo, «debería intervenir el Gobierno nacional» para acceder a los recursos económicos. En este sentido, destacó que podría aplicarse un esquema similar al que permitió la construcción de embalses, con fondos que llegaron desde Nación, justamente la obra con la que le robaron el río Atuel a La Pampa.

Presentarán denuncia penal
El jueves pasado el tema, al que ya nombran como una suerte de «Guerra del Agua», tuvo otro capítulo cuando referentes del agro de Alvear reclamaron medidas concretas y directas contra quienes sueñan con tapar el robo de aguas del río Atuel en el departamento de Malargüe. Unos 200 productores asistieron a la nueva convocatoria que desarrollaron los inspectores de cauce de Alvear y Bowen, con el respaldo de Federación Agraria y otras entidades del agro.
Tras un debate de casi dos horas sobre las medidas que se tomarán se consensuó que se tomarán medidas más drásticas que pueden llegar, en los próximos días y si es necesario, a la toma de la subdelegación de Aguas en Alvear, declarar persona no grata a Sergio Marinelli (por su negativa a reunirse con los inspectores y agricultores), una marcha hasta el edifico de Irrigación en Mendoza y visibilizar la protesta en el Carrousel de la Vendimia nacional.
«Poniendo un mínimo de 2 metros cúbicos por segundo si este robo viene de hace tres años nos robaron el contenido de un Valle Grande completo. Ese agua no la tuvimos, nos recortaron turnos, nos cobraron agua que otros robaban, no se generó más energía y por todo esto hay funcionarios que no controlaron», señaló.
Finalmente decidieron plantear en la Justicia una denuncia penal por el robo de agua, y otra civil por el perjuicio económico que esto generó. También realizar dicha denuncia ante la Fiscalía de Estado de Mendoza.
Asimismo reclaman la suspensión de los funcionarios de Irrigación, con el jefe, Sergio Marinelli a la cabeza, hasta que se aclare la situación.