“Es preocupante para los intereses pampeanos”

EL ATUEL Y LA DENUNCIA DE VERNA POR "PRESION" A LA CORTE

El diputado provincial Jorge Lezcano (PJ) dijo ayer que es “evidente” y “preocupante para los intereses pampeanos” la “presión política” a la Corte Suprema de Justicia en torno a la resolución del conflicto interprovincial entre La Pampa y Mendoza por el río Atuel, algo que fue denunciado por el gobernador Carlos Verna.
“La presión política a la Corte Suprema es tan evidente como preocupante para los intereses de todos los pampeanos”, dijo Lezcano, quien igualmente destacó el camino del gobierno provincial para la “recuperación” del río Atuel que “está iniciado y es inevitable porque lo único que queda por definir es la variable del tiempo”.
El legislador fue consultado sobre las declaraciones del gobernador Verna quien denunció “presión política” al máximo tribunal del país porque en su última resolución, del 22 de mayo pasado, no fijó un caudal hídrico, incluyó la cuestión de las obras a realizar sobre el Atuel y otorgó un plazo de 90 días para un acuerdo entre La Pampa y Mendoza.
“En su contenido actual, lo resuelto por la Corte Suprema se contrapone con lo dispuesto en su anterior postura de diciembre del año pasado, porque primero se habló de urgencia para cesar el daño ambiental y empezar a recomponer el ecosistema, otorgando 30 días a las partes para convenir un caudal mínimo”, dijo.
En cambio, siguió, “hoy se abandona esa premisa prioritaria para cualquier tribunal del mundo en lo que refiere al cuidado del medio ambiente y se dilata esta cuestión esencial, anteponiendo obras que llevarán recursos extraordinarios y años, mientras queda el proceso de recomposición supeditado al esquema productivo mendocino”.
El 1º de diciembre pasado, la CSJN resolvió un plazo de 90 días para que La Pampa y Mendoza acuerden un caudal hídrico para recomponer el ecosistema en el noroeste pampeano, perjudicado por el corte del río Atuel, y además dio unos 120 días para acordar obras en forma conjunta. Por el caudal hídrico no hubo acuerdo y la decisión quedó en manos de la Corte, mientras que todavía está en discusión el plan de obras.

“Intereses económicos”.
Para el presidente de la comisión de Ríos Interprovinciales de la Legislatura, de esa forma, “el daño ambiental no cesa y la Corte termina por contradecirse a sí misma. Así de grave pueden resultar los mecanismos de presión política que tienden a beneficiar intereses económicos por encima del capital humano”.
A pesar de lo resuelto por la Corte Suprema, en el marco de la demanda iniciada por el gobierno de La Pampa en mayo de 2014, “el trabajo de la Provincia para la recuperación del Atuel está iniciado y es inevitable, la variable del tiempo es lo único que queda para definir en esta instancia”.
Las autoridades de La Pampa y de Mendoza volverán a reunirse el próximo miércoles en el marco de la Comisión Interprovincial del Atuel Inferior (CIAI) para continuar intentando consensuar un plan de obras hídricas conjuntas para que el agua del río Atuel llegue al noroeste pampeano.