Inicio La Pampa "Es un abanico de posibilidades"

«Es un abanico de posibilidades»

ALFREDO FERNANDEZ CELEBRO LA PROPUESTA DE CREAR UN "MERCONORTE"

(General Pico) – El intendente de la vecina localidad de Quemú, se mostró entusiasmado con la posible creación del «Merconorte Pampeano» que involucraría a las comunas que forman parte de las microrregiones 1, 2 y 3 de La Pampa. La idea surgió entre los municipios de Metileo, Trenel y Arata, y se brindaron más detalles en la reunión de la Microrregión 2 que se desarrolló el jueves en Médano.
«Es una muy buena iniciativa y hace rato que venimos trabajando para hacer algo en conjunto en varios aspectos. Nos quedamos entusiasmados con hacer algo en conjunto junto con dos microrregiones más, porque nos abre un abanico de posibilidades a la pequeña industria, a la manufactura doméstica que no tiene la posibilidad de exponer a grandes escalas. Poder entrar a un mercado de grandes consumos como es Pico, es una gran posibilidad para la gente que recién arranca. Si bien recién son charlas previas, es algo muy bueno y cada uno va a pensar en que se puede sumar. Habrá que buscarle la forma para que la gente pueda ver los productos de la región y sobre todo en Pico, donde más demanda tendremos», dijo.
Fernández consideró que la propuesta fue bien recibida por los intendentes de la Microrregión, y destacó permitirá potenciar los emprendimientos de pequeña escala de cada una de las localidades.
«Hay industrias que están a otra escala y que no necesitarán de esto, pero a otras, el hecho de juntarse, asociarse con otros, les sirve. Esto nos invita a pensar en alternativas y en darle las herramientas para que se puedan mostrar y asociar con otros. También se habló de la posibilidad de hacer cooperativas que se pongan a producir ropa y la venda a los municipios. Esto entusiasma y nos tiene que ver abrir la cabeza para buscar alternativas de asociativismo y cooperativismo», agregó.

Viviendas.
Para el inicio de su segundo mandato, Fernández proyectaba un plan de viviendas municipal, articulado con empresas del medio del rubro de la construcción. Sin embargo, esta propuesta quedó suspendida a raíz del contexto sanitario y económico actual. Pese a ello, avanza en la construcción de viviendas a través del «Plan Mi Casa».
«Ese plan municipal lo dejamos de lado porque nos urgen otras situaciones que nos tocan vivir y no te dejan acomodar. Eso hay que proyectarlo en una situación estable y hoy no la tenemos. El año pasado entregamos diez viviendas del «Plan Mi Casa» y tenemos para entregar otras diez más. Además vamos a licitar otras ocho casas en una manzana donde estamos haciendo los servicios. Muchas veces no es solo la plata que tenemos que poner para hacer las viviendas, sino también para hacer los servicios. Al encarar este plan de viviendas, dejamos de hacer un montón de obras para el resto de la localidad. Tenemos alrededor 160 anotados en el IPAV, y esto se incrementa día a día», agregó.
Por último, refirió que desde el inicio de la pandemia de Covid-19, se registró una caída en la recaudación y que esta época del año, agrava aún más la situación económica y social de la localidad.
«Hemos tratado de ser ordenados siempre, hemos sido prolijos en la cuentas, pero la situación se agravó, uno lo vé. En Quemu tenemos la suerte de muchas industrias y el campo permite absorber mucha mano de obra, pero la situación es complicada y no ayuda la época del año, en la que de por si está bastante parado el pueblo. Con la llegada de la primavera hay actividades que reactivan como la colocación de piletas y las fumigaciones. La recaudación cayó muchísimo, no somos ajenos a la situación que vive el país, pero la venimos llevando bastante bien y queremos seguir así, porque esto no te quita que se alargue la pandemia y traiga consecuencias muchas más graves que las que tenemos hoy», finalizó.