“Es un avance que valoramos aunque todavía falta mucho”

INCORPORACION DEL CANNABIS MEDICINAL AL VADEMECUM DE LA PROVINCIA

El pasado martes La Pampa anunció, a través del ministro de Salud Mario Kohan, que se autorizó la incorporación al vademécum provincial del aceite de cannabis para el tratamiento específico de la epilepsia refractaria.
Rodrigo Catalano es papá de Iñaki, un adolescente que sufre ese tipo de epilepsia y cuyo caso se convirtió en un emblema de quienes, en la provincia, llevan adelante la lucha para que se pueda utilizar el aceite de marihuana con fines medicinales sin que los usuarios sean perseguidos al tiempo que el Estado garantice la investigación, producción y provisión del cannabis.
“Para La Pampa es importante el anuncio que hizo el ministro Kohan, es la provincia número 15 que adhiere a esta Ley del vademécum, pero de todas maneras seguimos en la misma porque 330 dólares es una fortuna (el precio al que se consigue el medicamento importado) y está dirigido a una sola patología, pero como paso es un paso grande. Ante la nada, es gigantesco”, analizó Catalano ante la consulta de LA ARENA.
Según la resolución oficial, el aceite de cannabis se suma como “medicamento autorizado en los establecimientos asistenciales provinciales”, un producto autorizado por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat) y según el protocolo establecido en ese organismo, bajo indicación terapéutica justificada del equipo profesional interviniente, en el tratamiento específico de la epilepsia refractaria, conforme criterios de evaluación científica vigentes”.
Catalano, en tanto, dijo que dicha decisión “es una abrepuertas a futuras cosas. Lo bueno sería un acercamiento a los médicos, porque ya al estar en el vademécum, aceptado por los ministerios de Salud y de Gobierno, genera otro marco; también para que los médicos se acerquen y se puedan hacer capacitaciones profesionales. Vamos a ponernos en positivos y en verdad esto nos pone contentos. Falta muchísimo pero es un avance y así lo valoramos”.

Evidencias.
El anuncio sobre el vademécum fue realizado por Kohan junto al diputado provincial Espartaco Marín. Sin embargo, durante la conferencia de prensa el ministro sostuvo que no existen evidencias científicas que avalen el uso del aceite cannábico en diferentes patologías. “Debemos reconocer que sí hay muchas que se encuentran en estudio; es posible que alguna vez se amplíe la indicación, pero en general la indicación es precisa en la epilepsia refractaria, sin abandonar el tratamiento de base”, explicó el funcionario.
En ese punto Catalano marcó una clara advertencia y pidió que Kohan se reúna con quienes tienen la mayor información para que, de esa manera, “pueda tener un panorama preciso” en lo referido al uso terapéutico de los derivados de la planta de marihuana.
“Nos pone contentos el anuncio y también que Marín haya hablado de tener producción propia, pero lo que no podemos dejar pasar es que el ministro diga que no hay evidencias científicas todavía; entonces es ahí adónde queremos apuntar. Ya que se accedió a que esté en el vademécum, a que lo banque el gobierno, a que se avance; también estaría bueno que el ministro se junte con los referentes del tema para ponerse un poco en situación: dónde están las falencias, las trabas y cómo se hace el manejo de toda esta historia. Interiorizarlo bien de qué se trata”.

Importado.
Kohan, en tanto, aclaró durante la presentación que el paciente titular que requiera de la medicación de cannabis medicinal será el único habilitado para la compra del producto. Se deberá presentar ante la Anmat, bajo indicación médica, y realizar el pedido. “El valor internacional que se conoce del frasco de aceite de cannabis es de 330 dólares, y se importa desde Estados Unidos”, detalló.