Inicio La Pampa "Es un desafío y queremos lograr objetivos propuestos"

«Es un desafío y queremos lograr objetivos propuestos»

NUEVA CONDUCCION DEL COLEGIO DE ARQUITECTOS DE LA PAMPA

(General Pico) – El piquense Guillermo Blanco fue elegido hace unos días como el nuevo titular del Colegio de Arquitectos de La Pampa, en una elección de la que participaron dos listas. La institución, según indicó el nuevo titular, se propuso como objetivos, ofrecer oportunidades a su matrícula y ser una referencia ineludible en cuestión urbanística, dentro de la provincia.
El profesional además se refirió al debate que se generó durante las últimas semanas en la sociedad piquense, a partir del proyecto de modificación del Código Urbano, para avanzar en la construcción de un lote de viviendas sociales en la zona norte de la ciudad.
La semana anterior, se llevaron a cabo las elecciones del Colegio, de la que participaron 278 profesionales. La lista «Compromiso de Renovación», encabezada por Blanco, logró 184 sufragios y se impuso sobre «Arquitectura», que obtuvo 86 votos.
«Se habían presentado dos grupos de trabajo y se realizaron las elecciones el 12 de julio. El 15 de julio se conocieron los resultados, porque algunos colegas votaron de forma presencial y otros a través del correo. El jueves cuando el correo entregó todos los votos, se hizo el escrutinio final», señaló el profesional en diálogo con LA ARENA.
«Ahora viene el desafío de estar al frente de la institución y poder lograr los objetivos que nos propusimos. Siempre pretendemos que el Colegio se posicione como el hacedor fundamental del hábitat humano, tratando de introducir a los colegiados y colegiadas en ámbitos de trabajo, generaron oportunidades, brindando servicios, ofreciendo actividades y siendo los referentes en urbanismo y arquitectura a nivel provincial», señaló
«Esos son los grandes objetivos que tenemos como institución. Tenemos mucha tarea por delante y hay un buen grupo de trabajo que se formó ahora», manifestó.

Discusión.
En las últimas semanas ingresó al Concejo Deliberante local, el expediente que impulsa la modificación del Código Urbano, necesaria para el desarrollo del plan provincial de viviendas. Las mismas se construirán en un terreno delimitado por las calles 333, 300, Isidoro Brunengo y unos 300 metros hacia el cementerio local.
El mismo día de la presentación del expediente, un grupo de vecinos de que reside en la zona, presenció la sesión y expresó su postura opuesta a la modificación de la normativa vigente. El proyecto fue tratado en un plenario de comisiones, del que participaron, además de los y las concejales, vecinos y vecinas y profesionales de la arquitectura. En la sesión de este jueves, se tratará el proyecto y se pondrá a votación.
Blanco explicó que desde el Colegio se pidió que «no se modifique el Código Urbanístico», atendiendo a que la normativa vigente establece se trata de una zona de mediana densidad.
«Que se trate de respetar los indicadores urbanos que tiene esa zona y se trate de adaptar lo que se quiere instalar en el predio, con esos indicadores. El uso que se permite es de media densidad y lo ideal sería optimizar los indicadores que tiene esa zona, para realizar en este caso un complejo de viviendas», indicó.
«Creemos que es lo más óptimos, porque es una zona residencial de media densidad e instalar una tipología con un modelo de lote como el que proyecta el IPAV, nos daría un mal uso del suelo. A nivel local tenemos que tratar de optimizar y empezar a sacar mejor rédito al suelo», aseguró Blanco.