“Es un mecanismo que no convence”

ADVIERTEN QUE LA ENCUESTA TIENE LIMITES Y QUE SOLO LLEGA A LAS POBLACIONES MAS GRANDES

El diputado Martín Berhongaray (Frepam) aseguró ayer que “es un mecanismo que no me convence del todo”, al opinar sobre la realización de una encuesta dentro de la UCR para definir el candidato a gobernador que competirá en la interna de Cambiemos contra el macrismo puro.
Planteó que en cada localidad del interior deben definir los afiliados y no descartó la posibilidad de ser candidato a diputado nacional “por el consenso”.
La realización de una encuesta para elegir el candidato a gobernador del radicalismo surgió el pasado viernes como una alternativa para alcanzar la unidad entre el senador nacional Juan Carlos Marino, el diputado nacional Daniel Kroneberger y Francisco Torroba.
En la reunión del Comité Provincia también se definió que en diciembre se vuelva a juntar la Convención para ratificar ese candidato único, y que los mandatos partidarios se renueven en enero por consenso respetando la integración que hoy tienen los distintos comités.
Sobre la encuesta como método para resolver una candidatura, Berhongaray dijo que “es un mecanismo que no me convence del todo porque no permite que sean consultados la mayoría de los pueblos de La Pampa. Sólo se encuestan las poblaciones más grandes. Pero es el método que los tres precandidatos consideran como el más conveniente en esta coyuntura que es bastante particular, y no tengo nada que objetar. Si fuera por las encuestas, Torroba me ganaba en 2017 por amplio margen y fui el radical más votado”.

-¿Cómo acordaron resolver el resto de los cargos de intendentes y diputados?
-Se habló del tema pero no se tomó ninguna definición, personalmente entiendo que lo más justo sería llegar a un entendimiento sobre la base de los resultados locales y provinciales del año pasado, y en las intendencias que gobierna el radicalismo, respetar por supuesto las decisiones de cada localidad.

-¿Qué puede ocurrir si no se respetan esos resultados?
-Siempre queda abierta la posibilidad de una interna donde los vecinos pueden expresarse con su voto.

– Es decir que puede haber un precandidato a gobernador único e internas para los otros cargos electivos…
– Sí, claro, es una alternativa, pero hay un compromiso de muchos en hacer un gran esfuerzo para que eso no ocurra y que todo pueda resolverse en el marco de un consenso.

-¿Qué tienen para ofrecerle a la sociedad los tres precandidatos del radicalismo?
-Los tres tienen trayectorias limpias, y pueden mostrar mucha experiencia tanto como legisladores como en la gestión, porque también han sido intendentes.

-¿Y tienen un modelo alternativo de provincia para ganarle al PJ?
-Con quien más hablo es con Marino, que me comentó algunas ideas interesantes y tiene un buen equipo que viene desarrollando algunos ejes programáticos. Torroba y Kroneberger tienen también cuadros interesantes, y nosotros ponemos a disposición del partido nuestro grupo de trabajo. Hay que juntar esos esfuerzos y que los proyectos pasen a ser de todo el radicalismo y no de un candidato.

Intención versus imagen.
Los precandidatos radicales a gobernador coincidieron en que la encuesta es el instrumento ideal para evitar una interna, pero son conscientes que ese método puede despertar dudas. El relevamiento a los potenciales votantes contemplará, seguramente, la intención de voto y la imagen que tienen de los encuestados.
Lo que no quedó en claro entre Marino, Kroneberger y Torroba es cómo será la lectura si un aspirante tiene un porcentaje apenas superior al segundo en materia de intención de votos, pero pierde con el mismo en cuanto a la imagen.
Será un tema por desentrañar entre los tres, para lo cual tienen tiempo hasta diciembre, cuando se reanude la Convención Provincial de la UCR, que debe analizar la marcha de las negociaciones en pos de un frente electoral y la moción del candidato a gobernador por el radicalismo.
Los tres precandidatos, en la reunión que mantuvieran a solas el jueves pasado, coincidieron en que los convencionales no tienen potestad para elegir candidatos, lo que los llevó a elegir el sistema de encuesta para evitar una interna.