Inicio La Pampa "Es una clara deuda con la infancia"

«Es una clara deuda con la infancia»

EXPECTATIVA POR DESIGNACION DE DEFENSORA

El defensor provincial consideró «fundamental» la designación de Marisa Graham. Además, advirtió que «antes de abril tiene que tener la ratificación del Senado, porque sino se cae todo el concurso».
El Senado tratará la designación de la defensora nacional de Niños, Niñas y Adolescentes en una sesión extraordinaria prevista para el próximo viernes 28 de febrero. «Es una deuda con la infancia y la adolescencia», planteó el defensor de La Pampa, Juan Pablo Meaca.
El funcionario pampeano confirmó que fueron notificados la semana pasada, luego de enviar una nota junto a sus pares de Santa Fe, Misiones, Córdoba y Santiago del Estero para solicitar su pronto tratamiento. «Nos notificaron esta semana, cuando recibieron la nota nos notificaron que el mismo tema había sido pedido por varios senadores», explicó y precisó que entre ellas se encontraba la presidenta de la Comisión Bicameral de Niñez en el Congreso, la pampeana Norma Durango (PJ), junto a Unicef y diversas organizaciones de niñez a nivel nacional.
«Ahí nos anunciaron que habían resuelto hacer antes del 1 de marzo una sesión extraordinaria donde se van a tratar dos temas, y uno de los temas es la designación de la defensora Nacional, eso nos dio cierta tranquilidad», precisó.
La designación de la abogada especialista en derecho de familia, Marisa Graham, fue aprobada por unanimidad en la Comisión Bicameral de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, luego de un concurso de oposición y antecedentes. Tras ese proceso de selección, que contó con 14 postulantes, fue seleccionada para el cargo que estuvo vacante desde la sanción de la ley 26061, hace más de 14 años.
Graham fue seleccionada para ser la titular, junto con los defensores adjuntos Facundo Hernández y Fabián Repetto. Luego del concurso, la Comisión Bicameral elevó a ambas Cámaras el proyecto para su aprobación. «Todos los que habían participado pensábamos que era un trámite, que iba a ser aprobado rápidamente, y no fue así», comentó Meaca.
Por estos motivos, recordó que «el año pasado insistimos reiteradamente para que el Senado lo tratara, porque ya tenía la aprobación de Diputados, y también la Comisión Bicameral. Las diputadas y senadoras han hecho mil gestiones, porque antes de abril tiene que tener la ratificación del Senado porque sino se cae todo el concurso», advirtió.
«Se han movido todos para lograr este tratamiento, que a nosotros nos parece que era solamente un requisito porque la ley dice claramente que es el ganador del concurso, y hay una ganadora».

Expectativas.
Tras el anuncio de que el tema será tratado en sesión extraordinaria, el defensor pampeano afirmó que «todos los organismos de Niñez tenemos la expectativa de que se vote, pero venimos de varias fechas que supuestamente se iba a aprobar y no pasó nada».
Meaca explicó que contar con una defensora nacional «es extremadamente importante porque es el actor institucional que tenemos todos para controlar y supervisar las políticas públicas de niñez a nivel nacional».
«Es decir, yo como defensor provincial en cuanto a un montón de programas dependo de una política pública nacional. Si esa política no se garantiza, yo no tengo competencia, puedo mandar notas, pero no tengo la envergadura de una defensora nacional que está para eso», agregó.
Ene ese sentido, ejemplificó: «si no se compran vacunas, ella como defensora nacional es la que es responsable ante el Gobierno nacional de garantizar ese derecho. Ella puede encuadrar ahí las acciones, es el actor principal».
«Ella tiene que estar sentándose con los actores de las políticas públicas nacional para garantizar que haya vacunas o que no pase la situación de los niños en Salta. Hay un montón de cuestiones que se discuten con el Poder Ejecutivo Nacional y en el Congreso de la Nación, y que los defensores provinciales quedan limitados a sus senadores y diputados», continuó.

Lineamientos y partidas presupuestarias.
Por otro lado, señaló que también «tiene una función importantísima en cuanto a delinear acciones cada vez que se discuten políticas públicas. De esta manera, puede «ordenar los fondos» y «cómo se distribuyen las partidas presupuestarias» en base a las prioridades. Además, «tiene incidencia directa para reclamar cuando se discute el presupuesto».
Es por estas razones que Meaca consideró «fundamental» su designación. «Uno lo plantea como responsabilidad del Estado, porque es un cargo que viene de la Convención de los Derechos del Niño y que desde 2005 se empezó a reclamar por su designación. Claramente es una deuda con la infancia y la adolescencia que todos los días se visualiza».
«Cuando pasa algo en una provincia que carece de defensor provincial o nacional, es carencia de una figura que pueda plantear que hay que mandar recursos y hay que garantizar que los pibes no se mueran de hambre. Es una vulneración grave», completó.

«Una incogruencia»
Meaca afirmó que tras el dictamen de la Comisión Bicameral, por el cual se designaba a Marisa Graham como defensora nacional de Niños, Niñas y Adolescentes, hubo intentos de evitar su nombramiento debido a que había manifestado públicamente su posición con respecto a la interrupción del embarazo.
«Se empezaron a ver un montón de obstáculos, impugnaciones y se fue trabando el tratamiento, tanto de Diputados como de Senadores, entremezclado con una cuestión que no va al fondo de la elección, que es algún posicionamiento que ha tenido la defensora en una foto que encontraron. En virtud de esto, se empezó a obstaculizar».
En ese sentido, explicó que «la objeción que ella tuvo es porque sacaron una foto donde está en una manifestación al lado de Abuelas de Plaza de Mayo con un pañuelo verde». Con ese argumento, distintos organismos «empezaron a obstaculizar la designación para evitar su designación».
Sin embargo, para el defensor provincial esto no podría ser un impedimento. Incluso, sostuvo que todos los postulantes comparten el posicionamiento de Graham en relación a la interrupción legal del embarazo, porque «no hay otra forma que tengan ese posicionamiento». Esto se debe, según explicó, porque «el Comité de los Derechos del Niño, el fallo FAL y todas las resoluciones que hay de organismos internacionales le garantizan a la niña y a la adolescente la interrupción del embarazo».
«No tiene sentido con el fondo porque ella como defensora nacional no podría obstaculizar el ejercicio del derecho de una adolescente de 12 años que exija la interrupción legal del embarazo porque actualmente, por el fallo FAL, lo tiene que garantizar. Entonces es una incongruencia, un tema que se usó para obstaculizar la designación», continuó.