Inicio La Pampa "Es una histórica demanda laboral"

«Es una histórica demanda laboral»

PROTESTA DE TRABAJADORES DE LA SALUD

Una ruidosa protesta llevaron adelante ayer trabajadores y trabajadoras de la salud provincial enrolados en los gremios ATE y Sitrasap: reclaman distintas mejoras laborales y salariales y ese reclamo fue entregado en forma de petitorio a los responsables del ministerio de Salud pampeano.
La protesta se hizo en la helada mañana del martes en la calle 9 de julio, en la puerta del ministerio de Salud, donde el gremio de ATE encabezó la marcha, acompañado por la Utelpa, el Partido Obrero y la Corriente Clasista y Combativa (CCC).
Liliana Rechimont, secretaria general de ATE, aseguró que la pandemia profundizó la precarización laboral, la falta de elementos de protección personal y la inequidad en la designación de guardias.
«La clase política no se puede alejar de la demanda laboral de trabajadores y trabajadoras de la salud, que es histórica. Desde hace muchos años venimos reclamando contra el vaciamiento, la tercerización de servicios, la falta de inversión, de contratación o tener a los compañeros precarizados en el tiempo», apuntó Rechimont en diálogo con la prensa.
La gremialista explicó que la protesta se hizo en el marco del reclamo de trabajadores de las terapias intensivas, a quienes se fueron acoplando «todos los sectores que arrastran conflictos sin resolver, que incluyen también a diferentes localidades».
El lunes, desde Salud se informó que se le otorgarán 10 días de licencias corridos a las y los trabajadores del área, un reclamo que se había profundizado en las últimas semanas en el marco del agotamiento del personal luego de más de un año de pandemia.
«Agradecemos esta licencia especial por diez días, pero es insuficiente. Los compañeros jamás han dejado que el servicio se resienta o se deje sin atención, las licencias acordadas son un tema más. Hay otros que no se han resuelto y que la pandemia profundizó, como la precarización laboral, la falta de elementos de protección personal o la inequidad que hay a la hora de asignar guardias que se utilizan como premios y castigos», remarcó.
En tanto, adelantaron que hoy se harán asambleas en los hospital Lucio Molas y Evita a las 11, y también en el Centeno de General Pico y en el hospital de General Acha.
Rechimont, en tanto, sostuvo que a los funcionarios «no les gusta que les digamos la palabra precarizados, pero hay trabajadores precarizados. Además hay compañeros híbridos, de diferentes leyes, en un sistema en donde trabajan a destajo, sin los mismos derechos o condiciones y no pueden acceder a adicionales que contamos todos y todas. Esta pandemia profundizó la situación de trabajadores que se vieron recargados, se contrató a mansalva personal porque había que atender la pandemia y el personal de salud quedó excluido de todo, porque somos esencialísimos».

«Desatendido».
Con el ruido de sirena de ambulancia y de redoblantes, la protesta reunió a un buen número de manifestantes. Rechimont, por su parte, insistió en que el gobierno «tiene que entender que hay reclamos históricos que no se pueden seguir sosteniendo en el tiempo. Aunque nos den diez días de licencia, que agradecemos, hay cuestiones más profundas en el sistema de salud que hay que sentarse a discutirl. Lo dijimos con todos los ministerios y gobiernos que han pasado».
La sindicalista añadió que «la clase política ha desatendido la situación de trabajadores y trabajadoras. Capaz que mis declaraciones no agradan, pero es la situación en la que vivimos. Tiene que haber una paritaria sectorial, pero por ejemplo, esta paritaria no resuelve el código 037, la diferencia de la hora, nos pagan menos la hora de trabajo y esto es histórico. La clase política no ha atendido a la demanda de trabajadores y trabajadoras y si el sistema de salud no ha colapsado, es porque nos hemos puesto al servicio del pueblo de La Pampa».