Inicio La Pampa "Es una realidad y una demanda"

«Es una realidad y una demanda»

EL CLUB ALL BOYS LANZO OFICIALMENTE EL FUTBOL FEMENINO

El martes 8 de septiembre marcará un antes y un después en la vida deportiva de uno de los clubes más representativos de La Pampa. Ese día, All Boys le abrirá formalmente las puertas al fútbol femenino, atendiendo a una demanda creciente en los últimos años y sumándose así a instituciones que ya cuentan con la actividad como General Belgrano, Atlético Santa Rosa, Deportivo Mac Allister y La Barranca.
Pablo Yorio, presidente del Auriazul, le dio ayer la bienvenida formal a la actividad, que tendrá como responsables a Yasmín Roston y Camila Rojas y que funcionará bajo la órbita del Fútbol Infantil y de Inferiores cuyo coordinador es Nazir Leones.
«En este momento en el que todos estamos complicados por temas de salud y económicos, es bueno destacar que hay un grupo de gente en el club que tiene una visión que va más allá de estos tiempos y se anima a los desafíos y a encarar proyectos como este», destacó el presidente.
«El club siempre se ha caracterizado, más allá del nombre (All Boys es ‘todos los chicos’), por propiciar deportes para ambas ramas», señaló Yorio, aunque admitió que lo del fútbol femenino «era una cuenta pendiente».
«Aunque no es algo que estaba vedado, porque acá tenemos dos ejemplos de chicas que diariamente vienen a jugar a nuestro club», agregó en referencia a Agustina Maldonado y Amalia Altolaguirre, dos de las nenas que hasta ahora venían jugando entre los varones.
«Ahora se abre el fútbol femenino en forma oficial y es un proyecto más dentro del club», cerró el dirigente, antes de dar paso al coordinador Leones, que en principio será «padrino de esta actividad hasta que pueda volar con alas propias».

Una buena.
«El fútbol femenino era uno de nuestros objetivos para este 2020 y este lanzamiento es una arista positiva en un año que para nosotros es, en lo deportivo, bastante triste», remarcó Leones, haciendo referencia al contexto de parate de actividades competitivas por la pandemia de coronavirus.
Nacho, referente de la institución como jugador y desde hace varias temporadas trabajando en la formación de futbolistas, explicó que las prácticas comenzarán el martes 8 de septiembre (desde el 7 regirá la habilitación de la AFA para los entrenamientos) y que las mismas tendrán lugar los martes y jueves de 18 a 19 en el predio del club (a la vera de la ruta 5), para jugadoras de entre 5 a 18 años.
«Es un objetivo cumplido porque era una deuda pendiente que teníamos. Yasmín acercó el proyecto al club y le pudimos dar forma dentro de este contexto, por ahora dentro de la estructura del fútbol formativo», amplió Leones, que invitó a todas las niñas y jóvenes que quieran sumarse a contactarse por las redes del club y ser parte de esta iniciativa. Finalmente, aclaró que por ahora comenzarán con categorías menores, pero que en el futuro, cuando el escenario sanitario lo permita, apuntarán también a formar una Primera División.

Un valor cultural.
La impulsora del proyecto para el fútbol femenino en All Boys es Yasmín Roston, con experiencia como profe de General Paz Juniors de Córdoba, ciudad donde estudió el profesorado de Educación Física y la carrera de Kinesiología.
Roston, que también trabajó como preparadora física del plantel de Primera División de All Boys, destacó la importancia de dar este paso en el club de sus amores, que de esta manera abre las puertas para atender una demanda creciente y para que las mujeres puedan formar parte definitivamente de este «valor cultural» que es el fútbol.
«Entendemos que el fútbol es uno de los deportes más importantes a nivel mundial y especialmente en Latinoamérica y Argentina, y creemos que la mujer no puede quedar ajena a este valor tan cultural y tan importante», subrayó la profe.
«La mujer ya no ocupa las canchas como madre o esposa, sino porque la apasiona el fútbol y merece ser parte como futbolista, profe, DT, socia, hincha y dirigenta», agregó Roston. Y destacó: «Hoy estamos acá porque antes hubo muchísimas mujeres que ocuparon las canchas, y nosotras podemos brindar un proceso deportivo y un desarrollo psicológico y social para mujeres que nunca lo tuvieron».
En el mismo sentido se expresó Camila Rojas, futbolista de Estadio Municipal que trabajará junto a Roston en el Auriazul. «Estoy entusiasmada porque el fútbol femenino va ganando un lugar en los clubes. Nosotras participamos de una Liga (la organizada por el Gobierno provincial) en Primera, pero entendemos que lo más importante y lo que hace falta es trabajar con las formativas; allanar el camino para las que van a venir y para que en algún momento puedan dedicarse a esto», consideró Rojas.

En la Liga Cultural.
Por otra parte, Roston y Yorio remarcaron que la Liga Cultural debería absorber al fútbol femenino dentro de su estructura, para darle el respaldo deportivo e institucional que la actividad necesita para crecer definitivamente.
«El fútbol femenino es una realidad y una demanda, y lo que falta es comenzar», sintetizó Roston tras poner como ejemplo a la Liga Cordobesa en la que trabaja, que tiene 22 clubes en la A y también cuenta con divisiones B y C. «Debería ser una responsabilidad hasta moral fijarse en las mujer deportista como alguien que tiene mucho valor dentro de los clubes», agregó.
«Las ligas deben involucrarse. Cuanto más instituciones tomen decisiones en este sentido, esto va a crecer. Lo que pedimos es responsabilidad en las decisiones y los proyectos», amplió la responsable del proyecto alboyense.
En el mismo tono, el presidente Yorio dijo que «la Liga Cultural debe sumar a su órbita al fútbol femenino», porque de lo contrario se «limita la competencia» fuera de la provincia para intervenir dentro del seno de a AFA. «En esta primera etapa quizás no se haga, pero todo tenderá a que la Liga Cultural absorba al fútbol femenino», concluyó.

Sin público, sin esencia
El presidente de All Boys, Pablo Yorio, se refirió ayer a la posibilidad de que se organice algún torneo de la Liga Cultural para este año, luego de la suspensión del Oficial a causa de la pandemia de coronavirus que obligó a parar todas las competencias en marzo, y remarcó que no ve viable que se pueda jugar sin gente en las tribunas como se barajó en un momento.
«Jugar sin público es quitarle la esencia a nuestro fútbol», señaló el dirigente, y puso como ejemplo a aquellas personas que trabajan toda la semana para una institución y que el domingo deberían quedarse en sus casas sin ver a su equipo. «Es difícil imaginarse jugando sin público», agregó Yorio, atendiendo también a una cuestión económica porque los clubes se nutren de las recaudaciones para solventar los gastos del fútbol de Primera.
En los próximos días, los dirigentes de la Liga Cultural volverán a reunirse para definir si es viable jugar un torneo o definitivamente esperar hasta el año próximo, tal cual decidieron sus pares de la Liga Pampeana. «Tenemos que ser serios porque se ha demostrado que, sanitariamente, en cualquier momento se puede retroceder», advirtió Yorio. «Si se decide iniciar, tenemos que estar seguros de que se pueda continuar», cerró.

El sueño copero de Agustina
En el lanzamiento del fútbol femenino alboyense estuvieron presentes Agustina Maldonado (11) y Amalia Altolaguirre (12), dos de las futbolistas de inferiores del club que hasta ahora debían jugar entre los varones. Tras mostrar su felicidad por este paso que da el Auriazul, Agustina habló de sus sueños coperos. «El más importante es que el club pueda jugar algún día la Copa Argentina o la Copa Libertadores conmigo, con Amalia y con todas las chicas que se sumen», disparó la también jugadora de River. «Quiero decirle a todas las chicas que no esperen más y que vengan a entrenar, porque la vamos a pasar muy bien todas juntas», agregó.